Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Acuerdo 37 de 2005 Consejo Superior Universitario
 
  Fecha de Expedición: 13/09/2005  
  Fecha de Entrada en Vigencia: 13/09/2005
 
  Medio de Publicación:

 
  Sistema de Información Normativa, Jurisprudencial y de Conceptos "Régimen Legal" - Universidad Nacional de Colombia
 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    

ACUERDO 037 DE 2005

(Acta 19 del 13 de septiembre)

Derogado por Art. 40, Acuerdo CSU 033 de 2007.

"Por el cual se definen y reglamentan los programas curriculares de pregrado y de postgrado que ofrece la Universidad Nacional de Colombia"

EL CONSEJO SUPERIOR UNIVERSITARIO

en uso de sus facultades legales y estatutarias, y

CONSIDERANDO:

1. Que entre los fines de la Universidad Nacional de Colombia están formar ciudadanos libres, promover valores democráticos, de tolerancia y de compromiso con los deberes civiles y los derechos humanos y formar profesionales e investigadores sobre una base científica, ética y humanística, dotándolos de una conciencia crítica, que les permita actuar responsablemente frente a los requerimientos y tendencias del mundo contemporáneo y liderar creativamente procesos de cambio.

2. Que en varias oportunidades a lo largo de su historia la Universidad Nacional de Colombia ha reformado, diversificado y actualizado sus programas curriculares de pregrado y de postgrado para responder a las exigencias de la sociedad colombiana, así como a las tendencias mundiales en educación superior.

3. Que la Universidad Nacional de Colombia inició desde el año 2001 un proceso de autoevaluación y evaluación externa de sus programas curriculares de pregrado y de postgrado, que permitió identificar fortalezas y debilidades en la formación de los estudiantes.

4. Que la Universidad Nacional de Colombia estudió los resultados del proceso de autoevaluación y evaluación externa para proponer una reforma curricular de sus programas.

5. Que la Universidad Nacional de Colombia ha visto la conveniencia de definir y relacionar sus programas curriculares de pregrado y de postgrado.

6. Que la Universidad Nacional de Colombia adoptó el sistema de créditos académicos para los programas de postgrado mediante el Acuerdo 020 de 2001 del Consejo Académico y para los programas de pregrado mediante el Acuerdo 001 de 2004 del Consejo Académico.

7. Que es preciso especificar los créditos académicos de los planes de estudio de pregrado y de postgrado, según los objetivos que se propone cada uno.

ACUERDA:

Artículo 1. Definir y reglamentar los programas curriculares de pregrado y de postgrado que ofrece la Universidad Nacional de Colombia; determinar los criterios para el diseño de éstos y de sus planes de estudio; especificar los créditos académicos y establecer las relaciones de los diferentes programas entre sí.

CAPÍTULO I

DEFINICIÓN DE LOS OBJETIVOS DE LOS PROGRAMAS CURRICULARES Y CRITERIOS PARA SU DISEÑO

Artículo 2. La Universidad Nacional de Colombia ofrece programas curriculares de pregrado y de postgrado. Los programas curriculares de postgrado son: Especialización, Especialidad del área de la salud, Maestría y Doctorado.

Artículo 3. Los programas curriculares serán concebidos con base en las competencias que se espera que el estudiante desarrolle durante su proceso de formación y pueda poner en práctica una vez concluido aquél. Se entiende por competencia la comprensión y apropiación de conocimientos, destrezas y habilidades propias de las ciencias y las técnicas, las artes y las humanidades.

Los programas de pregrado y de postgrado deben desarrollar competencias tales como autonomía, trabajo en grupos interdisciplinarios, habilidades interpersonales, liderazgo, capacidad para administrar información, compromiso con la calidad, ética profesional, participación en una cultura del discurso crítico, responsabilidad social y compromiso con el medio ambiente.

Artículo 4. Los objetivos de formación de los programas curriculares de pregrado y de postgrado que ofrece la Universidad Nacional de Colombia son:

1. Pregrado:

Desarrollar competencias generales de un área de conocimiento y específicas de una profesión o disciplina que permitan a un graduado desempeñarse idóneamente en el mundo profesional o vincularse a programas de postgrado. Entre las competencias generales están: aprender a aprender, analizar, sintetizar, interpretar, argumentar, crear, proponer, tomar decisiones, desarrollar actitudes y habilidades investigativas y destrezas tecnológicas fundamentales, y leer y comprender una segunda lengua. Los Consejos de Facultad definirán la opción u opciones de segunda lengua que se requerirán para los estudiantes de esa Facultad.

2. Postgrado:

2.1 Especialización:

Profundizar y desarrollar competencias en temas específicos de una profesión, disciplina, arte o técnica.

2.2 Especialidad del área de la salud:

Desarrollar competencias profesionales y de investigación en las áreas clínico quirúrgicas mediante el desarrollo de actividades docente asistenciales e investigativas.

2.3 Maestría:

Desarrollar competencias para diseñar y participar en actividades de investigación o creación; o actualizar, asimilar e incorporar en el ejercicio profesional la producción científica y tecnológica para resolver problemas particulares de un campo profesional. De acuerdo con estos objetivos y en función del énfasis puesto en el proceso formativo, las Maestrías podrán desarrollar perfiles de carácter predominantemente investigativo o de carácter predominantemente profesional.

2.4 Doctorado:

Desarrollar competencias para proponer, dirigir y realizar investigación de manera autónoma, producir conocimiento original y participar en la construcción de comunidades académicas.

Artículo 5. Al diseñar los programas curriculares de pregrado y de postgrado deberán tenerse en cuenta los siguientes criterios:

1. Determinar, en términos de competencias, los perfiles de los futuros egresados y los objetivos específicos del programa. Tanto los perfiles como los objetivos específicos deberán ser coherentes con lo dispuesto en el artículo 4 del presente Acuerdo. En el caso de los programas de postgrado, también deberá especificarse el perfil del aspirante.

