Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Concepto 65 de 2009 Oficina Jurídica Nacional
 
  Fecha de Expedición: 17/12/2009  
  Fecha de Entrada en Vigencia:
 
  Medio de Publicación:

 
  Sistema de Información Normativa, Jurisprudencial y de Conceptos "Régimen Legal" - Universidad Nacional de Colombia
 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    

OFICINA JURÍDICA NACIONAL

Concepto 65

MEMORANDO1507

Fecha:

Bogotá, D. C., 17 de diciembre de 2009

Para:

Doctor Mario Alberto Pérez Rodríguez, Director Nacional de Admisiones

Referencia:

Su oficio DNA- 1216 del 20 de agosto de 2009.

Respetado Doctor:

Teniendo en cuenta el oficio de la referencia mediante el cual usted solicita asesoría de este despacho con relación a la interpretación que se le debe dar al fallo proferido por el Consejo de Estado de fecha 21 de mayo de 2009, mediante el cual se declaró la nulidad del inciso tercero del artículo 1 del Acuerdo 018 del 26 de julio de 1999 del Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional de Colombia "por el cual se modifica el acuerdo 22 de 1986 programa especial para la admisión de bachilleres miembros de comunidades indígenas", al respecto es preciso observar:

I. PRIMER PROBLEMA JURÍDICO:

¿Es posible que un aspirante a la Universidad Nacional de Colombia que habiéndose presentado por el programa especial para la admisión de bachilleres miembros de comunidades indígenas y que siendo admitido no hizo uso de su derecho de matrícula, se presente de nuevo a la Universidad por el mismo programa?

a. FUENTE FORMAL:

Fallo proferido por el Consejo de Estado de fecha 21 de mayo de 2009

Acuerdo 18 de 1999 del Consejo Superior Universitario

Acuerdo 008 de 2008 del Consejo Superior Universitario

Resolución 236 de 2009 de la Vicerrectoría Académica

b. TÉSIS JURÍDICA

De conformidad con lo dispuesto por el Consejo de Estado en sentencia del 21 de mayo de 2009, si es posible que el aspirante que habiéndose presentado por el programa especial para la admisión de bachilleres miembros de comunidades indígenas y siendo admitido sin haberse matriculado vuelva a presentarse a la Universidad por ese mismo programa, pues precisamente el Consejo de Estado declaró nulo el inciso por medio del cual el Acuerdo 018 de 1999 establecía que sólo podrían acceder al programa para admisión de bachilleres miembros de comunidades indígenas quienes se presenten por primera y única vez por ese procedimiento, nulidad que efectivamente implica que los miembros de las comunidades indígenas que hayan optado por el programa especial para admisión de miembros de dichas comunidades, puedan volverse a presentar a la Universidad por el mismo programa pues de lo que se trata según lo establecido por el Consejo de Estado es de evitar que los bachilleres indígenas pierdan la opción de llegar a beneficiarse de ese programa especial de admisión.

Al respecto es necesario precisar lo que advierte el Consejo de Estado en el fallo objeto de análisis:

1. Pretensiones en la demanda de nulidad parcial interpuesta contra el Acuerdo 018 del 26 de julio de 1999 proferido por el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional de Colombia:

Que se declare la nulidad del inciso tercero y del parágrafo 2° del artículo 1° del Acuerdo 018 del 26 de julio de 1999 proferido por el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional de Colombia "por el cual se modifica el acuerdo 22 de 1986 programa especial para admisión de los bachilleres miembros de comunidades indígenas"

2. Acto acusado:

Acuerdo 018 de 1999 acta 14 del 26 de julio: Por el cual se modifica el Acuerdo 22 de 1986 programa especial para admisión de bachilleres miembros de comunidades indígenas.

"Artículo 1. Beneficiarios: Para efectos de la aplicación del Acuerdo 22 de 1986, sólo podrán acceder como beneficiarios del mismo los aspirantes a ingreso a la Universidad Nacional siempre y cuando, además, cumplan los siguientes requisitos formales:

- Que sean debidamente presentadas ante la Oficina de Asuntos Indígenas del Ministerio, o la oficina que legalmente haga sus veces, por la Comunidad de origen;

- Que se presenten por primera y única vez por el procedimiento aquí establecido.

- Que quien se presente mediante este sistema de admisión especial sea el destinatario del formulario distribuido para tal efecto por la Dirección Nacional de Admisiones de la Universidad.

PARAGRAFO 1: En ningún evento podían acogerse a este programa especial de admisiones los miembros de las comunidades indígenas que se hayan acogido anteriormente al programa.

PARAGRAFO 2: Tampoco tendrán derecho a este programa especial, los aspirantes o estudiantes que hayan obtenido su cupo en la Universidad Nacional mediante el sistema de inscripción e ingreso regular". (Los aportes demandados son aquellos que aparecen subrayados en negrilla).

