Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Concepto 4 de 2010 Oficina Jurídica Nacional
 
  Fecha de Expedición: 12/01/2010  
  Fecha de Entrada en Vigencia:
 
  Medio de Publicación:

 
  Sistema de Información Normativa, Jurisprudencial y de Conceptos "Régimen Legal" - Universidad Nacional de Colombia
 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    

OFICINA JURÍDICA NACIONAL

CONCEPTO No.4

Memorando 032

Ciudad y fecha: Bogotá, D. C., 12 de enero de 2010

Para: Doctora Marqueza Bozón Pérez Gerente Nacional - Unidad de Servicios de Salud - UNISALUD

Referencia: Oficio GNU-481-08 del 26 de noviembre de 2008, recibido el 09 de Diciembre del mismo año

Respetada Doctora:

De manera atenta y en relación con el Oficio de la referencia, en donde se formula consulta a partir del desarrollo del tema del Fondo Especial de Unisalud, esta Oficina Jurídica emite concepto en los siguientes términos:

FUENTE FORMAL

- Decreto 1210 de 1993

- Ley 647 de 2001

- Acuerdo 103 de 1995

- Acuerdo 69 de 1997 del CSU

- Acuerdo 013 de 2002

- Acuerdo 011 de 2005 del CSU

- Acuerdo 024 de 2008

- Resolución de Rectoría 040 de 2001

- Resolución de Rectoría 2030 de 2002

- Resolución de Rectoría 1031 de 2008

FUENTES AUXILIARES

Sentencia T-152 de 2009

DESCRIPTORES

Fondo Especial de Unisalud

PROBLEMAS JURÍDICOS

I. ¿La Resolución 1031 del 23 de julio de 2008 "Por medio de la cual se establecen medidas reglamentarias y administrativas para el funcionamiento del Fondo Especial de la Unidad de Servicios de Salud de la Universidad Nacional de Colombia -UNISALUD- tiene fuerza ejecutoria y consecuencialmente, las medidas para su inclusión y correcta puesta en funcionamiento?

TESIS JURÍDICA

LA RESOLUCIÓN DE RECTORÍA 1031 DEL 23 DE JULIO DE 2008, HA PERDIDO SU FUERZA EJECUTORIA POR CUANTO EL ACUERDO 013 DE 2002 DEL CONSEJO SUPERIOR UNIVERSITARIO, ACTO ADMINISTRATIVO EN EL CUAL SE SUSTENTA FUE DEROGADO EXPRESAMENTE.

La Resolución de Rectoría No. 1031 de 2008, define la estructura del Fondo Especial de UNISALUD como una empresa en el sistema de gestión financiera de QUIPU, denominada "FONDO ESPECIAL UNISALUD" en la cual se administraran todos los recursos destinados para su funcionamiento y funcionará desde el Nivel Nacional hasta la minima unidad ejecutora de los diferentes niveles de Unisalud , señalando que los recursos del fondo especial definidos por el artículo 7 del Acuerdo 013 del 2002 del CSU, originados por las actividades propias de la Unidad deben ser administrados en dichos fondos tanto a nivel nacional como a nivel de sede; así mismo determina en cuanto a la distribución presupuestal de los recursos del Fondo señalados anteriormente que esta a cargo de la Gerencia Nacional de Unisalud de conformidad con lo establecido en los artículos 5 y 8 del Acuerdo 013 de 2002 del CSU, de acuerdo con la proyección de ingresos de cada Sede, ordenando que dicha distribución debe aplicarse a partir de la vigencia 2008.

De conformidad con lo anterior, se debe aclarar que si bien es cierto la Resolución de Rectoría 1031 de 2008, entró a regir a partir de su expedición, esto es el 23 de julio de 2008, también es cierto que fue emitida con fundamento en lo establecido por el Acuerdo 013 de 2002 del CSU, norma interna que fue derogada expresamente por el artículo 44 del Acuerdo 024 de 2008, "Por el cual se regula el funcionamiento de la Unidad de Servicios de Salud - Unisalud, de conformidad con lo dispuesto en la Ley 647 de 2001", el cual entró a regir a partir del día de su publicación, es decir el 06 de octubre de 2008.