2. Los perfiles de los futuros egresados y los objetivos específicos permitirán determinar y vincular entre sí las diferentes actividades académicas que conformarán el plan de estudios.

3. Cada uno de los objetivos específicos deberá estar contenido y materializarse en las asignaturas que hacen parte del plan de estudios.

4. Para cada asignatura se deben proponer estrategias de enseñanza, aprendizaje y evaluación para que durante su formación el estudiante identifique y resuelva sus debilidades y potencie sus fortalezas, de tal manera que desarrolle el perfil propuesto por el programa.

5. Todo programa curricular deberá obedecer a principios de pertinencia para el país y de responsabilidad social.

Parágrafo. Cada programa podrá precisar las conexiones explícitas pregrado ¿ postgrado.

Artículo 6. Los programas curriculares de pregrado y de postgrado se desarrollarán de acuerdo con un plan de estudios, que estará conformado por actividades académicas tales como seminarios, cursos, talleres, rotaciones, prácticas, ciclos de conferencias, trabajos de grado, trabajos finales o tesis, entre otras. Salvo los trabajos finales de las especialidades del área de la salud y las tesis de maestría y de doctorado, las actividades académicas serán organizadas y estructuradas en asignaturas.

Parágrafo. Los planes de estudio de los programas de doctorado podrán contemplar o no asignaturas.

Artículo 7. Todo plan de estudios debe especificar al menos:

1. El nombre de las asignaturas y los objetivos de cada una en términos de desarrollo de competencias.

2. Las estrategias propuestas de enseñanza, aprendizaje y evaluación de cada asignatura.

3. La intensidad por semana de cada asignatura (número de horas de trabajo presencial y de trabajo independiente) y el número de créditos de cada una.

4. La intensidad por semana de la totalidad de las asignaturas que componen el plan de estudios para cada periodo académico, es decir, el número total de horas de trabajo presencial y de trabajo independiente por semana.

5. La duración en períodos académicos, el número de créditos por período y el número total de créditos del plan.

6. Los prerrequisitos de las asignaturas, si los hubiere.

7. Las rutas, itinerarios u opciones de formación que puede tomar un estudiante matriculado en el programa al cual pertenece el plan de estudios.

CAPÍTULO II

CRÉDITOS ACADÉMICOS

Artículo 8. Se entiende por crédito académico la unidad de medida del tiempo de trabajo que debe realizar el estudiante en cada una de las asignaturas y actividades académicas establecidas en un plan de estudios de pregrado o de postgrado. El trabajo académico del estudiante será calculado teniendo en cuenta el trabajo presencial y el trabajo independiente.

1. El trabajo presencial está constituido por el tiempo durante el cual el estudiante interactúa con el profesor u otros estudiantes, física o virtualmente, a través de clases magistrales, talleres, clínicas, laboratorios, seminarios, asesorías, tutorías, trabajos de campo y prácticas profesionales y académicas, entre otras.

2. El trabajo independiente del estudiante está constituido por el tiempo que el estudiante dedica a su estudio personal para cada asignatura o actividad académica.

Artículo 9. El cálculo de los créditos se hará con base en la intensidad y duración del plan de estudios. La intensidad de las asignaturas de pregrado y de postgrado se calculará y medirá empleando la unidad de crédito académico.

Parágrafo. Se entiende por intensidad el tiempo de trabajo académico (trabajo presencial y trabajo independiente) que un estudiante debe dedicar por semana y por período académico a un plan de estudios. Por duración se entiende el número de semanas de un periodo académico y el número de períodos académicos de un plan de estudios.

Artículo 10. Un crédito académico equivale a 48 horas de trabajo académico que realiza el estudiante dentro de un período académico. El número total de créditos de una asignatura o actividad académica resulta de sumar el tiempo de trabajo presencial (TP) más el tiempo de trabajo independiente (TI), durante un periodo académico dividido por 48 horas.

Si en el cómputo de los créditos resultaren décimas, éstas se aproximarán al número entero superior cuando sean mayores o iguales a cinco; en caso contrario no se tendrán en cuenta.

Artículo 11. Los períodos académicos de los planes de estudio de pregrado serán de 16 semanas. Se exceptúan aquellos planes actualmente aprobados que incluyen actividades académicas que requieren más de 16 semanas, en cuyo caso el cálculo de la duración y de los créditos se modificará correspondientemente. Este número de semanas no incluye las semanas de exámenes o pruebas finales.

Artículo 12. Los períodos académicos de los planes de estudio de postgrado tendrán un número máximo de 16 semanas. Para el área de la salud, la duración de un periodo académico puede ser hasta de 25 semanas, en cuyo caso el cálculo de la duración y de los créditos se modificará correspondientemente. En el caso de las Especialidades del área de la salud, un periodo académico puede ser hasta de 50 semanas.

Artículo 13. Las especializaciones tendrán una duración máxima de dos períodos académicos. La duración mínima y máxima de los demás programas de postgrado será:

1. Especialidades del área de la salud: entre 3 y 10 periodos académicos.

2. Maestrías: entre 3 y 4 periodos académicos.

3. Doctorados: entre 6 y 8 periodos académicos.

Artículo 14. El total de créditos de un plan de estudios de pregrado o de postgrado se obtiene de sumar el total de créditos de cada período académico. En ningún caso se podrá aumentar la duración del plan de estudios con respecto del actualmente vigente, pero sí se la podrá disminuir.

Artículo 15. Los planes de estudio de pregrado y de postgrado, exceptuando el pregrado en Medicina y las especialidades del área de la salud, tendrán las siguientes intensidades y duraciones máximas y el siguiente máximo de créditos por periodo académico y por plan de estudios:

Nivel

Máximo de horas por semana: Intensidad

Máximo número de semanas por periodo académico: Duración

Máximo de períodos académicos: Duración

Máximo de créditos por período académico

Máximo de créditos por plan de estudios

Pregrado

48

16*

10**

16

160**

Especialización

39

16

2

13

26

Maestría

45

16

4

15

60

Doctorado

45

16

8

15

120

* Los pregrados tienen una duración de 16 semanas, con la excepción señalada en el artículo 11.