Consideraciones del Consejo de Estado:

"De todo lo expresado hasta aquí se concluye, desde una perspectiva general, que el programa especial de ingreso a la Universidad para los miembros de las minorías étnicas y culturales, contribuye a promover las condiciones necesarias para garantizar y hacer efectivo el principio de igualdad y el derecho a la educación superior, erigiéndose también en un mecanismo idóneo, efectivo y determinante para posibilitar el acceso de esos sectores de la población colombiana a los beneficiarios del progreso, sin desconocer, como es obvio, el derecho que tienen a desarrollarse dentro del marco axiológico, religioso y político que le es propio.

(...)

Profundizando en el escrutinio de los apartes demandados, la Sala observa, sin embargo, que al establecerse como requisito para acceder a los beneficios del programa, que los aspirantes "se presenten por primera y única vez" mediante procedimiento establecido en el Acuerdo 018 de 1999, se está coartando de manera injustificada el derecho legítimo que tienen los bachilleres indígenas de volver a buscar la adjudicación de un cupo universitario a partir de su propio merito académico. Dicho en otras palabras, no es ni proporcional ni razonable en modo alguno que quien en un primer intento haya visto frustrado su propósito de ingresar a la Universidad y de recibir los beneficios inherentes al programa especial antes aludido, no pueda persistir posteriormente en su intento, por no haber obtenido los resultados académicos exigidos por al Universidad. A juicio de la Sala, la exclusión prevista en el artículo 1° inciso 3° del Acuerdo demandado, contradice las disposiciones constitucionales y legales a las cuales hizo referencia anteriormente, pues la circunstancia episódica de no haber logrado el resultado académico esperado, no puede servir de pretexto para impedir que en una futura oportunidad se acrediten los niveles de mérito y excelencia académica exigidos por la Universidad Nacional. De llegar a admitirse la legalidad de dicha medida estaría privando a las comunidades indígenas de la posibilidad de que uno de los suyos reciba una formación universitaria que bien puede llegar a favorecer a su comunidad y servir en un futuro para morigerar las disparidades y los atrasos que se registran en el nivel de desarrollo de tales conglomerados.

Con todo, no quiere significar lo anterior que el criterio del mérito deba descartarse o soslayarse o que las Universidades públicas se encuentren obligadas admitir a toda costa a quienes no estén en condiciones de acreditar los niveles de excelencia exigidos para la obtención de un cupo universitario. De lo que se trata, por el contrario, es de evitar que los bachilleres indígenas pierdan la opción de llegar a beneficiarse del programa tantas veces mencionado.

(...)

Las Posturas jurisprudenciales que se acaban de transcribir, ponen de manifiesto que el mérito académico constituye el criterio primordial que debe orientar la asignación de cupos en las Universidades Públicas. Sin embargo, resultan admisibles otros criterios, como aquél que, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13° inciso segundo de la Constitución, apunta a promover las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva, mediante la adopción de medidas a favor de grupos discriminados o marginados. Así las cosas, la Sala considera que el inciso que es objeto de cuestionamiento, en vez de crear un escenario propicio para materializar este mandato constitucional, establece una cortapisa que contra el derecho que tienen todos los bachilleres indígenas para acogerse al programa especial para la Admisión de los bachilleres miembros de Comunidades indígenas. Por lo mismo, el inciso en cuestión deberá ser retirado del ordenamiento jurídico, tal como se dispondrá en la parte resolutiva de esta providencia. (subrayado fuera de texto)

En lo que tiene que ver con la pretensión de que se anule el parágrafo 2° del artículo 1° del Acuerdo demandado, esta Corporación considera indispensable destacar que en la Universidad Nacional de Colombia existen dos regímenes de inscripción e ingreso a la Universidad bien diferenciados: el primero de ellos es el que responde al llamado sistema de inscripción e ingreso regular, que se aplica a la generalidad de bachilleres que aspiran a obtener un cupo académico en la Universidad Nacional, y el segundo, que corresponde al programa especial reservado a los bachilleres miembros de comunidades indígenas, cuya existencia responde a la aplicación de unos criterios de discriminación positiva que son constitucionalmente legítimos. Si bien en ambos predomina el mérito como criterio para la asignación de los cupos que ofrece la Universidad Nacional de Colombia, existen también marcadas diferencias entre los dos sistemas, siendo mucho menos rigurosos los requisitos que deben acreditar quienes pretendan obtener un cupo universitario invocando su condición de bachilleres indígenas. Otra de las diferencias tiene que ver con las condiciones y requisitos establecidos para la adjudicación y/o la condición de los préstamos- beca otorgados a los estudiantes que hayan accedido a la Universidad por cualquiera de los dos sistemas.

