Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Concepto 25 de 2010 Oficina Jurídica Nacional
 
  Fecha de Expedición: 21/06/2010  
  Fecha de Entrada en Vigencia:
 
  Medio de Publicación:

 
  Sistema de Información Normativa, Jurisprudencial y de Conceptos "Régimen Legal" - Universidad Nacional de Colombia
 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    

OFICINA JURÍDICA NACIONAL

Concepto  25

MEMORANDO

Para:

Dra. María Inés Granados Urrea, Jefe oficina Nacional de Control Interno

Consecutivo:

648

Referencia:

Oficio ONCI- 309 radicado el 14 de mayo de 2010

Fecha:

21 de junio del 2010

En respuesta a su solicitud de concepto relacionado con la pérdida de la calidad de estudiante y la aprobación de reingresos, al respecto se observa:

ANTECEDENTES:

La Oficina Nacional de Control Interno ha conocido de algunos casos de ex estudiantes de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y sociales de la Sede Bogotá que durante el primer semestre del año 2009, habiendo perdido la calidad de estudiantes por bajo rendimiento académico durante la vigencia del Acuerdo 101 de 1977, solicitaron aplicación de los principios de favorabilidad de la ley e igualdad, al Consejo de dicha Facultad a efectos de renovar matrícula, entre los mencionados casos, se tienen los asuntos de José Alfredo Caycedo Vásquez y William Eduardo Castiblanco Aponte a quienes se les autorizó la renovación de matrícula.

FUENTE FORMAL

Artículo 71 del Código Civil

Ley 153 de 1887

Acuerdo 101 de 1977 del Consejo Superior Universitario

Acuerdo 020 de 2001 del Consejo Superior Universitario

Acuerdo 033 de 2007 del Consejo Superior Universitario

Acuerdo 008 de 2008 del Consejo Superior Universitario

Acuerdo 014 de 2008 del Consejo Académico, artículos 1, 4, 7 y 8

Resolución 235 de 2009 de la Vicerrectoría Académica

Resolución 239 de 2009 de la Vicerrectoría Académica

OTRAS FUENTES:

Memorando 0687 del 8 de mayo de 2008 de la Oficina Jurídica Nacional, concepto sobre ámbito de aplicación del estatuto estudiantil.

Memorando 1564 del 28 de diciembre de 2009 de la oficina Jurídica Nacional, concepto sobre reingresos.

Oficio CSU- 419 el 28 de agosto de 2009 del Consejo Superior Universitario

DESCRIPTORES

Efectos de la ley en el tiempo.

Principio de favorabilidad

PROBLEMA JURÍDICO

¿Al estudiante que perdió su calidad por bajo rendimiento académico bajo la vigencia del Acuerdo 101 de 1977, por principio de favorabilidad y bajo la vigencia del acuerdo 008 de 2008 puede hacer uso de la renovación de matrícula?

TÉSIS JURÍDICA:

En vigencia del Acuerdo 008 de 2008 quien haya perdido la calidad de estudiante no puede renovar matrícula, salvo que se le haya autorizado el reingreso de conformidad con lo dispuesto en el artículo 46 del citado estatuto.

FUNDAMENTOS NORMATIVOS:

I. NORMAS INTERNAS SOBRE LA MATERIA:

ACUERDO 101 DE 1977:

A. PÉRDIDA DE LA CALIDAD DE ESTUDIANTE (ARTÍCULO 3):

1. Cuando se ha completado el ciclo de estudios previsto.

2. Cuando no se haya hecho uso, sin causa justificada a juicio del Consejo Directivo de la Facultad, del derecho de matrícula o de renovación de esta, en los plazos señalados por la Universidad, o después de vencidos los términos de reserva de que tratan los artículos 9 y 10.

3. Cuando por bajo rendimiento académico, de acuerdo con lo establecido en los artículos 38, 40 y 411, no se pueda renovar la matrícula. (Modificados por el Acuerdo 32/79 del CSU artículo 2 y 94 de 1997 artículo 6)

4. Cuando se haya impuesto una sanción académica o disciplinaria que en forma temporal o permanente anule dicha calidad.

5. (Modificado por Acuerdo 94/97 del CSU, artículo 1.) Cuando por enfermedad, debidamente comprobada por la División de Salud de la Universidad Nacional, el Consejo de Facultad considere inconveniente la participación temporal o definitiva del estudiante en la vida de la comunidad.

B. RENOVACIÓN DE LA MATRÍCULA.

Artículo 26. La matrícula debe renovarse para cada período académico mediante el cumplimiento de los siguientes requisitos:

A. Presentar el formulario proforma de registro, que se suministrará al estudiante al terminar el anterior período académico.

B. Presentar el recibo de pago del valor de renovación de la matrícula.

C. Presentar los recibos de paz y salvo exigidos por la Universidad en general, y por la correspondiente Facultad, en particular.

PARÁGRAFO 1. Una vez renovada la matrícula, se autorizará el registro de las asignaturas y se hará la revalidación del carné estudiantil.

PARÁGRAFO 2. Los estudiantes que después de dieciocho (18) meses de iniciada la carrera no hayan presentado su diploma de bachiller o de normalista superior, deberán hacerlo para poder renovar la matrícula. En caso de que no lo hicieren, no se les expedirán certificados de estudios ni se les renovará la matrícula.

ARTÍCULO 27. Tanto la matrícula como su renovación deben realizarse dentro de los plazos establecidos en el calendario académico y causarán los derechos que correspondan al sistema de matrículas según las disposiciones de la Universidad.

C. REINGRESOS:

Acuerdos 77/90 y 05/91, artículo1 del CSU: "Por el cual se concede una autorización a los Consejos Directivos y a los Consejos de Decanos"

Artículo 1. Autorizar a los Consejos Directivos de Facultad para decidir sobre las solicitudes de reingreso por primera vez de quienes perdieron la calidad de estudiantes, excepto aquellos que fueron sancionados disciplinariamente por los Consejos Académico o Superior.