** La duración del pregrado en medicina es de 12 períodos académicos y tendrá un número mayor de créditos.

Artículo 16. Las especialidades del área de la salud podrán tener una intensidad máxima de 77 horas de trabajo por semana, un número máximo de 50 semanas por periodo académico anual y una duración entre 3 y 10 periodos académicos semestrales. Esta intensidad y duración incluye el trabajo académico y las prácticas.

 CAPÍTULO III

PLAN DE ESTUDIOS DE PREGRADO

Artículo 17. Todo plan de estudios de pregrado deberá tener un ciclo básico y un ciclo disciplinar profesional.

1. El objetivo del ciclo básico es desarrollar competencias generales y específicas de un área del conocimiento que permitan a los estudiantes situar la disciplina o la profesión en el contexto del área disciplinar o profesional a la que pertenece.

2. El objetivo del ciclo disciplinar profesional es desarrollar competencias generales y específicas necesarias para la aplicación de conceptos, técnicas, métodos, temas y problemas fundamentales de una profesión o disciplina específica. La asignatura trabajo de grado, en los programas que la incluyan, formará parte del ciclo disciplinar profesional.

Parágrafo. Al diseñar un plan de estudios de pregrado se deberá determinar el número de créditos del ciclo básico y el número de créditos del ciclo disciplinar profesional.

Artículo 18. Todo plan de estudios contemplará créditos de libre elección por parte del estudiante. Estos créditos podrán ser cursados i) tomando asignaturas del plan de estudios del programa en el que se encuentra matriculado el estudiante, en cuyo caso profundiza en temas de su propia profesión o disciplina; ii) cursando asignaturas de cualquier otro programa de pregrado; o iii) tomando asignaturas que no pertenezcan a ningún plan de estudios. Estos créditos de libre elección constituirán como mínimo un 10% del total de créditos del plan de estudios.

Artículo 19. Adicionalmente, todo plan de estudios contemplará créditos que el estudiante deberá cursar por fuera del programa en que se encuentra matriculado. El objetivo de estos créditos es que los estudiantes conozcan métodos, técnicas y lenguajes diferentes a los de su área de conocimiento, profesión o disciplina y constituirán como mínimo un 10% del total de créditos del plan de estudios.

Artículo 20. Los programas podrán definir y ofrecer, de su propio plan de estudios, un conjunto de asignaturas que constituirán áreas menores para estudiantes de otros programas y que para éstos puede formar parte de los créditos de libre elección. Un área menor tendrá entre 18 y 25 créditos.

Por área menor se entiende el conjunto de asignaturas de un plan de estudios que permite a un estudiante una formación adicional en un área diferente a la de su programa. Las áreas menores contribuyen a la formación interdisciplinaria y podrán facilitar el tránsito de graduados de programas de pregrado en un área a programas de postgrado en otra área.

CAPÍTULO IV

PLANES DE ESTUDIO DE POSTGRADO

Artículo 21. Entre las actividades académicas del plan de estudios, las especialidades del área de la salud incluirán la realización de un trabajo final, y las maestrías y los doctorados comprenderán la realización de una tesis. Los programas de especialización no requieren de la realización de un trabajo final.

Artículo 22. Un programa de maestría que pretenda desarrollar tanto perfiles profesionales como investigativos deberá tener planes de estudio de igual duración y de igual número de créditos para ambos perfiles. La diferencia entre uno y otro perfil estará dada por el número de créditos otorgados a la tesis en cada caso.

Artículo 23. Los programas de doctorado podrán incluir un examen de calificación dentro del plan de estudios. Las características y número de créditos de este examen deberán ser definidas y explicitadas por el Consejo de Facultad.

Artículo 24. Las tesis de Maestría y Doctorado deberán ser elaboradas en forma individual.

Artículo 25. Los Comités Asesores de Postgrado podrán autorizar la realización en grupos, de dos (2) estudiantes, de los trabajos finales de las especialidades del área de la salud, pero su evaluación se hará en forma individual.

Artículo 26. El número de créditos del trabajo final constituirá entre el 10% y el 20% del total de créditos del plan de estudios.

Artículo 27. El número de créditos de la tesis de maestría constituirá entre el 20% y el 50% del total de créditos del plan de estudios.

Artículo 28. En los programas de doctorado el proyecto de tesis constituirá el 10% del total de créditos del plan de estudios y la tesis de doctorado mínimo el 70% del total de créditos del plan de estudios.

Artículo 29. Todo trabajo final, tesis de maestría y tesis de doctorado tendrá un director que será nombrado por el Consejo de Facultad, a propuesta del Comité Asesor de Postgrado, y deberá cumplir con los siguientes requisitos:

a. Ser profesor de la Universidad Nacional de Colombia.

b. Poseer título del mismo nivel o superior al título que aspira el estudiante.

c. Para directores de tesis de doctorado acreditar, ante el Consejo de Facultad, experiencia investigativa y publicaciones recientes.

Parágrafo. En casos especiales, el trabajo final y las tesis de maestría y de doctorado podrán tener un codirector, quién deberá cumplir con los requisitos b y c del presente artículo.

Artículo 30. Los Consejos de Facultad podrán definir criterios adicionales para el nombramiento de directores y de codirectores. En casos excepcionales, podrán nombrar, como directores, profesores, investigadores o profesionales de altas calidades que no cumplan con los requisitos a o b del artículo 29 del presente Acuerdo y como codirectores, profesores, investigadores o profesionales de altas calidades que no cumplan con el requisito b del artículo 29 del presente Acuerdo.

Artículo 31. Toda tesis de maestría será evaluada por un jurado calificador compuesto por dos miembros, nombrado por el Consejo de Facultad a propuesta del Comité Asesor de Postgrado. Toda tesis de doctorado será evaluada por un jurado calificador compuesto mínimo por tres miembros, nombrado por el Consejo de Facultad a propuesta del Comité Asesor de Postgrado, de los cuales al menos uno deberá ser externo a la Universidad Nacional de Colombia. Los miembros del jurado calificador deberán cumplir con los requisitos b y c del artículo 29 del presente Acuerdo.