Ligeramente esbozadas como quedan las anteriores diferencias, es preciso entrar a definir si lo establecido en el artículo 1° parágrafo 2° del Acuerdo 018 de 1999, expedido por el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional de Colombia, es o no violatorio de las normas consignadas en la demanda, al disponer, como se dijo ut supra, que no tendrán derecho a acceder a los beneficios inherentes al programa especial para la admisión de bachilleres miembros de comunidades indígenas, " los aspirantes o estudiantes que hayan obtenido su cupo en la Universidad Nacional mediante el sistema de inscripción e ingreso regular".

Para la Sala es claro que los bachilleres indígenas tienen la libre opción de acogerse o no a uno de los dos sistemas de ingreso anteriormente referidos. En ese sentido, el régimen de beneficios al cual tienen derecho, dependerá básicamente del sistema que hayan escogido, sin que les sea dable pretender que se les hagan extensivos los beneficios que corresponden al otro sistema. Así por ejemplo, el bachiller indígena que decide presentarse a la Universidad Nacional de Colombia acudiendo al sistema de inscripción e ingreso regular, no puede aspirar a que se le aplique el régimen establecido para quienes obtengan su cupo universitario a través del programa Especial, pues esa mixtura de regímenes sería contraria al ordenamiento jurídico. En otras palabras el hecho de escoger una de las opciones mencionadas, determina y condiciona el régimen de requisitos y beneficios que será aplicado al bachiller indígena que obtenga un cupo en la Universidad Nacional de Colombia. (Subrayado fuera de texto)

Por la razón anteriormente expuesta, considera la Sala que el actor no ha logrado demostrar la violación del principio de igualdad ni desvirtuar la legalidad del parágrafo acusado.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado en la Sala de lo Contencioso Administrativo, sección primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

Falla

Declárese la nulidad del artículo 1° inciso tercero del Acuerdo 018 del 26 de julio de 1999, proferido por el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional de Colombia "por el cual se modifica el Acuerdo 22 de 1986 programa especial para la admisión de los bachilleres miembros de comunidades indígenas".

Para realizar el análisis de la sentencia anterior, es preciso tener claridad sobre cual fue el motivo primordial que primó en la decisión del Consejo de Estado, esto es cual es la ratio decidendi de la sentencia que se pretende analizar.

Al respecto se hace oportuno traer a colación lo dicho por la Corte Constitucional en la sentencia SU- 1300 de 2001:

"En la construcción de la teoría de la obligatoriedad de los precedentes judiciales, la Corte Constitucional ha usado los conceptos de Decisum, ratio decidendi, y obiter dicta, para determinar qué partes de la decisión judicial constituyen fuente formal de derecho. El decisum, la resolución concreta del caso, la determinación de si la norma debe salir o no del ordenamiento jurídico en materia constitucional, tiene efectos erga omnes y fuerza vinculante para todos los operadores jurídicos. La ratio decidendi, entendida como la formulación general del principio, regla o razón general que constituyen la base necesaria de la decisión judicial específica, también tiene fuerza vinculante general. Los obiter dicta o "dichos de paso", no tienen poder vinculante, sino una "fuerza persuaiva" que depende del prestigio y jerarquía del tribunal y constituyen criterio auxiliar de interpretación.

En el mismo sentido, en la sentencia C- 037 de 1996 la Corte admitió que "tendrían fuerza vinculante los conceptos consignados en la parte motiva que guarden una relación estrecha, directa e inescindible con la parte resolutiva; en otras palabras aquella parte de la argumentación que se considera absolutamente básica, necesaria e indispensable para servir de soporte directo a la parte resolutiva de las sentencias y que incida directamente en ella".

En la SU - 047 de 1999 la Corte constitucional entendió que el fundamento del carácter vinculante general de la ratio decidendi de las decisiones judiciales, es que los jueces deben fundar sus decisiones, no en criterios ad- hoc, caprichosos o coyunturales, sino en principios generales, o en reglas universales que han adoptado en casos anteriores o que estarían dispuestos aplicar en casos semejantes en el futuro. El juez debe hacer justicia en el caso concreto pero de conformidad con el derecho vigente, por lo cual tiene el "deber mínimo" de precisar la regla general o el principio que sirve de base a la decisión concreta."

A partir de lo anterior debe procederse a realizar una interpretación de la sentencia proferida por el Consejo de Estado para determinar cual es su decisum, ratio decidendi y obiter dicta, al respecto considera este despacho:

SENTENCIA DEL CONSEJO DE ESTADO - SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO- SECCION PRIMERA.

C.P. "Rafael E. Ostau de Lafont Pianeta.