Artículo 2. La decisión de reingreso se tomará con base en los siguientes criterios:

a. El rendimiento académico, caracterizado por aspectos como el último semestre que cursó, las notas y los promedios obtenidos, número de asignaturas del Plan de Estudios aprobadas, repetidas y por cursar para terminar, aptitudes y capacidades en la disciplina o profesión de que se trate y otros aspectos que se estimen convenientes por el Consejo Directivo.

b. Evaluación de las causas que motivaron o podrían explicar la pérdida de la calidad de estudiantes y su relación con el rendimiento académico.

c. Conceptos del profesor, consejero o tutor, si los hubiere y del Director de Carrera.

d. Las pruebas de suficiencia de que trata el Artículo 3o. del presente Acuerdo.

Artículo 3. Los Consejos Directivos podrán establecer, de acuerdo con los Comités de Programas Curriculares, las pruebas de suficiencia que estime necesarias para ciertos tipos de solicitudes de reingreso, así como todos los aspectos de organización.

Artículo 4. En los casos de reingreso para presentar el Trabajo de Grado, se requiere que el Director del mismo certifique el tiempo máximo previsto para su terminación.

Artículo 5. (Modificado por Acuerdo 05/91 del CSU, Artículo 1.) Los Consejos de Decanos definirán, previo concepto del correspondiente Consejo Directivo, las solicitudes de reingreso de quienes hayan perdido la calidad de estudiante por segunda vez.

Parágrafo. Los Consejos Directivos y los Consejos de Decanos serán las únicas instancias de decisión en las solicitudes de primer o segundo reingreso, respectivamente.

Artículo 6. Los Consejos Directivos informarán a las Vicerrectorías Académica y de Estudiantes sobre reingresos aprobados".

Acuerdos 034/02 del CSU, artículo 2 y 006/04 del Consejo Académico, artículo 1. "Por el cual se modifican algunas disposiciones del Reglamento Estudiantil de Pregrado, del Acuerdo 119 de 1.987 del Consejo Superior Universitario y del Estatuto de Personal Administrativo, y se dictan otras disposiciones"

Artículo 2. (Delegado por Acuerdo 006/04 del Consejo Académico, artículo 1) Delegase en los Consejos de Sede el estudio y decisión de reingreso por tercera y última vez a estudiantes de programas de pregrado, sobre la base de los siguientes criterios:

a. El análisis del rendimiento académico, caracterizado por aspectos tales como el semestre en que inició la carrera, el último semestre que cursó, las notas y los promedios obtenidos, el número de asignaturas del Plan de Estudios aprobadas, repetidas y por cursar para terminar la carrera, las aptitudes y capacidades en la disciplina o profesión de que se trate, el tiempo estimado para concluir la carrera y otros aspectos que se estimen convenientes por parte del Consejo.

b. Evaluación de las causas que motivaron o podrían explicar la pérdida de la calidad de estudiante en las tres oportunidades anteriores y su relación con el rendimiento académico del solicitante.

c. Conceptos del profesor consejero o tutor y del Director del Programa. El Consejo de Sede podrá establecer las pruebas que estime necesarias para evaluar la conveniencia de otorgar el reingreso.

El análisis relacionado con los literales a. y b. precedentes debe ser realizado por el Comité Asesor del Programa Curricular correspondiente y avalado por el respectivo Consejo de Facultad.

- ACUERDO 008 DE 2008

A. PÉRDIDA DE LA CALIDAD DE ESTUDIANTE:

ARTÍCULO 44. Pérdida de la calidad de estudiante en Pregrado. "Un estudiante de pregrado pierde la calidad de estudiante por alguna de las siguientes razones:

1. Culminar exitosamente los planes de estudio en los que fue aceptado.

2. No cumplir con los requisitos exigidos para la renovación de la matrícula, en los plazos señalados por la Universidad.

3. Presentar un Promedio Aritmético Ponderado Acumulado menor que tres punto cero (3.0).

4. No disponer de un cupo de créditos suficiente para inscribir las asignaturas del plan de estudios pendientes de aprobación.

5. Recibir sanción disciplinaria de expulsión o suspensión impuesta de acuerdo con las normas vigentes".

B. DE LA MATRÍCULA:

(...)

ARTÍCULO 14. Renovación de matrícula: En cada período académico el estudiante renovará la matrícula una vez cancele el valor de ésta, se encuentre a paz y salvo por todo concepto y realice la inscripción de asignaturas o actividades académicas. En caso contrario se pierde la calidad de estudiante

C. RENDIMIENTO ACADEMICO:

ARTÍCULO 40. Promedio de calificaciones de las asignaturas. El promedio de calificaciones numéricas se ponderará teniendo en cuenta el número de créditos de cada asignatura.

ARTÍCULO 41. Promedio académico. Para calcular el promedio académico se procede de la siguiente manera:

1. Se multiplica la última calificación definitiva obtenida en cada asignatura cursada por el número de créditos de la asignatura.

2. Se suman todos los productos anteriores y el resultado se divide por la suma total de créditos de las asignaturas antes consideradas.

ARTÍCULO 42. Promedio académico ponderado acumulado. Para calcular el Promedio Aritmético Ponderado Acumulado se tienen en cuenta las calificaciones definitivas de todas las asignaturas cursadas. Esto es, cuando una asignatura se cursa más de una vez se tendrán en cuenta las calificaciones definitivas obtenidas cada vez.

El promedio Aritmético Ponderado Acumulado se calcula de la siguiente manera:

1. Se multiplica cada calificación definitiva por el número correspondiente de créditos de la asignatura cursada

2. Se suman todos los productos anteriores y el resultado se divide por la suma total de créditos cursados

Parágrafo: El promedio aritmético ponderado acumulado es una medida de desempeño académico, de uso exclusivo e interno de la Universidad. Para la expedición de certificados a los egresados se utilizará el promedio académico definido en el artículo 40 y se especificará el número de créditos aprobados y cursados.

ARTICULO 43. RENDIMIENTO ACADEMICO: El rendimiento académico tanto de los estudiantes de pregrado como de posgrado, lo determinará su historia académica y en especial su promedio aritmético ponderado acumulado.

D. DEL REINGRESO DE LOS ESTUDIANTES DE PREGRADO Y POSGRADO:

"ARTÍCULO 46. Los Consejos de Facultad podrán autorizar el reingreso a estudiantes de pregrado, por una única vez, sólo a quienes presenten un Promedio Aritmético Ponderado Acumulado superior o igual a 2.7.

Los estudiantes de posgrado que presenten un Promedio Aritmético Ponderado Acumulado menor que 3.5 no tendrán derecho a reingreso.