Parágrafo 1. Los Consejos de Facultad podrán definir criterios adicionales para el nombramiento de los miembros del jurado calificador. En casos excepcionales, podrán nombrar profesores, investigadores o profesionales de altas calidades que no cumplan con el requisito b del artículo 29 del presente Acuerdo.

Parágrafo 2. Los directores y codirectores de las tesis de maestría y de doctorado no podrán formar parte del jurado calificador.

Artículo 32. A propuesta del Comité Asesor de Postgrado, el Consejo de Facultad nombrará a los directores, a los codirectores si los hubiere, y a los miembros del jurado calificador.

Artículo  33. La definición, las modalidades, los objetivos y los criterios para la elaboración y evaluación del trabajo final y de las tesis serán aprobados por los Consejos de Facultad con base en propuestas presentadas por los Comités Asesores de Postgrado.

Parágrafo 1. Texto original subrayado fue modificado por art. 1, Acuerdo CSU 052 de 2005. Los Consejos de Facultad tendrán la potestad de reglamentar si las tesis (de maestría y de doctorado) pueden ser homologadas por artículos publicados por el estudiante, como autor único, en revistas internacionales indexadas o en revistas nacionales indexadas en categoría A. En todo caso, los artículos deberán estar basados en la investigación realizada por el estudiante dentro del respectivo programa, y deberá darse crédito explícito tanto al programa como a la Universidad Nacional de Colombia. El conjunto de artículos deberá formar un todo coherente y deberá ser presentado con una introducción y unas conclusiones. A este documento se le aplicarán las normas establecidas en el presente Acuerdo para las tesis.

Parágrafo 2. Los Consejos de Facultad deberán reglamentar el procedimiento de entrega y archivo de los trabajos finales y de las tesis de maestría. Toda tesis de doctorado deberá ser entregada a la Biblioteca Central y a la Biblioteca de la respectiva sede en forma digital.

Artículo 34. Normas sobre trabajos finales de las especialidades del área de la salud. Todo trabajo final de especialidad del área de la salud se regirá por las siguientes normas:

1. Para inscribir el trabajo final, el estudiante elaborará una propuesta que deberá ser aprobada por un profesor que cumpla con los requisitos señalados en los artículos 29 y 30 del presente Acuerdo. El estudiante entregará al Comité Asesor de Postgrado una copia de la propuesta, junto con el concepto elaborado por el profesor. Por solicitud del Comité Asesor de Postgrado, el Consejo de Facultad nombrará al profesor como director.

2. Como resultado del trabajo final, el estudiante deberá presentar un informe escrito al director, quien lo evaluará y calificará.

3. La nota definitiva del trabajo final será numérica entre cero (0) y cinco (5). La nota mínima aprobatoria será de tres cinco (3,5).

4. En caso de que el trabajo final no obtenga calificación aprobatoria, el estudiante podrá volver a presentarlo en un plazo no mayor de 60 días calendario. Si nuevamente la calificación es reprobatoria, el estudiante no podrá optar al respectivo título y quedará desvinculado del programa.

Artículo 35. Normas sobre tesis de maestría. Toda tesis de maestría se regirá por las siguientes normas:

1. Para inscribir la tesis, el estudiante elaborará una propuesta que deberá ser aprobada por un profesor que cumpla con los requisitos señalados en los Artículos 29 y 30 del presente Acuerdo. El estudiante entregará al Comité Asesor de Postgrado una copia de la propuesta, junto con el concepto elaborado por el profesor. Por solicitud del Comité Asesor de Postgrado, el Consejo de Facultad nombrará al profesor como director.

2. El Consejo de Facultad podrá definir criterios adicionales para la aprobación de propuestas de tesis de maestría.

3. Cuando el director considere que la tesis está lista para ser evaluada, deberá enviar dos copias al Comité Asesor de Postgrado.

4. Por solicitud del Comité Asesor de Postgrado, el Consejo de Facultad nombrará a los dos miembros del jurado calificador.

5. Con los conceptos escritos de los jurados, el Comité Asesor de Postgrado citará a la sustentación pública, a la cual deberán asistir el jurado calificador, el director de la tesis y el director del programa curricular o su delegado. La sustentación podrá hacerse por videoconferencia.

6. El Consejo de Facultad, por solicitud del Comité Asesor de Postgrado, podrá autorizar que la sustentación pública de las tesis de un programa sea reemplazada por un examen que se realizaría únicamente ante el jurado calificador y ante el director del programa curricular o su delegado, más una presentación pública para aquellas tesis aprobadas.

7. Como resultado de la sustentación pública, el jurado calificador decidirá por unanimidad si la tesis es aprobada, reprobada o queda pendiente, lo cual quedará registrado en un acta.

8. Si el jurador calificador no llega a un consenso, en el acta se registrará la nota como pendiente y se especificarán las modificaciones exigidas por éste. El jurado calificador tendrá hasta 10 días hábiles para acordar las modificaciones.

9. El estudiante podrá volver a presentar la tesis corregida dentro de un plazo no mayor de 60 días calendario. La entregará al director del programa curricular, quien la enviará al jurado calificador. Éste verificará si se hicieron las modificaciones sugeridas y decidirá si la tesis es aprobada o definitivamente reprobada, lo cual quedará registrado en un acta. Si todavía el jurado no llega a un consenso se nombrará un tercer jurado y se decidirá por mayoría.

10. Si la tesis es reprobada, el estudiante no podrá optar al respectivo título y quedará desvinculado del programa.

Artículo 36. Normas sobre tesis de doctorado. Toda tesis de doctorado se regirá por las siguientes normas:

1. Desde el momento en que un aspirante es admitido a un programa de doctorado, el Consejo de Facultad, por solicitud del Comité Asesor de Postgrado, le nombrará un director.