Fecha 21 de mayo de 2009-09

Decisum

Declarase la nulidad del artículo 1° inciso tercero del Acuerdo 018 del 26 de julio de 1999 proferido por el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional de Colombia, por el cual se modifica el Acuerdo 22 de 1999 programa especial para admisión de los bachilleres miembros de comunidades indígenas, el cual su tenor determina: " Que se presenten por primera y única vez por el procedimiento aquí establecido"

Ratio decidendi

Dicho en otras palabras, no es ni proporcional ni razonable en modo alguno que quien en un primer intento haya visto frustrado su propósito de ingresar a la Universidad y de recibir los beneficios inherentes al programa especial antes aludido, no pueda persistir posteriormente en su intento, por no haber obtenido los resultados académicos exigidos por la Universidad. A juicio de la Sala, la exclusión prevista en el artículo 1° inciso 3° del Acuerdo demandado, contradice las disposiciones constitucionales y legales a las cuales hizo referencia anteriormente, pues la circunstancia episódica de no haber logrado el resultado académico esperado, no puede servir de pretexto para impedir que en una futura oportunidad se acrediten los niveles de mérito y excelencia académica exigidos por la Universidad Nacional. De llegar a admitirse la legalidad de dicha medida estaría privando a las comunidades indígenas de la posibilidad de que uno de los suyos reciba una formación universitaria que bien puede llegar a favorecer a su comunidad y servir en un futuro para morigerar las disparidades y los atrasos que se registran en el nivel de desarrollo de tales conglomerados.

Con todo, no quiere significar lo anterior que el criterio del mérito deba descartarse o soslayarse o que las Universidades públicas se encuentren obligadas admitir a toda costa a quienes no estén en condiciones de acreditar los niveles de excelencia exigidos para la obtención de un cupo universitario. De lo que se trata, por el contrario, es de evitar que los bachilleres indígenas pierdan la opción de llegar a beneficiarse.

(...)

Las Posturas jurisprudenciales que se acaban de transcribir, ponen de manifiesto que el mérito académico constituye el criterio primordial que debe orientar la asignación de cupos en las Universidades Públicas. Sin embargo, resultan admisibles otros criterios, como aquél que, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13° inciso segundo de la Constitución, apunta a promover las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva, mediante la adopción de medidas a favor de grupos discriminados o marginados. Así las cosas, la Sala considera que el inciso que es objeto de cuestionamiento, en vez de crear un escenario propicio para materializar este mandato constitucional, establece una cortapisa contra el derecho que tienen todos los bachilleres indígenas para acogerse al programa especial para la Admisión de los bachilleres miembros de Comunidades indígenas. Por lo mismo, el inciso en cuestión deberá ser retirado del ordenamiento jurídico, tal como se dispondrá en la parte resolutiva de esta providencia.

(...)

Obiter dicta

De todo lo expresado hasta aquí se concluye, desde una perspectiva general, que el programa especial de ingreso a la Universidad para los miembros de las minorías étnicas y culturales, contribuye a promover las condiciones necesarias para garantizar y hacer efectivo el principio de igualdad y el derecho a la educación superior, erigiéndose también en un mecanismo idóneo, efectivo y determinante para posibilitar el acceso de esos sectores de la población colombiana a los beneficiarios del progreso, sin desconocer, como es obvio, el derecho que tienen a desarrollarse dentro del marco axiológico, religioso y político que le es propio.

Para la Sala es claro que los bachilleres indígenas tienen la libre opción de acogerse o no a uno de los dos sistemas de ingreso anteriormente referidos. En ese sentido, el régimen de beneficios al cual tienen derecho, dependerá básicamente del sistema que hayan escogido, sin que les sea dable pretender que se les hagan extensivos los beneficios que corresponden al otro sistema. Así por ejemplo, el bachiller indígena que decide presentarse a la Universidad Nacional de Colombia acudiendo al sistema de inscripción e ingreso regular, no puede aspirar a que se le aplique el régimen establecido para quienes obtengan su cupo universitario a través del programa Especial, pues esa mixtura de regímenes sería contraria al ordenamiento jurídico. En otras palabras el hecho de escoger una de las opciones mencionadas, determina y condiciona el régimen de requisitos y beneficios que será aplicado al bachiller indígena que obtenga un cupo en la Universidad Nacional de Colombia.

De conformidad con el anterior análisis debe tenerse presente que la ratio decidenci de la sentencia materia de análisis, esto es la regla o razón general que constituye la base necesaria para la decisión judicial específica es promover las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva, mediante la adopción de medidas a favor de grupos discriminados o marginados, argumento en virtud del cual consideró el Consejo de Estado que la norma demandada en vez de materializar ese mandato constitucional, establece una cortapisa contra el derecho que tienen todos los bachilleres indígenas para acogerse al programa especial para la Admisión de los bachilleres miembros de Comunidades indígenas.

