Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Concepto 81 de 2005 Oficina Jurídica Nacional
 
  Fecha de Expedición: 16/02/2005  
  Fecha de Entrada en Vigencia:
 
  Medio de Publicación:

 
  Sistema de Información Normativa, Jurisprudencial y de Conceptos "Régimen Legal" - Universidad Nacional de Colombia
 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    

OFICINA JURÍDICA NACIONAL

OJN 081

Bogotá, D.C., 16 de febrero de 2005

Profesor

FABIO FAJARDO

Departamento de Física

Universidad Nacional de Colombia

Asunto: Comunicación radicada el 02 de diciembre de 2004.

Respetado profesor Fajardo:

Como respuesta a su derecho de petición esta oficina le manifiesta lo siguiente:

1. Con relación al punto primero de su comunicación debe aclararse que la sentencia C-093 de 2001 citada en el OJN- 628, se relacionó como un fundamento jurisprudencial para demostrar que no todo trato diferente implica una discriminación. En el contexto de la Constitución Política resulta jurídicamente posible el establecimiento de diferenciaciones positivas, como un mecanismo idóneo para la efectivización del derecho fundamental de igualdad.

2. En cuanto a la presunta discriminación que estaría contenida en el Acuerdo 017 del 2004 en el sentido de exigir la categoría de Profesor Asociado para poder ser elegido como representante profesoral ante el Consejo de Facultad, en contravía de lo dispuesto en el Acuerdo 010 de 2000, que exige la categoría de profesor asistente, para el cargo de Director de la Unidad Básica, debe aclararse, que si bien ambas calidades exigen ámbitos importantes de responsabilidad, no revisten el mismo nivel decisorio.

Adicionalmente al anterior argumento, esta oficina se permite relacionar algunos de los planteamientos consignados en el Acta donde los miembros del Consejo Superior Universitario estudiaron la exigencia acreditar la categoría de Profesor Asociado para poder ser elegido como representante profesoral:

El consejero Acosta plantea que no se opondrá en el sentido ético y académico a que haya calidades académicas mínimas para los aspirantes a la representación, pues éstos deben ser auténticos y ejemplares líderes académicos, pero también se ha comprometido a defender el derecho de elegir y ser elegidos para todos. Respecto de la exigencia de calidades, recuerda que se ha expresado descontento por parte de algunos profesores por la calidad de los representantes que han tenido en cuerpos como el Consejo Superior, consideran que el discurso de muchos representantes no se distancia en nada del discurso estudiantil, y señalan que ello se debe a que no hay exigencia de calidades académicas mínimas para optar por la representación. A partir de esta posición, ha solicitado un récord de los actuales representantes profesorales en cuanto a su producción académica, títulos de postgrado y su categoría, y, aunque la gran mayoría tiene algún título de postgrado, ciertamente ha verificado las observaciones hechas por muchos acerca de que las posiciones en contra del fortalecimiento de los postgrados y de la investigación corresponden a docentes que carecen de estas calidades.

(...) Comunica que ha recibido propuestas aún más drásticas como que para ser aspirante a la representación profesoral, se debe exigir la categoría de Profesor Asociado con título de postgrado y con una producción académica equivalente por lo menos al promedio de la producción de la Facultad. Señala que el Estado no ha invertido para que los profesores sean diferentes.

A la anterior interpelación del Consejero Acosta se le manifiesta lo siguiente: Le recuerdan al consejero que hay profesores, a los que él también representa, que sí tienen títulos, y consideran que su voto no sería consecuente con ellos. El Rector le comparte una reflexión en torno a la reiterada posición del consejero Acosta: lo que dice el consejero Acosta es que ética, intelectual y lógicamente está con la propuesta pero por razones políticas tiene que votar en contra.

La Ministra cree que siempre se estará afectando intereses de alguien con cualquier decisión y cree que lo que un representante debe hacer siempre es pensar antes de decidir y poner esa reflexión por encima de todo lo gremial. El consejero Hakim cree que con ese tipo de decisión, el consejero Acosta está apoyando a una masa profesoral a la que no le interesa el conocimiento y que no le está produciendo gran cosa a la Universidad Nacional. Disiente del modo de pensar del consejero Acosta porque lo considera una persona estructura da y pensante, pero que está anteponiendo un asunto gremial a la lucidez de pensar que el país merece una mejor Universidad Nacional.

La Ministra propone votar el proyecto de acuerdo. Votan a favor los consejeros Julio Colmenares, Carl Langebaeck, Ramsés Hakim, el representante de los estudiantes, y la Ministra; y vota en contra el consejero OrIando Acosta. El Consejo Superior aprueba el proyecto y expide el Acuerdo 017."

3. Con relación al punto tercero de su derecho de petición debe indicarse, que el establecimiento de requisitos mínimos legales o reglamentarios para el ejercicio de ciertos cargos o dignidades, no va en contravía del principio constitucional de la participación de los ciudadanos en las decisiones que los afectan, al contrario se pretende con tales herramientas la distinción de roles y de responsabilidades de los servidores públicos, de acuerdo con su grado de profesionalización, especialización y conocimiento de la administración pública, en aras del buen servicio público; sin embargo y en el caso particular de la Universidad Nacional de Colombia, el establecimiento de requisitos responde no sólo a criterios de naturaleza administrativa sino académica, que permita el cumplimiento de los fines institucionales, por lo que resulta razonable que los profesores que pretendan participar de los cuerpos colegiados de la Universidad, deban acreditar una categoría docente determinada, que para el caso en cuestión es la de Profesor Asociado, sin que con ello se esté conculcando los derechos fundamentales de los docentes que no acreditan tal categoría.

4. Finalmente en lo que alude a los requisitos académicos que deberían acreditar los docentes que ocupan cargos académico administrativos, este asunto por su trascendencia debe ser objeto de estudio, dentro del marco de la reforma del Estatuto de Personal Académico que actualmente se está discutiendo.

Cordialmente,

SONIA STELLA ROMERO TORRES

Jefe