2. Para inscribir la tesis, el estudiante entregará tres copias del proyecto de tesis con el visto bueno de su director al Comité Asesor de Postgrado.

3. Por solicitud del Comité Asesor de Postgrado, el Consejo de Facultad nombrará un jurado calificador de tres miembros.

4. El Comité Asesor de Postgrado citará a la sustentación pública del proyecto de tesis. A la sustentación pública deben asistir el director, el jurado calificador y el director del programa curricular o su delegado. La sustentación podrá hacerse por videoconferencia.

5. El Consejo de Facultad, por solicitud del Comité Asesor de Postgrado, podrá autorizar que la sustentación pública de los proyectos de tesis de un programa sea reemplazada por un examen que se realizaría únicamente ante el jurado calificador y ante el director del programa curricular o su delegado, más una presentación pública para aquellos proyectos aprobados.

6. El jurado calificador evaluará el proyecto de tesis y decidirá por consenso si se aprueba o no, lo cual quedará registrado en un acta.

7. Si no se aprueba el proyecto se registrará en el acta como pendiente y se especificarán las modificaciones exigidas por el jurado calificador. Éstas deberán ser acordadas con el director. En este caso, el estudiante tendrá hasta un período académico para corregir el proyecto y deberá entregarlo al director del programa curricular para que lo envíe al jurador calificador. Éste decidirá sobre su aprobación o reprobación definitiva, lo cual quedará registrado en un acta. En caso de reprobar el proyecto de tesis, el estudiante será desvinculado del programa.

8. Una vez aprobado el proyecto de tesis, el Comité Asesor de Postgrado informará al Consejo de Facultad.

9. Cuando el director considere que la tesis está lista para ser evaluada, deberá enviar las copias necesarias al Comité Asesor de Postgrado.

10. Por solicitud del Comité Asesor de Postgrado, el Consejo de Facultad nombrará un jurado calificador compuesto mínimo por tres miembros, de los cuales al menos uno será externo a la Universidad Nacional de Colombia.

11. Con los conceptos escritos de los jurados, el Comité Asesor de Postgrado citará a la sustentación pública de la tesis, a la cual deberán asistir el jurado calificador, el director de la tesis y el director del programa curricular o su delegado. La sustentación podrá hacerse por videoconferencia.

12. El Consejo de Facultad, por solicitud del Comité Asesor de Postgrado, podrá autorizar que la sustentación pública de las tesis de un programa sea reemplazada por un examen que se realizaría únicamente ante el jurado calificador y ante el director del programa curricular o su delegado, más una presentación pública para aquellas tesis aprobadas.

13. Como resultado de la sustentación, el jurado calificador decidirá por consenso si la tesis es aprobada, reprobada o queda pendiente, lo cual quedará registrado en un acta. Si el jurador calificador no llega a un consenso, la calificación de la tesis quedará pendiente.

14. En caso de que la calificación de la tesis quede pendiente, en el acta deberán especificarse las modificaciones exigidas por el jurado calificador y el tiempo que requiere el estudiante para hacerlas. El jurado calificador tendrá hasta 10 días hábiles para acordar las modificaciones. Dependiendo del tipo de modificaciones, el jurado calificador podrá autorizar hasta dos períodos académicos para que el estudiante pueda volver a presentar la tesis corregida.

15. Una vez realizadas las correcciones, el estudiante deberá enviar la tesis corregida al director del programa curricular, quien la remitirá a cada uno de los miembros del jurado calificador. Éste decidirá si la tesis corregida requiere o no de una segunda sustentación y decidirá por consenso la aprobación o reprobación de la tesis. En caso de no existir consenso, el jurado calificador decidirá por mayoría la aprobación o reprobación definitiva de la tesis.

16. En caso de que la tesis sea reprobada el estudiante no podrá optar al respectivo título y será desvinculado del programa.

Artículo 37. Texto original subrayado fue modificado por art. 1, Acuerdo CSU 053 de 2005. Régimen de transición. El Rector, en coordinación con el Consejo Académico, dictará las medidas reglamentarias y administrativas que sean necesarias para poner en ejecución lo dispuesto en el presente Acuerdo para los programas curriculares de pregrado y de postgrado. Al ajustarse a esta reforma, cada programa deberá incluir una propuesta de plan de transición para los estudiantes actualmente matriculados en ese programa, y deberá señalar las equivalencias entre asignaturas.

Las modificaciones introducidas por el presente Acuerdo se aplicarán a todos los estudiantes activos y a los que ingresen por primera vez o reingresen a los programas de pregrado y de postgrado, a partir del segundo periodo académico de 2006.

Parágrafo. En el evento de que algunos programas curriculares tengan su reforma y plan de transición debidamente aprobados por el Consejo Académico antes de finalizar el Segundo Semestre Académico de 2005, se les autoriza a poner en ejecución el nuevo plan de estudios a partir del Primer Semestre Académico de 2006 para todos los estudiantes activos y para los que ingresen por primera vez o reingresen a los programas de pregrado y de postgrado.

Artículo 38. Aprobación. Los programas curriculares de pregrado y postgrado, modificados según las disposiciones del presente Acuerdo surtirán los trámites de aprobación previstos en las normas de la Universidad, en particular lo dispuesto en el numeral 2, del artículo 22 del Acuerdo 011 de 2005 del Consejo Superior Universitario, Estatuto General.

Artículo  39. El presente Acuerdo deroga los siguientes Acuerdos del Consejo Académico: 014 de 1990, 015 de 1999, 068 de 2002, 001 de 2004, y 017 de 2005.

Así mismo, deroga los artículos 2, 3, 4, 17, 18, 19, 21, 22, 23, 25, 26, 27, 28, 29, 30 y los literales a, b, c y d del artículo 46 del Acuerdo 020 de 2001 del Consejo Académico. Y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias.

Artículo 40. Vigencia. El presente Acuerdo rige a partir de la fecha de su publicación en el Diario Oficial1.

