Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Concepto 422 de 2006 Oficina Jurídica Nacional
 
  Fecha de Expedición: 23/05/2006  
  Fecha de Entrada en Vigencia:
 
  Medio de Publicación:

 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    
 

OFICINA JURÍDICA NACIONAL

OJN-0422

Bogotá D.C. 23 de mayo de 2006.

Doctora

Alba Lucía Marín

División de Personal Académico

Universidad Nacional de Colombia

Bogotá, D.C

Asunto: Su oficio DPAC-103 del 08 de mayo de 2006

Respetada doctora:

En atención al asunto contenido en el oficio de la referencia, mediante el cual se solicita concepto sobre la vinculación de docente de cátedra de planta que hacen parte del personal académico de carrera y que simultáneamente ostentan la calidad de pensionados, esta Oficina le manifiesta lo siguiente:

En primer orden, debe indicarse que las inhabilidades e incompatibilidades al ser taxativas son de interpretación restrictiva a los casos o situaciones específicamente señaladas en la ley.

Régimen de Inhabilidades e Incompatibilidades de los servidores - Autonomía Universitaria:

La Corte Constitucional al analizar la constitucionalidad del régimen disciplinario de la Universidad en la sentencia C-829 de 2002 manifestó lo siguiente:

"La expedición del régimen disciplinario hace parte integral de los atributos jurídicos que se derivan del ejercicio legítimo de la autonomía universitaria, y en consecuencia se encuentra conforme a la Carta Política, sin embargo destacó que su reglamentación y ejecución debe guardar armonía con las garantías fundamentales previstas en la Constitución Política y en la ley 734 de 2002, sobre el particular no sobra indicar lo siguiente:

Desde luego, asuntos como lo relativo a las formas y requisitos para el ingreso a la actividad docente, los ascensos dentro de la carrera respectiva, los estímulos a profesores en casos determinados o la no concesión de estos últimos, serán asuntos propios del estatuto docente en cada universidad. Pero escaparán a éste para regirse por la ley disciplinaria faltas que impliquen la violación del régimen de inhabilidades e incompatibilidades de todos los servidores públicos, así como aquellas que por su extrema gravedad no puedan ser desconocidas por el régimen interno de las universidades sino regularse por las normas de carácter general disciplinario expedidas por el Estado. manifestó que no hacen"

Del pronunciamiento jurisprudencial se colige que las inhabilidades e incompatibilidades son las que la Constitución o la ley señale, sin perjuicio de las que el propio ente autónomo consagre para sus servidores, dentro de su régimen disciplinario.

Por lo antes señalado, resulta necesario analizar los casos objeto de consulta de conformidad con lo previsto en la Constitución Política que al respecto en su artículo 128 establece lo siguiente:

"...Nadie podrá desempeñar simultáneamente más de un empleo público ni recibir más de una asignación que provenga del tesoro público, o de empresas o de instituciones en las que tenga parte mayoritaria el Estado, salvo los casos expresamente determinados por la ley.

Entiéndase por tesoro público el de la nación, el de las entidades territoriales y el de las descentralizadas. "

Debe indicarse que la prohibición para el servidor público de percibir doble asignación del tesoro, se encuentra desarrollada legalmente por el artículo 19 de la ley 4 de 1992 en los siguientes términos:

"Artículo 19. Nadie podrá desempeñar simultáneamente más de un empleo público, ni recibir más de una asignación que provenga del tesoro público, o de empresas o de instituciones en las que tenga parte mayoritaria el Estado.

Exceptúense las siguientes asignaciones:

a) Las que reciban los profesores universitarios que se desempeñen como asesores de la Rama Legislativa;

b) Las percibidas por el personal con asignación de retiro o pensión militar o policial de la Fuerza Pública;

c) Las percibidas por concepto de sustitución pensional;

d) Los honorarios percibidos por concepto de hora cátedra;

e) Los honorarios percibidos por concepto de servicios profesionales de salud;

f) Los honorarios percibidos por los miembros de las juntas directivas, en razón de su asistencia a las mismas, siempre que no se trate de más de dos juntas;

g) Las que a la fecha de entrar en vigencia la presente ley beneficien a los servidores oficiales docentes pensionados.

PARAGRAFO. No se podrán recibir honorarios que sumados correspondan a más de ocho (8) horas diarias de trabajo a varias entidades".

No sobra indicar que la Corte Constitucional mediante sentencia C-133 de 1993 estableció, que "el término 'asignación' comprende toda clase de remuneración que emane del tesoro público, llámese sueldo, honorario, mesada pensional, etc.