PARÁGRAFO 1. Cuando la causa de la pérdida de la calidad de estudiante de pregrado haya sido la de no disponer de un cupo suficiente de créditos para la inscripción, el reingreso otorgado le permitirá al estudiante disponer de un cupo adicional de diez (10) créditos a lo sumo.

PARÁGRAFO 2. Cuando la causa de la pérdida de la calidad de estudiante de posgrado haya sido la de superar el tiempo máximo de permanencia, el reingreso otorgado le permitirá al estudiante disponer de un período académico adicional a lo sumo.

PARÁGRAFO 3. Los Consejos de Facultad no podrán otorgar reingreso a quien lo solicite después de tres años consecutivos de haber perdido la calidad de estudiante".

- ACUERDO 033 DE 2007 DEL CONSEJO SUPERIOR UNIVERSITARIO:

Capítulo V- Régimen de transición:

"(...) Artículo 38. El consejo Académico reglamentará el procedimiento y los tiempos para la implementación del presente Acuerdo que será responsabilidad de las Vicedecanaturas Académicas, Los Directores de las áreas curriculares y los Comités Asesores de carrera, Bajo la Coordinación de la Vicerrectoría Académica..."

- ACUERDO 014 DE 2008 DEL CONSEJO ACADÉMICO: "por el cual se adopta el plan de transición para los estudiantes de la Universidad nacional de Colombia al Estatuto Estudiantil en sus disposiciones académicas, Acuerdo 008 de 2008 del Consejo Superior Universitario.

Artículo 1. AMBITO DE APLICACIÓN. Para los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia que se encuentren matriculados y los que se encuentren en reserva de cupo a la entrada en vigencia del presente Acuerdo y cuya actividad académica se encuentra regulada por normas anteriores a la expedición del Acuerdo 008 de 2008 del Consejo Superior Universitario, se aplicará por una única vez el plan de transición adoptado mediante el presente Acuerdo.

(...)

Artículo 4. REINGRESO: A los estudiantes de pregrado a quienes se les autorice el reingreso para el periodo académico I- 2009, se le asignará un cupo de créditos como el establecido en el plan de transición.

Parágrafo 1: La transferencia de la historia académica de los estudiantes a quienes se les autorice el reingreso a partir del segundo periodo académico de 2009, deberá tener en cuenta lo dispuesto en la Resolución de Rectoría No 689 de 2008, con excepción de lo prescrito en el artículo 2 de la misma

(...)

Artículo 7. PRINCIPIO DE FAVORABILIDAD. Las autoridades administrativas y académicas de la Universidad Nacional de Colombia, en el marco del presente plan de transición, deberán garantizar especialmente la aplicación del principio de favorabilidad prescrito en la Constitución Política de Colombia.

RESOLUCION 239 DE 2009: Por la cual se establece el procedimiento para el estudio de las solicitudes de reingreso presentadas a partir del primer semestre de 2009.

Artículo 1. Reingreso: Es la posibilidad que tiene la persona que haya perdido la calidad de estudiante de la Universidad Nacional de Colombia, por alguna de las razones establecidas en el Estatuto Estudiantil (Acuerdo 008 de 2008 del CSU), de recobrar su condición de estudiante y continuar con sus estudios en el programa curricular al cual fue retirado.

Artículo 2. Tal como lo establece el parágrafo 3 del artículo 46 del Acuerdo 008 de 2008 del CSU, los Consejos de Facultad no podrán otorgar reingreso a quien lo solicite después de tres años consecutivos de haber perdido la calidad de estudiante.

Artículo 3. Para el estudio de un reingreso se seguirá el siguiente procedimiento:

1. Si el solicitante perdió su calidad de estudiante antes del primer periodo académico de 2009, El comité asesor correspondiente elaborará la nueva historia académica del solicitante en el plan de estudios ajustado al Acuerdo 033 de 2008 del CSU. Para ello aplicará la Resolución de la Vicerrectoría Académica por medio de la cual se aprobaron las equivalencias para el plan de estudios correspondiente. Esta historia debe incluir todas las asignaturas cursadas por el solicitante incluyendo las perdidas. Una vez elaborada la nueva historia, se calculará el Promedio Aritmético Ponderado Acumulado - PAPA-, según el procedimiento establecido en el artículo 42 del Acuerdo 008 de 2008 del CSU considerando el total de asignaturas cursadas: aprobadas o perdidas. En el caso que una asignatura del plan de estudios "antiguo" no tenga equivalente en el nuevo, el Comité asesor asignará el número de créditos.

2. Si el solicitante pierde la calidad de estudiante a partir del primer periodo académico del 2009, el Comité Asesor del Programa curricular al que pertenecía el solicitante deberá revisar en el sistema de información académica -SIA- , El Promedio Aritmético Acumulado y las asignaturas pendientes para culminar el plan de estudios.

3. a. Si el solicitante es de posgrado y su Promedio Aritmético Ponderado Acumulado - PAPA- es igual o superir a 3.5. (tres punto cinco) continúa el estudio de la solicitud y el Comité Asesor podrá recomendar o no el reingreso al Consejo de Facultad respetivo; de lo contrario será rechazada.

b. Si el solicitante es de pregrado y su promedio aritmético ponderado acumulado -PAPA- es igual o superior a 2.7 (dos punto 7) continúa el estudio de la solicitud y el Comité Asesor podrá recomendar o no el reingreso al Consejo de Facultad Respectivo; de lo contrario la solicitud será rechazada (artículo 46 del Acuerdo 008 de 2008)

4. A quienes perdieron la calidad de estudiante de pregrado antes del primer periodo académico de 2009 se les calculará un cupo de créditos como lo establece el Acuerdo 008 de 2008 del CSU. Si este cupo es superior al número de créditos faltantes para culminar el plan de estudios se podrá recomendar la solicitud. En caso contrario la solicitud será rechazada.

5. En caso de que el estudiante de posgrado haya perdido la calidad de estudiante por superar el tiempo máximo de permanencia en el programa, el Comité Asesor verificará que las asignaturas que le faltan por aprobar puedan cursarse en un solo periodo académico adicional y podrá recomendar al Consejo de Facultad su reingreso. En caso contrario no podrá hacerlo.