Siendo esa la razón última de la sentencia del Consejo de Estado basado en principio de igualdad real y efectiva, el cual seguramente dicha Corporación estaría dispuesta a aplicar en casos semejantes, considera este despacho que efectivamente en virtud de tal principio y dándole aplicación a la ratio decidendi de la sentencia en un asunto semejante, como el caso de aquel indígena que se presentó a la Universidad una vez por el programa especial pero no se matriculó y ahora quiere volverse a presentar a la Universidad, forzoso es concluir que dicho aspirante puede volver a inscribirse y a presentarse a la Universidad por el programa de admisión especial de miembros de comunidades indígenas.

Interpretar lo contrario implicaría de conformidad con lo dispuesto por el Consejo de Estado establecer una cortapisa que atenta contra el derecho que tienen todos los bachilleres indígenas para acogerse al programa especial para la admisión de los bachilleres miembros de esas comunidades, máxime cuando los admitidos por el sistema de admisión regular y que no se matricularon pueden volverse a presentar, lo que desvirtuaría el principio esencial que quiso proteger el Consejo de Estado cual es promover las condiciones para que la igualdad sea real o efectiva.

Efectivamente en virtud de lo establecido por el Consejo de Estado, a efectos de la adopción de medidas a favor de grupos discriminados o marginados, cabe analizarse si la reglamentación interna de la Universidad establece alguna limitante para los aspirantes regulares a la institución para que vuelvan a presentarse a la Universidad en el evento en que no pasen el examen de admisión o cuando habiendo sido admitidos no se matriculan, al respecto se tiene que el Acuerdo 008 de 2008 o estatuto estudiantil determina:

"ARTÍCULO 2. Admisión. La admisión es el proceso mediante el cual se selecciona a los estudiantes de alguno de los planes de estudio de la institución, con la aplicación de los mecanismos que establezca la Universidad. Estos mecanismos de selección están sujetos a la disponibilidad de cupos y a las políticas de ingreso que las autoridades académicas determinen para la efectiva utilización de los mismos.

ARTÍCULO 3. El Consejo Superior Universitario podrá crear, modificar y reglamentar programas de admisión especiales. Dicha reglamentación debe establecer, entre otros aspectos, las condiciones académicas y de bienestar específicos que tendrán los admitidos a través de estos programas.

ARTÍCULO 4. Los aspirantes seleccionados adquieren el estado de admitidos y deberán hacer uso del derecho de matrícula inicial en los plazos establecidos por la Universidad. En caso contrario perderán el estado de admitidos.

PARÁGRAFO. El Comité de Matrícula de cada Sede o la autoridad que haga sus veces, podrá autorizar el aplazamiento del uso del derecho de matrícula inicial de acuerdo con la reglamentación que para el efecto expida el Consejo Académico. Dicho aplazamiento no podrá superar dos períodos académicos.

ARTÍCULO 5. Los admitidos a los programas de pregrado podrán ser clasificados de acuerdo con las políticas que las autoridades académicas establezcan, con el objetivo de identificar si requieren de fundamentación o apoyo adicional para iniciar su carrera o si pueden ser ubicados en un lugar más avanzado del plan de estudios de su programa curricular". (subrayado fuera de texto)

Por su parte la Resolución 236 de 2009 de la Vicerrectoría Académica reglamenta la admisión a los programas de pregrado de la Universidad Nacional de Colombia ha determinando:

"(...)

CAPÍTULO II. DE LA ADMISION REGULAR DE ASPIRANTES

Artículo 7. El proceso de admisión de aspirantes se inicia con la publicación de la convocatoria para cada periodo académico. La convocatoria informa sobre los programas académicos ofrecidos y los aspectos formales del proceso de inscripción que deben cumplir los aspirantes.

Artículo 8. Para ser admitido a un programa académico de la Universidad Nacional de Colombia se requiere cumplir con la totalidad de las siguientes condiciones:

a. Inscribirse dentro de las fecha y bajo las condiciones establecidas en la convocatoria, seleccionando el programa académico por el cual participa en primera opción. Los aspirantes que así lo deseen pueden inscribir programas en segunda opción, de acuerdo con las disposiciones de la convocatoria..

b. Presentar las pruebas diseñadas para la convocatoria respectiva, siguiendo las instrucciones dadas en el material dispuesto para la prueba

c. Obtener un puntaje igual o mayor al puntaje mínimo de admisibilidad que lo ubique dentro del cupo establecido para cada programa académico, de acuerdo con los cortes de admisión para primera y segunda opción

d. No incurrir en las prohibiciones que establezca la normatividad vigente

e. No tener sanciones disciplinarias vigentes por parte de la Universidad Nacional de Colombia

(...)