1. Docentes de Cátedra: Cabe anotar que la excepción señalada en el literal d) del artículo 19 de la ley 4 de 1992 con fundamento en lo señalado en la sentencia C-006 de 1996 mediante el cual la Corte Constitucional sostuvo que "estos profesores de cátedra tienen también una relación laboral subordinada, por cuanto cumplen una prestación personal de servicio, igual a la que realizan los profesores de tiempo completo, de medio tiempo o los llamados ocasionales a que se refiere el artículo 74. Ellos devengan una remuneración por el trabajo desempeñado y están sujetos a una subordinación como se les exige a los otros, como horario, reuniones, evaluaciones, etc., contemplados en el reglamento.

Entonces frente a esta similar situación de hecho que identifica la misma relación de trabajo subordinado de estos servidores públicos, debe corresponderles el mismo tratamiento en cuanto a prestaciones sociales, que deben pagárseles proporcionalmente al trabajo desempeñado. Otro tratamiento desconocería el principio de igualdad y de justicia y sería evidentemente discriminatorio. Por tanto se declarará también la inexequibilidad por unidad normativa del aparte del artículo 73 de la misma ley."

De otra parte el literal c del artículo 24 del Decreto ley 1210 de 1993 señala que los actuales profesores de cátedra y medio tiempo continuarán regulados en cuanto a incompatibilidades por el régimen especial previsto en el artículo 30 del Decreto 82 de 1980, de conformidad con el artículo 78 de la ley 30 de 1992. Los que se vinculen en estas dedicaciones a partir de la vigencia del presente Decreto se regirán por las normas legales vigentes.

A su vez el artículo 30 del Decreto ley 82 de 1980 señala lo siguiente:

"El ejercicio de la docencia en dedicación de medio tiempo y de cátedra no es incompatible con el desempeño de cargos públicos, con el ejercicio profesional, ni con la celebración de contratos con la administración pública, excepto con la Universidad"

2. De los pensionados con anterioridad a la ley 4 de 1992:

La excepción señalada en el literal g) del artículo 19 de la ley 4 de 1992, sólo rige para los servidores oficiales docentes que a 18 de mayo de 1992, que hubiesen adquirido el derecho a la pensión. Quiere esto decir, que los docentes que a esa fecha, no reunían los requisitos legales indispensables para obtener el reconocimiento de pensión, no puede recibir dos asignaciones del tesoro público, aunque una de éstas tenga el carácter de pensión; aún más, que a partir de esa fecha, no hay posibilidad legal de percibir doble asignación, una como docente y otra como pensionado.

De lo expuesto, se puede concluir lo siguiente:

1. El régimen de inhabilidades e incompatibilidades es de reserva del legislador.

2. El término asignación del tesoro público comprende sueldo, honorario, prestación, mesada pensional o cualquier otro proveniente del erario público.

3. Los docentes de medio tiempo o de cátedra que se hubiesen vinculado a la Universidad Nacional de Colombia, con anterioridad a junio de 1993, época en la cual entró a regir el Decreto ley 1210, podrán concurrentemente percibir su remuneración por la cátedra, con la asignación derivada del desempeño de cargos públicos o con la derivada de contratos celebrados con la administración pública.

4. Lo anterior, sólo implica para los docentes amparados por esa norma, la viabilidad jurídica de percibir además de su asignación como catedráticos la mesada pensional, pero en manera alguna comporta la facultad de percepción concurrente de dos pensiones derivadas del erario público.

5. Así las cosas los docentes, que se hayan vinculado con posteridad a junio de 1993, no quedan amparados por la excepción señalada en el artículo 30 del decreto ley 82 de 1980 y en consecuencia les está prohibido la percepción simultáneamente de dos asignaciones del tesoro público, como sería mesada pensional y asignación como catedráticos, por lo que lo procedente sería si pretenden continuar vinculados a la institución suspender el disfrute de su pensión, con el propósito de no infringir el artículo 128 de la Constitución Política.

6. De otra parte los docentes que aún sin ser beneficiarios del Decreto 82 de 1980 pretendan ampararse en el literal g) del artículo 19 de la ley 4 de 1992 como excepción a la prohibición de doble asignación del tesoro público, deben acreditar haber adquirido el derecho a la pensión antes de la entrada en vigencia de la ley 4 de 1992.

En los anteriores términos se absuelve el objeto de consulta, de conformidad con lo previsto en el artículo 25 del Código Contencioso Administrativo.

Cordialmente,

ELDA FRANCY VARGAS BERNAL

Jefe (e)