6. El Consejo de Facultad, autorizará o no el reingreso, y en todo caso expedirá la resolución correspondiente y notificará al estudiante sobre su decisión". (subrayado fuera de texto)

II. NORMAS GENERALES SOBRE LA MATERIA:

- Ley 153 de 1987:

Artículo 17: "Las meras expectativas no constituyen derecho contra la ley nueva que las anule ó cercene". (Subrayado fuera de texto).

- Artículo 71 del Código Civil:

1. El artículo 71 del Código Civil dispone lo siguiente:

"La derogación de las leyes podrá ser expresa o tácita.

Es expresa, cuando la nueva ley dice expresamente que deroga la antigua.

Es tácita, cuando la nueva ley contiene disposiciones que no pueden conciliarse con las de la ley anterior.

La derogación de una ley puede ser total o parcial".

III. OTRAS FUENTES:

- OFICIO CSU- 419 DE 2009 DIRIGIDO AL DIRECTOR NACIONAL DE PROGRAMAS DE PREGRADO.

"El Consejo Superior Universitario en su sesión no presencial 09 de 2009, realizada entre el 18 y 21 de agosto, debatió respecto de la aplicación que se ha venido dando por parte de las Facultades a la normatividad asociada a reingresos a programas curriculares de pregrado y postgrado (sic)

Al respecto, el Consejo Superior Universitario, se permite indicar que la aplicación del Acuerdo 008 de 2008 del CSU- Estatuto Estudiantil debe ser estricta en los casos de reingreso y se deberá aplicar el artículo 46 en los siguientes términos:

- Los solicitantes deben tener menos de tres años por fuera del programa

- El promedio académico ponderado acumulado (PAPA) debe ser igual o mayor a 2,7 para pregrado y 3.5 para postgrado.

- Sólo se deben contar los reingresos previos a partir del primer período académico de 2009

Los Consejos de Facultad deberán dar respuesta a las solicitudes y otorgar los recursos de ley a los que tienen derecho los solicitantes. El Consejo Superior Universitario abordará las solicitudes que presenten los ex estudiantes que hayan sido respondidas por las instancias competentes y que por especiales condiciones puedan estimarse como excepción a la normatividad sobre el tema".

IV. ANÁLISIS:

Teniendo en cuenta lo anterior, lo primero que concluye este despacho al verificar la regulación de la pérdida de calidad de estudiante, reingresos y renovación de matrícula es que el Acuerdo 008 de 2008 derogó lo dispuesto por el anterior estatuto de estudiantes de pregrado, en virtud a que reglamentó de manera completa estos temas.

En ese orden de ideas aún que el Acuerdo 008 no observó que derogaba expresamente el Acuerdo 101 de 1977 en las mencionadas materias, lo que se ha efectuado es una derogatoria tácita de las mismas.

Con relación al concepto de derogación de una norma debe indicarse que es la abrogación (abolición o revocación) de la validez de una norma valida por medio de otra norma.

Al respecto explica la profesora Victoria Iturralde en su artículo lenguaje legal y sistema jurídico:2 La derogación se lleva a cabo a través de un enunciado normativo- enunciado derogatorio- que tiene por objeto invalidar las prescripciones dadas en virtud de otros enunciados, y presupone la validez de los enunciados objetos de derogación. Ambas, disposición derogante y disposiciones objeto de derogación están en planos Lingüísticos distintos: la primera funciona como metadisposición respecto a la segunda.

Al respecto de la derogatoria tácita es preciso advertir que se da por que la nueva ley, en este caso el Acuerdo, entró a regular íntegramente la materia, al respecto explica la citada profesora Iturralde, que la misma tiene lugar no a través de un enunciado derogatorio sino de otra formal: "Suelen distinguirse dos clases de derogación tácita, la derogación por inconsistencia, cuando el legislador pública una ley o serie de enunciados en contradicción con otros y la derogación por nueva regulación, cuando el legislador publica un conjunto de enunciados normativos estableciendo una regulación totalmente nueva respecto de una determinada materia"3.

En este contexto es preciso aclarar la situación de la pérdida de calidad de estudiante, la figura del reingreso y la renovación de matrícula.

RESPECTO A LA PÉRDIDA DE LA CALIDAD DE ESTUDIANTE y EL REINGRESO:

Con relación a la pérdida de calidad de estudiante, se tiene, que en el acuerdo 101 de 1977 se regularon las causales para perder tal calidad entre las cuales se observaba el bajo rendimiento académico, el cual se expresaba según el sistema académico de la época en no aprobar al menos la tercera parte de las materias inscritas en el respectivo periodo académico, perder una asignatura por tercera vez, no mantener un promedio igual o superior a 3.2 aún habiendo perdido una asignatura práctica o teórico práctica en la repetición. En el Acuerdo 008 de 2008 se regularon otras causales para perder la calidad de estudiante, entre las cuales por supuesto está el bajo rendimiento académico, el cual se expresa según el nuevo sistema académico en presentar un Promedio Aritmético Ponderado Acumulado menor que tres punto cero (3.0).

Debe ser enfático este despacho en aclarar que la regulación anterior y la nueva contemplan las causales de pérdida de calidad de estudiante por bajo rendimiento académico, máxime cuando la promulgación del nuevo estatuto tuvo como fundamento la excelencia académica en la Universidad Nacional de Colombia.

No obstante el nuevo estatuto estudiantil contempla la figura del reingreso como procedimiento académico excepcional mediante el cual se le otorga calidad de estudiante a una persona que la ha perdido por incumplir con sus deberes como tal4.

El reingreso lo define la Resolución 239/08 de la Vicerrectoría Académica de la Universidad, por la cual se estableció el procedimiento para el estudio de solicitudes de reingreso presentadas a partir del primer semestre de 2009, como la posibilidad que tiene la persona que haya perdido la calidad de estudiante de la Universidad Nacional de Colombia, por algunas de las razones establecidas en el Estatuto Estudiantil, de recobrar su condición de estudiante y continuar con sus estudios en el programa curricular del cual fue retirado.