CAPÍTULO III. DE LOS PROGRAMAS DE ADMISION ESPECIAL

Artículo 16. Para los programas académicos de pregrado, además de la admisión regular de aspirantes, se ofrecen programas de admisión especial, aprobados por el Consejo Superior Universitario

Artículo 17. La admisión de aspirantes a los programas de admisión especial está determinada por la normatividad vigente para la admisión de aspirantes regulares en lo que no está estipulado en el programa de admisión especial.

Artículo 18. Los programas de Admisión especial son excluyentes entre si y los aspirantes sólo podrán presentarse a uno de ellos en una única ocasión, a menos que la normatividad específica del programa lo permita.

Artículo 19. Los estudiantes de la Universidad nacional que hayan perdido la calidad de estudiantes en ningún caso aceptarán por los programas de Admisión Especial, a menos que la normatividad específica del programa lo permita

Artículo 20. Los aspirantes por estos programas de admisión especial deben cumplir con los requisitos exigidos para los aspirantes regulares y para el ingreso a la Educación Superior, que no estén reglamentados en la normativa del programa específico de admisión especial.

De lo anterior se colige que en la reglamentación interna de la Universidad que regula la admisión de los estudiantes regulares no existe inconveniente o limitante para que el aspirante que no habiendo sido admitido vuelva a ser aspirante y tampoco hay limitante para que el aspirante admitido que no se matricule el cual perdió su estado de admitido por que no solicitó o no se le autorizó el aplazamiento del uso del derecho de matrícula inicial, se vuelva a presentar a la Universidad.

De donde se infiere que si la normatividad interna de la Universidad no establece ninguna cortapisa o limitante para que los aspirantes a ser admitidos por el programa regular a la Universidad Nacional de Colombia se vuelvan a presentar a la institución en el evento de no haber adquirido la calidad de admitidos o para que vuelvan a aspirar a adquirir dicha calidad, no hay proporcionalidad ni razón suficiente en términos constitucionales1 para implementar una medida distinta dentro de la Universidad para los grupos indígenas. Por lo que en ese sentido lo dispuesto por el artículo 18 capitulo III de la Resolución 236 de 2009 de la Vicerrectoría Académica, relacionado con que los aspirantes a los programas de admisión especial solo podrán presentarse a uno de ellos en una única ocasión no puede ser aplicable para los aspirantes al programa especial de bachilleres miembros de comunidades indígenas.

Ahora bien, en ese sentido debe hacer claridad este despacho en que el Consejo de Estado se pronunció respecto al asunto cuando efectivamente un miembro de la comunidad indígena que había optado por el programa especial de admisión no pasó el examen de admisión de la Universidad lo que consideró dicha Corporación como una circunstancia episódica de no haber logrado el resultado académico esperado, lo que no puede servir de pretexto para impedir que en una futura oportunidad se acrediten los niveles de mérito y excelencia académica exigidos por la Universidad Nacional.

De ahí que siendo otro el asunto que se plantea en el problema jurídico, pues se está frente a un miembro de la comunidad indígena que probó sus méritos en el examen de admisión de la Universidad pero no se matriculó, siguiendo la línea del Consejo de Estado se impone el hecho de que se pueda volver a presentar el examen de admisión dentro del programa especial, lo que de ninguna manera va en contravía de los niveles de excelencia académica que priman en la Universidad Nacional de Colombia.

Ahora bien cabe advertir en ese orden de ideas que la nulidad establecida por el Consejo de Estado abarcó lo dicho en el parágrafo 1 del Acuerdo 18 de 1999 que dispone: "En ningún evento podían acogerse a este programa especial de admisiones los miembros de las comunidades indígenas que se hayan acogido anteriormente al programa", por lo que sugiere este despacho que al mismo no se le debe dar aplicación.

NO obstante lo anterior lo dispuesto por el parágrafo 2 del artículo 1 del mencionado acuerdo que dispone: "Tampoco tendrán derecho a este programa especial, los aspirantes o estudiantes que hayan obtenido su cupo en la Universidad Nacional mediante el sistema de inscripción e ingreso regular", el cual puede ser aplicado, máxime cuando el mismo fue demandado pero no declarado nulo.

c. CONCLUSIÓN:

1.En virtud de lo dicho por el Consejo de Estado en providencia de fecha 21 de mayo de 2009, por medio de la cual se declaró la nulidad del inciso tercero del artículo 1¿ del Acuerdo 018 de del 26 de julio de 1999 y dada la reglamentación interna de la Universidad para aspirante regulares, si es posible que un aspirante que habiéndose presentado por el programa especial para la admisión de bachilleres miembros de comunidades indígenas y siendo admitido, no hizo uso de su derecho de matrícula, se presente de nuevo a la Universidad por el mismo programa.