Artículo 41. El Anexo "Exposición de Motivos para la definición y reglamentación de los programas curriculares de pregrado y de postgrado que ofrece la Universidad Nacional de Colombia" hace parte integral del presente Acuerdo.

COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE.

Dado en Bogotá, a los trece (13) días del mes de septiembre del año dos mil cinco (2005).

CECILIA MARÍA VÉLEZ WHITE

Presidenta

ELIZABETH LÓPEZ RICO

Secretaria

NOTAS DE PIE DE PÁGINA:

1 Publicado en el Diario Oficial No. 46.060 del 13 de Octubre de 2005, fecha en la cual entra en vigencia.

ANEXO

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS PARA LA DEFINICIÓN Y REGLAMENTACIÓN DE LOS PROGRAMAS CURRICULARES DE PREGRADO Y DE POSTGRADO QUE OFRECE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

Este Acuerdo contiene la definición de los objetivos de los programas curriculares de pregrado y de postgrado que ofrece la Universidad Nacional, los criterios para el diseño de sus planes de estudio y el número de créditos para cada programa. Al unir los temas propiamente curriculares en un solo acuerdo se ordenan las normas de una manera más adecuada, coherente y útil para el manejo y desarrollo de los programas de pre y postgrado en la Universidad Nacional.

Este Acuerdo es en sentido estricto una construcción colectiva. Fue discutido directamente por la Dirección Nacional de Programas Curriculares (DNPC) con un grupo de profesores designados en los talleres de enero de 2005 sobre postgrados, con los Vicedecanos de la Sede de Bogotá, el Comité Nacional de Programas Curriculares, el Comité de Vicerrectores, el Consejo Académico y con otros cuerpos colegiados de la Universidad Nacional como el Consejo de la Sede de Manizales y con los profesores y profesoras de la Facultad de Enfermería. A su vez, las Direcciones Académicas de las Sedes de Medellín, Manizales y de Palmira lo han discutido con los Vicedecanos y Coordinadores Curriculares y de la misma manera, los Vicedecanos de las Facultades de la Sede de Bogotá lo han discutido con los Coordinadores Curriculares. En algunos casos, los resultados de estas discusiones fueron enviados por escrito a la DNPC. También, profesores y profesoras de manera espontánea han enviado sus propios comentarios y sugerencias, y la DNPC fue invitada por algunas universidades (la Universidad de los Andes y la Escuela Colombiana de Ingeniería), y asociaciones profesionales (geólogos y administradores) a exponer los temas de la Reforma Académica.

Todas las observaciones fueron tenidas en cuenta, examinadas y discutidas en los grupos y cuerpos colegiados que trabajaron sobre el acuerdo. Algunas sugerencias fueron incorporadas al texto total o parcialmente y otras se descartaron al concluir, después de un análisis detenido, que no eran pertinentes.

El espíritu con el que se pensó este Acuerdo es de amplitud, flexibilidad y suficiente generalidad como para que pueda ser aplicado a todas las áreas de las ciencias y las técnicas, las artes y las humanidades que se enseñan en la Universidad. Se hizo un gran esfuerzo para no descender a los casos particulares y plantear los temas en forma tan amplia y general como para no prohibir lo que para algunos sería deseable ni exigir lo que para otros sería una infecunda camisa de fuerza. De ahí que la palabra podrá aparezca con alguna frecuencia. De este modo, se pretende dar a los Consejos de Facultad y a los Comités Asesores de Programas de Pregrado y de Postgrado una mayor amplitud y flexibilidad para aplicar la norma general e indica la confianza implícita en las comunidades y en sus criterios académicos.

Tal vez la apuesta curricular más importante de este Acuerdo y su gran diferencia con las normas anteriores fue pensar los programas de pregrado y de postgrado como niveles de formación que se relacionan entre sí, no como universos educativos inconexos y discontinuos. De ahí que la educación se piense como un proceso constante, a lo largo de la vida: la formación de un estudiante no se agota y concluye en el pregrado sino que después de éste hay un conjunto de competencias por adquirir y desarrollar, y tales competencias se alcanzan en el postgrado, donde la Universidad Nacional tiene una experiencia y liderazgo importantes en el contexto nacional.

Varias estrategias curriculares se plantean en este Acuerdo para relacionar el pregrado con el postgrado: la primera son las competencias. Los objetivos de formación de los programas deberán ser definidos con base en competencias y para cada nivel de formación se especificaron algunas de ellas, lo cual permite dar una identidad formativa a cada nivel y aclarar cuáles son los alcances educativos de cada uno, evitando así superposiciones o repeticiones innecesarias.

La segunda estrategia son los créditos académicos. Los planes de estudio de pregrado y de postgrado utilizarán la misma unidad de medida para calcular el trabajo de los estudiantes: el crédito que es igual a 48 horas. Con el fin de tener un cálculo más preciso de los créditos se introdujeron los conceptos de intensidad y duración. El primer concepto hace referencia al número de horas (presenciales e independientes) que un estudiante puede dedicar a su plan de estudios a la semana y por duración el número de semanas que componen un período académico.

En el caso de la intensidad, se decidió que para los programas de pregrado, excepto el pregrado en medicina, la intensidad máxima de trabajo académico fuera de 48 horas por semana. Pensemos que un profesor de dedicación exclusiva dedica 44 horas semanales a su trabajo en la Universidad. En cambio para los postgrados se propusieron las siguientes intensidades máximas: 39 horas para las especializaciones y 45 horas para las maestrías y los doctorados. En cuanto a la duración se plantea que los periodos académicos de pregrado sean de 16 semanas; en cuanto a los planes de estudio de postgrado, éstos podrán organizarse en menos semanas por periodo académico, a juicio de los Comités Asesores. El número de créditos aprobado es el resultado de un estudio detallado de los niveles y de un consenso entre los diferentes grupos que participaron en su discusión y redacción.