Ahora bien, como quiera que el reingreso implica el adquirir nuevamente el estatus de estudiante, el Acuerdo 008 de 2008 ha dispuesto unas condiciones para poder acceder al mismo, así dispone el artículo 46 del nuevo estatuto estudiantil que el reingreso a estudiantes de pregrado se concederá por una única vez, a quienes presenten un Promedio Aritmético Ponderado Acumulado superior o igual a 2.7, determinando que cuando la causa de pérdida de calidad de estudiante de pregrado haya sido la de no disponer un cupo suficiente de créditos para la inscripción, el reingreso otorgado le permitirá al estudiante disponer de un cupo adicional de 10 créditos a lo sumo, observando que los Consejos de Facultad no podrán otorgar reingreso a quien lo solicite después de tres años consecutivos de haber perdido la calidad de estudiante.

Teniendo claro que el reingreso es la posibilidad que tiene la persona para recobrar su condición de estudiante, debe verificarse como se aplica la nueva reglamentación relacionada con el tema, esto es, los efectos del tránsito de legislación.

RESPECTO A LA APLICACIÓN DE LA LEY EN EL TIEMPO Y PRINCIPIO DE FAVORABILIDAD:

APLICACIÓN DE LA LEY EN EL TIEMPO:

Para abordar el mencionado tema, es preciso señalar lo que ha determinado la Corte Constitucional con el tránsito de aplicación de reglamentos estudiantiles, al respecto ha observado:

"Si los reglamentos académicos de las universidades tienen sustento constitucional (arts. 67, 69 y 365) y poseen, como se ha visto, un valor normativo similar a los reglamentos administrativos expedidos por las autoridades públicas, constituyendo por lo tanto normas particulares de derecho aplicables dentro del ámbito universitario y con fuerza obligatoria para sus destinatarios -los educandos adscritos al respectivo programa académico- necesariamente hay que concluir que también a dichos reglamentos les es aplicable el principio de la irretroactividad de la ley y, en general, de las normas jurídicas, según el cual estas empiezan a regir a partir de su expedición y promulgación, lo cual es garantía para la protección de las situaciones jurídicas que han quedado consolidadas bajo la vigencia de una determinada normatividad. Por consiguiente, las instituciones universitarias no pueden dictar reglamentos con efectos retroactivos o aplicar las normas contenidas en nuevos reglamentos a situaciones que han quedado definidas o consolidadas bajo un régimen normativo anterior. Si de hecho lo hacen, violan los arts. 58 y 83 de la Constitución que consagran el respeto por los derechos adquiridos, el principio de la buena fe, y la confianza legítima o debida, íntimamente vinculada a éste, cuyo contenido y alcance ha sido precisado varias veces por la Corte5.

Ahora bien, respecto de la aplicación general de las normas en el tiempo ha expresado la Corte Constitucional en sentencia C- 619 de 2001: "Normas constitucionales relativas al efecto de las leyes en el tiempo. Desarrollo legal de las mismas. Normas relativas al tránsito de las leyes procesales. "...Con fundamento en las normas constitucionales transcritas, puede afirmarse que en relación con los efectos de la ley en el tiempo la regla general es la irretroactividad, entendida como el fenómeno según el cual la ley nueva rige todos los hechos y actos que se produzcan a partir de su vigencia. Obviamente, si una situación jurídica se ha consolidado completamente bajo la ley antigua, no existe propiamente un conflicto de leyes, como tampoco se da el mismo cuando los hechos o situaciones que deben ser regulados se generan durante la vigencia de la ley nueva. La necesidad de establecer cuál es la ley que debe regir un determinado asunto, se presenta cuando un hecho tiene nacimiento bajo la ley antigua pero sus efectos o consecuencias se producen bajo la nueva, o cuando se realiza un hecho jurídico bajo la ley antigua, pero la ley nueva señala nuevas condiciones para el reconocimiento de sus efectos.

La fórmula general que emana del artículo 58 de la Constitución para solucionar los anteriores conflictos, como se dijo, es la irretroactividad de la ley, pues ella garantiza que se respeten los derechos legítimamente adquiridos bajo la ley anterior, sin perjuicio de que se afecten las meras expectativas de derecho. No obstante, la misma Carta fundamental en el mencionado artículo, autoriza expresamente la retroactividad de las leyes penales benignas al reo, o de aquellas que comprometen el interés público o social. Ahora bien, cuando se trata de situaciones jurídicas en curso, que no han generado situaciones consolidadas ni derechos adquiridos en el momento de entrar en vigencia la nueva ley, ésta entra a regular dicha situación en el estado en que esté, sin perjuicio de que se respete lo ya surtido bajo la ley antigua.

Sobre este tema la jurisprudencia de esta Corte, como también la de la h. Corte Suprema de Justicia y del h. Consejo de Estado, han expresado:

"El principio de la irretroactividad de la ley tiene plena aplicación en el ordenamiento jurídico colombiano y ha sido desarrollado por una abundante jurisprudencia de la H. Corte Suprema de Justicia, del H. Consejo de Estado y de  esta misma Corte Constitucional".

"Una nueva ley, dispone tal principio fundamental para la seguridad jurídica en el Estado Social de Derecho, no puede regular las situaciones jurídicas del pasado que ya se han definido o consolidado, y que por tanto resultan incólumes en sus efectos jurídicos, con la fuerza que les presta la ley bajo la cual se constituyeron".

"En la doctrina y la jurisprudencia sobre esta materia jurídica se recurre a términos como los "derechos adquiridos", de mucha raigambre clásica, pero que hoy son sustituido por las expresiones "situaciones jurídicas subjetivas o particulares", opuestas en esta concepción a las llamadas "meras expectativas", que apenas conforman una simple posibilidad de alcanzar un derecho, y que por tanto sí pueden ser reguladas o modificadas por la ley, según un principio generalmente aceptado en la doctrina universal "Las meras expectativas no constituyen derecho contra la ley nueva que las anule o cercene", dice el art. 17 de la ley 153 de 1887, precepto que además ha adquirido la fuerza expresiva de un aforismo. Vale la pena también anotar que en la C.P. sólo existe una excepción al principio de la irretroactividad en materia penal, por la prevalencia de la ley permisiva o favorable, según lo dispone el artículo 58 en concordancia con el 29 de la C.P".

"En materia de irretroactividad es fundamental la definición del art. 58 de la C.P., cuando establece que la propiedad y los demás derechos adquiridos con arreglo a las leyes civiles "no pueden ser desconocidos ni vulnerados por leyes posteriores".