2. Lo dispuesto por el artículo 18, capítulo III de la Resolución 236 de 2009 de la Vicerrectoría Académica relacionado con que los aspirantes a los programas de admisión especial solo podrán presentarse a uno de ellos en una única ocasión, no puede ser aplicable en consideración a la providencia del Consejo de Estado de fecha 21 de mayo de 2009 con relación a los bachilleres miembros de las Comunidades Indígenas.

3. Sin perjuicio de lo anterior se ve conveniente que por la Vicerrectoría Académica y la Dirección Nacional de Admisiones se estudie si el artículo 18, capitulo III de la Resolución 236 de 2009 de la Vicerrectoría relacionado con que los aspirantes a los programas de admisión especial solo podrán presentarse a uno de ellos en una única ocasión deba seguirse aplicando con relación a los otros programas de admisión especial.

II. SEGUNDO PROBLEMA JURIDICO:

¿ Es posible que un aspirante a la Universidad Nacional de Colombia que habiéndose presentado por el programa de admisión de bachilleres de municipios pobres, siendo admitido y que no hizo uso de su matrícula, aspire a presentarse de nuevo a la Universidad Nacional de Colombia por el programa especial para admisión de bachilleres miembros de comunidades indígenas?

a. FUENTE FORMAL:

Fallo proferido por el Consejo de Estado de fecha 21 de mayo de 2009

Acuerdo 18 de 1999 del Consejo Superior Universitario

Acuerdo 93 de 1989 del Consejo Superior Universitario

Acuerdo 008 de 2008 del Consejo Superior Universitario

Resolución 236 de 2009 de la Vicerrectoría Académica

b. TÉSIS JURÍDICA:

De conformidad con lo dispuesto por el Consejo de Estado respecto a la demanda del parágrafo 2° del acuerdo 018 de 1999 y no obstante lo dispuesto por el Acuerdo 93 de 1989, aquel aspirante que habiéndose presentado por el programa de admisión de bachilleres de municipios pobres, siendo admitido y que no hizo uso de su matrícula, si puede aspirar y presentarse de nuevo por el programa especial para admisión de bachilleres miembros de comunidades indígenas teniendo en cuenta que el régimen de beneficios al cual tiene derecho dependerá básicamente del sistema que haya escogido, esto es, no puede pretender el aspirante que opta por el sistema de miembros de comunidades indígenas hacerse acreedor a los beneficios del programa de admisión de mejores bachilleres de municipios pobres.

Lo anterior teniendo en cuenta lo determinado por el Acuerdo 93 de 1989, que determina:

"por el cual se crea el programa de admisión para mejores bachilleres de Municipios Pobres"

EL CONSEJO SUPERIOR UNIVERSITARIO

En ejercicio de sus facultades legales, y considerando:

1. Que es propósito de la Universidad, en desarrollo del interés social del estado, promover los mecanismos que persigan una mayor igualdad de oportunidades de acceso a la Educación Superior.

2. Que debido a los desequilibrios del desarrollo regional y local, existen en Colombia una gran cantidad de Municipios en estado de extrema pobreza, en los cuales sus estudiantes culminan su educación secundaria en medio de múltiples dificultades y carencias y con pocas posibilidades de continuar estudios superiores.

3. Que según el Acuerdo N° 22 de 1986 del Consejo Superior Universitario dictó "disposiciones acerca del ingreso a al Universidad de integrantes de comunidades indígenas" en desarrollo del mismo objetivo social que se busca en el presente Acuerdo.

4. Que el Consejo Superior Universitario acordó distribuir gratuitamente 200 formularios entre los mejores bachilleres de 50 municipios pobres, escogidos aleatoriamente para ingresar a este programa en el primer semestre académico de 1990.

Acuerda:

Artículo 1° A partir del presente acuerdo se contempla un cupo equivalente al 2% de los cupos establecidos para cada carrera, que ofrezca la Universidad en su Sede Bogotá y Seccionales, para ser llenados por los aspirantes de municipios pobres, seleccionados en este programa.

PARAGRAFO: Cuando el 2% de los cupos señalados en este artículo no correspondan a número entero, el Comité de admisiones procederá a realizar la aproximación a los esteros superior o inferior inmediatos

Artículo 2°. Los aspirantes a los cupos establecidos para el presente programa deberán obtener el puntaje mínimo de ingreso ordinario que se establezca para la Universidad, en los respectivos exámenes de admisión.

Artículo 3° Todos los aspirantes al presente programa deberán reunir todos los requisitos que exige la Universidad para ingresar a ella

Artículo 4°. Los aspirantes admitidos en desarrollo del presente programa pagarán la matrícula mínima y serán beneficiarios del préstamo beca (...)

Artículo 5. El Comité de admisiones establecerá semestralmente los municipios que serán beneficiados por el presente programa y definirá documentación adicional a la ordinaria que deberá ser presentada por los aspirantes.