Relación entre competencias, asignaturas y créditos

Los objetivos de cada una de las asignaturas del plan de estudios deberán expresarse y concretarse en competencias. A su vez los objetivos de las asignaturas estarán acompañados de estrategias de enseñanza, aprendizaje y evaluación con el fin de que profesores y estudiantes sepan si las competencias propuestas se están formando o no. De esta manera, las asignaturas son el medio por el cual se desarrollan las competencias definidas por un programa.

Propuestos los objetivos y las estrategias de enseñanza, aprendizaje y evaluación de las asignaturas, el programa tendrá que calcular el trabajo académico (trabajo presencial e independiente) que requiere un estudiante para alcanzar los objetivos. Este cálculo se hará, como se dijo anteriormente, con base en los créditos académicos, teniendo siempre en cuenta la intensidad máxima por semana que puede tener un plan de estudios. En tal caso, los créditos son un atributo de la asignatura, en cuanto son un medio para calcular el trabajo académico requerido para desarrollarlas, y las asignaturas son el medio por el cual se desarrollan las competencias.

¿En qué consiste la reforma a los pregrados?

De manera semejante al Acuerdo 014 de 1990, los planes de estudio de pregrado contendrán un ciclo básico y un ciclo disciplinar-profesional. Así, puede decirse que los estudiantes tendrán una formación general al principio que se irá especificando a lo largo de la carrera al cursar el ciclo profesional, pero sin llegar hasta las profundizaciones. Se suprime del Acuerdo la noción de líneas de profundización pues la experiencia mostró que en muchos casos éstas contribuyeron a la especialización prematura, efecto no deseado por quienes hicieron la reforma de 1990. Igualmente se suprime la noción de electivas propias del plan que aunque no figuran en el acuerdo 014 de 1990, fueron introduciéndose subrepticiamente en muchos planes de estudio. Asimismo se elimina la noción de cursos de contexto. Las líneas de profundización y los contextos desaparecen del Acuerdo, pero serán reemplazados por un mínimo de 20% del total de créditos del plan de estudios que se distribuirán así: mínimo un 10% del total de créditos del plan será de libre elección por parte del estudiante y mínimo un 10% del total de créditos del plan tendrá que ser cursado obligatoriamente por fuera del propio plan de estudios (Artículos 18 y 19). Con esto se mantiene y profundiza el espíritu del acuerdo 014 de 1990 en cuanto a fomentar la formación interdisciplinaria en el estudiante y el desarrollo de su autonomía y responsabilidad.

Las líneas de profundización, los contextos y las electivas propias del plan podrán seguirse ofreciendo, sin esas denominaciones, como asignaturas del ciclo básico o del ciclo disciplinar-profesional de un plan de estudios, o simplemente como asignaturas que ofrece alguna unidad académica. Una consecuencia marginal aunque importante de esta modificación es aligerar el léxico y la tipología enmarañada del Acuerdo 014 de 1990 que definía demasiados tipos de asignaturas diferentes ocasionando montañas de solicitudes estudiantiles de homologación de un tipo de asignatura por otro.

Pero quizás la reforma más importante del pregrado consiste en que mientras para el Acuerdo 014 de 1990 la disciplina o la profesión se reproducían en el pregrado y en éste se resumía la formación de un colega, con la actual reforma el pregrado se entiende como un primer nivel de formación y la educación se realiza a lo largo de la vida.

Por esta razón, se introduce la noción de área menor como una innovación en el pregrado para aquellos estudiantes ávidos de perspectivas interdisciplinarias que podría conducir a un estudiante a la doble titulación y/o dirigirlo hacia algún programa de postgrado. El área menor es un conjunto de asignaturas para estudiantes provenientes de otros programas que estén interesados en enriquecer su formación. Éstas se componen de asignaturas que ya existen, no se trata de crear un conjunto de asignaturas especiales. El área menor permite relacionar el pregrado con el postgrado al hacer posible el paso fluido de graduados de un área hacia postgrados en otras áreas. Con ello se soluciona en parte el problema de las nivelaciones en los programas de postgrado. Pero es obvio que no todos los programas están obligados a ofrecer áreas menores ni todos los estudiantes están obligados a tomarlas. No se deben confundir las nociones de área menor y de línea de profundización.

¿En qué consiste la reforma a los postgrados?

Especializaciones, especialidades del área de la salud y maestrías

En cuanto a las especializaciones se precisó su alcance y enunciación, y se modificó su duración, máximo dos periodos académicos. A tono con su definición de profundizar en temas específicos, desaparece la obligatoriedad del trabajo final para las especializaciones debido a que se considera que la profundización y desarrollo de competencias determinadas debe darse en cada actividad académica que compone el programa, no al final de éste.

Por otra parte, desaparecen las especializaciones del área de la salud, contempladas en el acuerdo 020 de 2001, que eran programas a medio camino entre las especializaciones corrientes y las especialidades del área de la salud, cuando en realidad, por su alcance, corresponden más bien a la definición de las maestrías de corte profesional.

En las especialidades del área de la salud se introduce una modificación respecto al trabajo final, el cual será evaluado y calificado con nota numérica por el director. Estas especialidades obedecen a una larga tradición establecida en Colombia y en América Latina para la formación de especialistas clínico quirúrgicos y aunque se mantienen la definición y los alcances contemplados en el acuerdo 020 de 2001, se espera que en esta área se fortalezca la investigación para que a mediano plazo puedan ofrecerse también doctorados.

Quizás lo más novedoso de la reforma a los postgrados es la entrada en escena de las maestrías profesionales y de maestrías de investigación, con igual número de créditos. Su diferencia radica en el número de créditos que se otorga a la tesis de investigación y a la tesis profesional. Con ello, respondemos a un clamor de la comunidad académica, especialmente en áreas profesionales, muchas de ellas limitadas a los programas de especialización que fueron convirtiéndose prácticamente en programas de maestría por su carácter y su alcance.