"En la sentencia No. 168 de 1995 (M.P. Dr. Carlos Gaviria Díaz), luego de un amplio estudio del concepto de "derechos adquiridos" se recoge parte importante de la jurisprudencia colombiana sobre este particular. Es pertinente recoger parte de esa jurisprudencia de la H. Corte Suprema de Justicia:

(...)

La noción de derecho adquirido se contrapone a la de mera expectativa...... Por derecho adquirido ha entendido la doctrina y la jurisprudencia aquél derecho que ha entrado al patrimonio de una persona natural o jurídica y que hace parte de él, y que por lo mismo, no puede ser arrebatado o vulnerado por quien lo creó o reconoció legítimamente.

Lo anterior conduce a afirmar que el derecho adquirido es la ventaja o el beneficio cuya conservación o integridad, está garantizada, en favor del titular del derecho, por una acción o por una excepción." (Subrayado fuera del texto).

Ajusta mejor con la técnica denominar 'situación jurídica concreta o subjetiva', al derecho adquirido o constituido de que trata la Constitución en sus artículos 30 y 202; y 'situación jurídica abstracta u objetiva', a la mera expectativa de derecho. Se está en presencia de la primera cuando el texto legal que la crea ha jugado ya, jurídicamente, su papel en favor o en contra de una persona en el momento en que ha entrado a regir una ley nueva. A la inversa, se está frente a la segunda, cuando el texto legal que ha creado esa situación aún no ha jugado su papel jurídico en favor o en contra de una persona". (sent. diciembre 12 de 1974).

Por su parte, la Corte Constitucional en reciente fallo expresó en relación con este tema lo siguiente:

"La norma (art. 58 C.N.) se refiere a las situaciones jurídicas consolidadas, no a las que configuran meras expectativas, estas, por no haberse perfeccionado el derecho, están sujetas a las futuras regulaciones que la ley introduzca.

Es claro que la modificación o derogación de una norma surte efectos hacia el futuro, salvo el principio de favorabilidad, de tal manera que las situaciones consolidadas bajo el imperio de la legislación objeto de aquélla no pueden sufrir menoscabo. Por tanto, de conformidad con el precepto constitucional, los derechos individuales y concretos que ya se habían radicado en cabeza de una persona no quedan afectados por la nueva normatividad, la cual únicamente podrá aplicarse a las situaciones jurídicas que tengan lugar a partir de su vigencia." (sent. C-529/94 M.P. José Gregorio Hernández Galindo) Sentencia C-402 de 1998, M.P. Fabio Morón Díaz.) (Subrayado fuera del texto)....".

PRINCIPIO DE FAVORABILIDAD:

Con relación al principio de favorabilidad ha dicho la doctrina: "Pues bien este principio puede determinar una alteración en la aplicación de las normas de rango jerárquico diferente incluso (por respeto a las condiciones más beneficiosas) dejar subsistentes normas jerárquicamente derogadas por otra de rango superior de igual jerarquía, pero posteriores en el tiempo.6"

Con relación al tema ha dicho la Corte Constitucional: "Entra entonces la Corte a hacer ciertas precisiones necesarias, en relación con el principio de favorabilidad y la aplicación de la ley en el tiempo. En principio, toda disposición legal surte sus efectos atribuyendo consecuencias normativas - deontológicas - a aquellas situaciones de hecho que cumplan dos condiciones: 1) que sean subsumibles dentro de sus supuestos, y 2) que ocurran durante la vigencia de la ley. Con todo, tanto en materia penal como disciplinaria, en virtud del principio de favorabilidad, "la ley permisiva o favorable, aun cuando sea posterior, se aplicará de preferencia a la restrictiva o desfavorable" (C.P. art. 29, resaltado fuera de texto). Es decir, las normas más favorables son susceptibles de ser aplicadas retroactivamente, como si hubieran estado vigentes en el momento en que ocurrieron los hechos. Esta aplicación retroactiva es susceptible de darse incluso cuando, durante el proceso, la norma más favorable también es derogada. Ello no supone una aplicación ultractiva de la ley, pues ésta se aplica en el momento en que ocurre la conducta establecida en el supuesto normativo, no en aquel en que la consecuencia normativa es materialmente llevada a cabo por el ente disciplinario o por el juez. Por lo tanto, la Corte descarta que las disposiciones demandadas aun sean aplicables en virtud del principio de favorabilidad, pues este principio no les da carácter ultractivo a las disposiciones derogadas, haciéndolas aplicables a conductas ocurridas con posterioridad a su derogatoria."7 (subrayado fuera de texto).

Ahora bien sobre la ultractividad de la ley ha dicho la Corte Constitucional:

"Bajo los supuestos vistos la ultraactividad de la ley también encuentra arraigo constitucional. La ultraactividad de la ley es un problema de aplicación de la ley en el tiempo y esta íntimamente ligada al principio de que todo hecho, acto o negocio jurídico se rige por la ley vigente al momento de su ocurrencia, realización o celebración. Dentro de la Teoría General del Derecho, es clara la aplicación del principio "Tempus regit actus", que se traduce en que la norma vigente al momento de sucederse los hechos por ella prevista, es la que se aplica a esos hechos, aunque la norma haya sido derogada después. Esto es lo que explica la Teoría del Derecho, la denominada ultractividad de las normas, que son normas derogadas, que se siguen aplicando a los hechos ocurridos durante su vigencia. Este fenómeno se presenta en relación con todas las normas jurídicas, cualquiera que sea su naturaleza: civil, comercial, penal, etc."

Y claro, el legislador bien podrá ordenar también que ciertas disposiciones legales formalmente derogadas, continúen produciendo efectos en torno a determinadas hipótesis, dada la favorabilidad que ellas puedan reportar a sus destinatarios. Poniéndose de relieve una coexistencia material de reglas sobre un mismo punto, de suerte que mientras la nueva ley se enerva bajo la figura de la inaplicación, por su parte la antigua ley prolonga su existencia al tenor de la ultraactividad, que es, ni más ni menos, que la metaexistencia jurídica de una norma derogada, por expresa voluntad del legislador. La cláusula general de competencia del Congreso de la República así lo avala, en tanto lo irradia de facultades para crear, mantener, modificar o derogar la legislación que estime oportuna y conveniente; siempre y cuando lo haga en consonancia con los parámetros constitucionales vistos, dentro de los cuales militan el debido proceso y el derecho a la igualdad"8.