Artículo 6°. El Comité de Admisiones de acuerdo con los estudios estadísticos sobre los aspirantes al presente programa y el seguimiento realizado sobre los admitidos, presentará al Consejo Superior Universitario propuestas que permitan extender la cobertura del mismo modificar si es conveniente su administración.

Artículo 7°. Este acuerdo rige a partir de la fecha de expedición"

Por su parte la Resolución 236 de 2009 de la Vicerrectoría Académica, establece frente a los programa de admisión especial en el capítulo III, artículo 18 que los "Los programas de Admisión especial son excluyentes entre si"

Ahora bien, lo anterior debe verse frente a lo dicho por el Consejo de Estado en la sentencia materia de análisis cuando entró a estudiar la procedencia de la nulidad del parágrafo 2° del Acuerdo 018 de 1999:

"Parágrafo 2°: Tampoco tendrán derecho a este programa especial los aspirantes o estudiantes que hayan obtenido su cupo en la Universidad Nacional mediante el sistema de inscripción e ingreso regular.

Demanda frente a la cual específicamente observó dicha Corporación:

"Ligeramente esbozadas como quedan las anteriores diferencias, es preciso entrar a definir si lo establecido en el artículo 1° parágrafo 2°del Acuerdo 018 de 1999, expedido por el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional de Colombia, es o no violatorio de las normas consignadas en la demanda, al disponer, como se dijo ut supra, que no tendrán derecho a acceder a los beneficios inherentes al programa especial para la admisión de bachilleres miembros de comunidades indígenas, " los aspirantes o estudiantes que hayan obtenido su cupo en la Universidad Nacional mediante el sistema de inscripción e ingreso regular".

Para la Sala es claro que los bachilleres indígenas tienen la libre opción de acogerse o no a uno de los dos sistemas de ingreso anteriormente referidos. En ese sentido, el régimen de beneficios al cual tienen derecho, dependerá básicamente del sistema que hayan escogido, sin que les sea dable pretender que se les hagan extensivos los beneficios que corresponden al otro sistema. Así por ejemplo, el bachiller indígena que decide presentarse a la Universidad Nacional de Colombia acudiendo al sistema de inscripción e ingreso regular, no puede aspirar a que se le aplique el régimen establecido para quienes obtengan su cupo universitario a través del programa Especial, pues esa mixtura de regímenes sería contraria al ordenamiento jurídico. En otras palabras el hecho de escoger una de las opciones mencionadas, determina y condiciona el régimen de requisitos y beneficios que será aplicado al bachiller indígena que obtenga un cupo en la Universidad Nacional de Colombia." (subrayado fuera de texto).

Así las cosas y partiendo del argumento esbozado por el Consejo de Estado se tiene que le es dable a un miembro de la comunidad indígena presentarse a la Universidad Nacional por el programa regular de admisión o por los programas especiales, en ese sentido lo que tiene que tener en cuenta la Universidad es el régimen de beneficios a que tienen derecho el cual dependerá básicamente del sistema que hayan escogido, sin que puedan pretender beneficios de otros sistemas.

Lo anterior fundamentalmente porque la normatividad interna de la Universidad no establece ninguna cortapisa o limitante para que los aspirantes a ser admitidos por el programa regular a la Universidad Nacional de Colombia se vuelvan a presentar a la institución en el evento de haber perdido la calidad de admitidos por no matricularse, por lo que no habría proporcionalidad ni razón suficiente en términos constitucionales para implementar una medida distinta dentro de la Universidad para los aspirantes a ser admitidos por un programa especial.

c. CONCLUSION:

En virtud de lo dicho por el Consejo de Estado en providencia de fecha 21 de mayo de 2009, por medio de la cual se declaró la nulidad del inciso tercero del artículo 1° del Acuerdo 018 de del 26 de julio de 1999 y dada la reglamentación interna de la Universidad para los aspirantes a programa de admisión regular, es posible que un aspirante que habiéndose presentado por el programa de admisión de bachilleres de municipios pobres, siendo admitido y que no hizo uso de su matrícula, aspire a presentarse de nuevo a la Universidad Nacional de Colombia por el programa especial para admisión de bachilleres miembros de comunidades indígenas, teniendo claro que el régimen de beneficios al cual se hace acreedor depende del sistema que haya escogido.

El anterior concepto se rinde en los términos del artículo 25 del Código Contencioso Administrativo.

Cordialmente,

MARÍA MERCEDES MEDINA OROZCO

Jefe

NOTAS DE PIE DE PÁGINA:

1 Al respecto conviene observar la Sentencia C- 022 de 1996 de la Corte Constitucional, donde dicha Corporación establece los criterios para el test de razonabilidad.