Se ha argumentado que no es clara la diferencia entre las maestrías de corte profesional y las especializaciones. La diferencia radica en que la especialización es un programa curricular sobre un tema puntual o sobre un problema específico, mientras que el ámbito de la maestría profesional es más amplio. Algunos ejemplos permiten precisarla: temas específicos y delimitados como diseño de encuestas, conducción de entrevistas, gestión de proyectos agropecuarios, nutrición animal, dan lugar a especializaciones, mientras que psicología clínica, biotecnología, entomología o geotecnia dan lugar a maestrías de perfil profesional o investigativo.

Una modificación que se hizo a la maestría fue la supresión de la evaluación integral porque muchos programas la entendían como un examen de conocimientos, cuando el espíritu del acuerdo 020 de 2001 era entenderla como una valoración del estudiante, de su desempeño general y de sus posibilidades de concluir exitosamente el programa.

Planes de estudio de postgrado

Para los planes de estudio de los programas de postgrado no se establecen, como en el pregrado, componentes o estructuras curriculares por considerarlo innecesario. Cada programa deberá decidir qué tipo de actividades académicas requiere para llevar a cabo sus objetivos de formación. En el caso de los doctorados, éstos tienen como actividad académica central la realización de una tesis, de tal manera que todas las actividades del plan de estudios deben estar orientadas hacia ese propósito.

Los créditos en las especialidades del área de la salud

Uno de los objetivos de formación más importantes de una especialidad médico-quirúrgica es la adquisición de destrezas y habilidades, lo que incluye automatización de conductas y de respuestas motoras para responder de una manera acertada, efectiva y rápida en circunstancias de naturaleza cambiante. Por esta razón un estudiante de especialidad del área de la salud debe dedicar a su programa los siete días de la semana, no cinco como es tradicional en otros programas de postgrado, y tener períodos académicos de 25/50 semanas. En otras palabras, para desarrollar esas competencias, un estudiante de especialidad debe vivir casi todo el año y todos los días de la semana en un hospital o centro de entrenamiento. Además, y tal vez sea el argumento más contundente que permita comprender la diferencia entre una especialidad y otro programa de postgrado, es que el tiempo del estudiante está sujeto a los tiempos, contingencias e imponderables de un paciente: el estudiante debe velar por el cuidado y el bienestar permanente del paciente, mientras éste se encuentre bajo su responsabilidad en una institución.

Un estudiante de especialidad del área de la salud puede incluso trabajar más de las 11 horas diarias que se reconocen oficialmente en el Acuerdo, puesto que además de cumplir con turnos clínicos, que por lo general inician a las 4 de la tarde y concluyen al otro día a la 7 de la mañana, debe también realizar las siguientes actividades: elaborar las historias clínicas de los pacientes que tiene a cargo, y efectuar el registro de evolución diaria de los hospitalizados, participar en reuniones clínicas donde profesores y estudiantes analizan maneras de resolver los problemas que se presentan en el hospital, hacer consulta externa, asistir a seminarios, participar en clubes de revistas para actualizar el conocimiento sobre temas relacionados con los pacientes y los temas de especialización, y cumplir horas de quirófano, entre otras. Además, para promocionarse de un periodo académico a otro, los estudiantes de postgrado o "residentes" deben elaborar y presentar un trabajo escrito. Este trabajo de promoción puede comprender un resumen sistemático de la experiencia clínica acumulada por el estudiante, puede ser un informe preliminar de un trabajo de intervención e investigación clínica, o puede corresponder a la descripción de una nueva modalidad diagnóstica o terapéutica.

Estas son las razones por las cuales se establece un máximo de 77 horas de trabajo a la semana y se mantiene el número de semanas especificado en el acuerdo 020 de 2001 para las especialidades del área de la salud.

Examen de calificación de doctorado

En cuanto a los doctorados, el examen de calificación será opcional para aquellos programas que así lo deseen. El argumento para hacerlo opcional es que en muchos casos, el examen de calificación se convirtió en un cuello de botella, dado que muchos programas no tienen claro qué y cómo evaluar, y en ocasiones se han convertido en una sustentación subrepticia del proyecto de tesis. Algunos programas reportaron que este examen distrae a los estudiantes de la realización de su tesis y otros programas explicaron que estudiantes que aprobaron dicho examen no concluyeron la tesis: en tal caso, el examen de calificación no fue un filtro efectivo que permitiera saber si el estudiante estaba o no preparado para concluir su investigación. Por el contrario, otros programas argumentaron que el examen de calificación era indispensable para evaluar el conocimiento general de un área. Por estas razones, la decisión de incluir o no un examen de calificación se dejó a criterio de quienes diseñan un programa de doctorado.

Tesis de maestría y de doctorado

En este acuerdo se reconoce que la maestría no es tampoco el último nivel de formación y que no es en la maestría donde se forman los investigadores, aunque se incluyan en este nivel competencias de investigación. De ahí que ciertos procedimientos se hayan simplificado. Por ejemplo, los proyectos de tesis de maestría serán aprobados por el profesor que los va a dirigir, quien se compromete así con el estudiante. El comité asesor no aprueba proyectos de tesis de maestría, sólo registra la información.

Relación entre pregrado y doctorado

Tal como se establece en el acuerdo, la tesis doctoral y su proyecto constituyen como mínimo un 80% del total de créditos del doctorado, dejando así un 20% máximo para seminarios y cursos. Al establecer que el plan de estudios de un doctorado puede ser solamente la tesis doctoral, se ha querido contemplar la posibilidad de que los estudiantes que ingresan con una gran experiencia investigativa, no requieran cursos y puedan ingresar directamente a realizar la tesis, de común acuerdo con su director.

Ello no excluye a aspirantes sin título de maestría que provengan directamente del pregrado puesto que los programas determinarán las rutas, itinerarios u opciones de formación para los estudiantes. Así, un estudiante en estas condiciones será asesorado por su director para que curse los créditos necesarios en la maestría. La maestría de investigación y el doctorado serán programas con una gran articulación y coherencia, pero es claro que el nivel de maestría puede ser terminal para muchos estudiantes.