Aplicando lo dicho por la Corte Constitucional respecto a la aplicación de la ley en el tiempo con relación a la entrada en vigencia en la Universidad Nacional de Colombia del nuevo estatuto estudiantil o Acuerdo 008 de 2008, se tiene:

1. Que por regla general la ley nueva rige para todos los hechos y actos que se produzcan a partir de su vigencia;

2. Que al igual que cualquier otra norma de carácter general, al estatuto estudiantil de la Universidad Nacional de Colombia le es aplicable el principio de la irretroactividad de la ley;

3. Que el principio de favorabilidad es una excepción a la irretroactividad de la ley y puede también suponer la aplicación ultractiva de una norma, lo que no puede entenderse como aplicación de la ley derogada a solicitudes presentadas con posterioridad a su derogatoria.

4. Que de conformidad con lo anterior el Acuerdo 008 de 2008 empezó a regir desde su expedición, lo cual implica que rige para todos los hechos y actos que se produzcan a partir de su vigencia;

5. Que el hecho de que rija para las situaciones que se produzcan a partir de su vigencia se constituye en garantía para las situaciones jurídicas que han quedado consolidadas bajo la vigencia de la reglamentación antigua, derechos que no puede ser arrebatados o vulnerados, de ahí que los derechos individuales y concretos que ya se habían radicado en cabeza de una persona no quedan afectados por la nueva reglamentación, la cual únicamente podrá aplicarse a las situaciones jurídicas que tengan lugar a partir de su vigencia;

6. Así las cosas quien perdió la calidad de estudiante durante la vigencia de la anterior normatividad (Acuerdo 101 de 1977) por bajo rendimiento académico, no adquirió ningún derecho frente a la renovación de matrícula, por el contrario, a dicho ex estudiante le es aplicable la norma nueva o acuerdo 008 de 2008, que le permite adquirir nuevamente la calidad de estudiante cumpliendo los requisitos del acuerdo 008 de 2008 artículo 46.

7. Interpretar que por el principio de favorabilidad los estudiantes que perdieron su calidad bajo la vigencia del acuerdo 101 de 1977, bajo la vigencia del acuerdo 008 de 2008 no la han perdido, en virtud a que la nueva norma tiene otras causales de pérdida de calidad de estudiante, implica darle una errada interpretación a la aplicación de dicho principio, puesto que conlleva a desconocer que efectivamente bajo la vigencia del anterior estatuto se perdió la calidad de estudiante y, además, darle carácter ultractivo a disposiciones derogadas haciéndolas aplicables a solicitudes presentadas con posterioridad a su vigencia, lo que precisamente se ha visto como una interpretación contraria a la Constitución tal y como lo ha dicho la Corte Constitucional.

8. Considerar que dados los nuevos criterios de pérdida de calidad de estudiante, los estudiantes que habían perdido dicha calidad con los criterios anteriores no la han perdido y por ende no tienen que solicitar reingreso sino renovación de matrícula, no implica hacer una interpretación por criterios de favorabilidad, sino conlleva a realizar una interpretación errada del mencionado principio, aplicando una norma derogada a solicitudes presentadas con posterioridad a su vigencia, en razón a que el interés del ex estudiante de volver a la Universidad se da bajo la vigencia del acuerdo 008 de 2008 y a que bajo la vigencia de la norma anterior el ex estudiante no adquirió ningún derecho.

9. Así si los estudiantes bajo la vigencia del acuerdo 101 de 1977 perdieron dicha calidad, bajo la vigencia de la ley nueva pueden volverla adquirir, si y sólo si cumplen los requisitos de acceder al reingreso bajo esta nueva norma, Acuerdo 008 de 2008.

10. Así en los casos de dichos estudiantes, una vez demostraron el interés de adquirir nuevamente su status, se debió dar estricto cumplimiento al Acuerdo 008 de 2008, artículo 46 y al procedimiento para establecer o no la procedibilidad del reingreso, procedimiento regulado por la resolución 239 de 2009, otorgándoles los recursos de ley a que tienen derecho los solicitantes tal como lo dispuso el Consejo Superior Universitario en Oficio CSU - 419- 09, así si dichos solicitantes cumplían con los requisitos del mencionado artículo 46, podría el Consejo de Facultad autorizar su reingreso y, por ende, la renovación de matrícula, de no cumplirlos no le era dable al Consejo de Facultad autorizar dicha renovación, por el Contrario dada la directriz del Consejo Superior Universitario, el Consejo de Facultad podía haber remitido los asuntos para que fueran abordados por el Superior si consideraba que existían especiales condiciones que puedan estimarse como excepción a la normatividad sobre el tema.

Se tiene claro entonces que el Acuerdo 008 de 2008 rige hacia futuro, esto es, desde el momento de su promulgación, pues la regla general es la irretroactividad de las leyes en el tiempo, según la cual el Acuerdo 008 de 2008 rige todos los hechos y actos que se produzcan a partir de su vigencia, garantizando que se respeten los derechos consolidados bajo la vigencia del estatuto anterior. Cuando se trata de solicitudes de reingreso que se presentan bajo la vigencia de la nueva norma debe el nuevo estatuto entrar a regular dicha situación.

Siendo así las cosas las personas que quieran acceder al reingreso tendrán que cumplir los requisitos determinados por el artículo 46 del mencionado estatuto, esto es, en el pregrado, presentar un promedio aritmético ponderado acumulado superior o igual al 2.7 y no solicitarlo después de tres años consecutivos de haber perdido la calidad de estudiante, para lo cual deberá seguirse el procedimiento establecido por la Resolución 239 de 2009, solicitudes que deben agotar vía gubernativa ante los Consejos de Facultad quienes deben dar respuesta y otorgar recursos de ley a que haya lugar, teniendo que el Consejo Superior Universitario puede avocar conocimiento de solicitudes que presenten los ex estudiantes que hayan sido respondidas por las instancias competentes y que por especiales condiciones puedan estimarse como excepción a la normatividad sobre el tema.

CONCLUSIONES:

1. En vigencia del Acuerdo 008 de 2008 quien haya perdido la calidad de estudiante sólo puede recobrarla si cumple con los requisitos establecidos por el artículo 46 del mismo que dispone los requisitos para el reingreso a la Universidad.

2. Interpretar que a las solicitudes presentadas bajo la vigencia del Acuerdo 008 de 2008, por principio de favorabilidad debe dárseles aplicación al Acuerdo 101 de 1977 ya derogado y que contempla otras causales de pérdida de calidad de estudiante, las cuales fueron efectivamente derogadas, conlleva a desdibujar el principio de favorabilidad pues este no implica dar carácter ultractivo a disposiciones derogadas haciéndolas aplicables a solicitudes presentadas con posterioridad a su vigencia, como es la solicitud de reingreso a la Universidad Nacional de Colombia en vigencia del Acuerdo 008 de 2008.

En los anteriores términos se absuelve la consulta planteada, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 25 del Código Contencioso Administrativo.

Cordialmente,

MARÍA MERCEDES MEDINA OROZCO

Jefe

NOTAS DE PIE DE PÁGINA:

1 "ARTÍCULO 38. (Modificado por Acuerdo 32/79 del CSU, artículo 2.) Para conservar el derecho a la matrícula, el estudiante deberá aprobar al menos la tercera parte de las asignaturas inscritas en un período académico, cuando ellas se evalúen por separado.

PARÁGRAFO. Para efecto de determinar la tercera parte de las asignaturas inscritas en un período académico, que como mínimo debe ser aprobada por el estudiante, se adoptará la siguiente tabla:

Número de asignaturas inscritas

3

4

5

6

7

8

9

10

Mínimo que debe aprobar antes de habilitación

1

1

2

2

2

3

3

3

(...) ARTÍCULO 40. (Modificado por Acuerdo 94/97 del CSU, artículo 5) Quien pierda una o más asignaturas teóricas deberá repetirlas o validarlas en el período académico siguiente respetándose lo dispuesto en el Artículo 17o. de este Reglamento. Si pierde asignaturas teóricas por segunda vez, no tendrá derecho a matrícula, a menos que el promedio de notas de la carrera, incluyendo las materias perdidas, sea igual o superior a tres (3.0), caso en el cual se le dará como última oportunidad al estudiante, opción de repetición o de validación en el siguiente período académicos.

Si pierde una asignatura por tercera vez, no tendrá derecho a matrícula.

PARÁGRAFO. El estudiante que opte por la validación asumirá la preparación directa de la respectiva asignatura, se someterá a la programación académica que en materia de exámenes de validación fije la respectiva Facultad, está obligado a registrar la materia que se valida en el momento de renovación de la matrícula.

Se exceptúa en caso en que a un estudiante se le haya aprobado un traslado de carrera y la materia no aprobada no haga parte del nuevo plan de estudios.

Parágrafo 2. (Adicionado por Acuerdo 003/05, artículo 1) Si la asignatura que el estudiante pierde es una asignatura de contexto o electiva, podrá repetir ésta o cursar y aprobar una asignatura distinta pero que corresponda a la misma tipología de la que inicialmente perdió.

ARTÍCULO 41. (Modificado por Acuerdo 94/97 del CSU, artículo 6) Quien pierda una asignatura práctica o teórico - práctica en la repetición, no tendrá derecho a matrícula, a menos que el promedio de notas de la carrera, incluidas las notas perdidas de las asignaturas perdidas, sea igual o superior a tres punto dos (3.2), caso en el cual tendrá derecho a cursar la materia por tercera vez; la no aprobación de una materia en esta última opción, hará perder el derecho a matrícula.

Se exceptúa el caso en que a un estudiante se le haya aprobado un traslado de carrera y la materia no haga parte del nuevo plan de estudios".

2 Teoría analítica del derecho, las antinomias normativas, lenguaje legal y sistema jurídico. Texto de la maestría en derecho pág. 122.

3 Ibídem, pág. 124.

4 En memorando 1564 del 28 de diciembre de 2009, este despacho advirtió: "El derecho a la educación es un derecho - deber pues no sólo involucra la obligación de la Universidad de ofrecer la educación, sino también la obligación del estudiantado de cumplir con sus obligaciones, así ha advertido la Corte Constitucional:

"La educación es también de proyección múltiple: Es un derecho fundamental y a la vez es un deber. Así una de las características esenciales del derecho a la educación, en virtud de su función social, es generar obligaciones recíprocas entre los actores del proceso educativo. Estas obligaciones significan que la institución educativa, de un lado, tiene el deber de ofrecer educación acorde con los parámetros sociales y culturales exigidos por la comunidad, bajo los supuestos de libertad de enseñanza, aprendizaje, investigación científica y tecnológica. Y por otra parte, desde la óptica del estudiante, el deber se traduce en el cumplimiento de las normas sobre comportamiento, rendimiento personal y académico, previamente establecidas en el manual de convivencia pero que no se restringen exclusivamente al centro educativo sino que se reflejan en otros ámbitos, según se explicará más adelante.

Las obligaciones correlativas constituyen entonces condiciones indispensables para el goce efectivo del derecho a la educación. Dentro de la órbita de su autonomía los establecimientos educativos deben proporcionar una educación acorde con las políticas que fije el estado. A su turno, los educandos tienen el derecho a adquirir los conocimientos propios y adecuados para su desarrollo personal y moral, pero se les exige un determinado rendimiento académico, sin olvidar el cumplimiento al régimen administrativo y disciplinario adoptado en la comunidad educativa a la que pertenecen" (Constitucional. sentencia T- 491 del 6 de junio de 2003. M.P. Clara Inés Vargas)

En armonía con lo anterior el Consejo Superior Universitario estableció unas obligaciones en los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia para conservar tal estatus, por lo tanto, se debe entender que con el incumplimiento de los mencionados deberes o compromisos que adquiere el estudiantado para con la Universidad, se pierde la calidad de estudiante.

No obstante lo anterior dada la autonomía académica, entendida como uno de los fines de la Universidad a partir del Decreto 1210 de 1993, se entiende que esta institución tiene la potestad de adoptar decisiones académicas, entre las cuales está la de otorgar nuevamente la calidad de estudiante, de conformidad con la normatividad interna, a una persona que la perdió por determinadas causas y que reúne ciertos requisitos.

(...)".

5 T-617/907 y SU-250/98 M.P. Alejandro Martínez Caballero.

6 Op. Cit. Página 117.

7 Sentencia C.- 939-02 Dr. EDUARDO MONTEALEGRE LYNETT.

8 Sentencia C- 763 de 2002. Jaime Araujo Rentería.