Es así como el Acuerdo 013 de 2002 fue derogado expresamente por el artículo 43 del Acuerdo 024 de 2008, por lo que de conformidad con el numeral 2 del artículo 66 del Código Contencioso Administrativo, el cual establece que los actos administrativos son obligatorios mientras no hayan sido anulados o suspendidos por la Jurisdicción Contenciosa Administrativa, señalando que en todo caso pierden su fuerza de ejecutoria cuando desaparezcan sus fundamentos de hecho o de derecho, entre otros casos, se debe inferir que la Resolución de Rectoría 1031 del 23 de julio de 2008, ha perdido su fuerza ejecutoria por cuanto el acto en la cual se sustentaba se encuentra derogado.

CONCLUSIÓN

De conformidad con lo señalado anteriormente, se debe inferir que la Resolución de Rectoría 1031 del 23 de julio de 2008, ha perdido su fuerza ejecutoria por cuanto el acto en la cual se sustentaba, es decir el Acuerdo 013 de 2002 del Consejo Superior Universitario fue derogado expresamente por el artículo 43 del Acuerdo 024 de 2008 emitido por el mismo órgano colegiado, de conformidad con lo señalado por el artículo 66 del Código Contencioso Administrativo, y por ende no es procedente adoptar medidas para su ejecución.

II- ¿Resulta aplicable la figura del Fondo Especial para Unisalud?

TESIS JURÍDICA

DE ACUERDO A LAS ACTIVIDADES QUE DESARROLLA UNISALUD, LOS RECURSOS QUE MANEJA NO SON SUSCEPTIBLES DE SER ADMINISTRADOS A TRAVÉS DE LOS FONDOS ESPECIALES EN LOS TÉRMINOS SEÑALADOS POR EL DECRETO 1210 DE 1993.

En cuanto a la aplicación de la figura del Fondo Especial para Unisalud, se debe tener en cuenta como primera medida lo señalado para el efecto por el Decreto 1210 de 1993:

"ARTÍCULO 8. AUTONOMÍA FINANCIERA Y PRESUPUESTAL. Para los fines definidos por este Decreto, la Universidad Nacional de Colombia tiene autonomía para usar, gozar y disponer de los bienes y rentas que conforman su patrimonio, para programar, aprobar, modificar y ejecutar su propio presupuesto, en los términos que defina la Ley Orgánica de Presupuesto y la correspondiente ley anual, teniendo en cuenta su naturaleza y régimen jurídico especiales.

Los bienes de la Universidad son imprescriptibles e inembargables. Para la administración y manejo de los recursos generados por actividades académicas e investigación, de asesoría o de extensión, la Universidad podrá crear fondos de manejo especial con el fin de garantizar el fortalecimiento de las funciones propias de la institución. Su manejo y administración se harán conforme a la ley."

Así mismo el Acuerdo 011 de 2005 del Consejo Superior Universitario - Estatuto General-, señala en cuanto a los Fondos Especiales que funcionarán y se organizarán conforme al régimen presupuestal y de planeación y a los reglamentos especiales que adopte el Consejo Superior Universitario, en los niveles Nacional, de Sede y de Facultad, así como en los Institutos de Investigación y Centros de Sedes, según las necesidades operativas y conforme a los criterios de racionalidad técnica y administrativa, en los términos previstos en el artículo 8 del Decreto 1210 de 1993.

Por otra parte el Acuerdo en mención reitera que los fondos especiales deben funcionar como cuentas contables separadas y administradas por el funcionario competente y en los cuales pueden ser ordenadores del gasto previa delegación del Rector, los Vicerrectores, el Gerente Nacional Administrativo y Financiero, los Directores de las Sedes de Presencia Nacional, los Decanos, los Directores de los Institutos de Investigación o de Centros de Sede, los Jefes o directores de Unidades Especiales o de las dependencias que señale el Consejo Superior Universitario.

Así mismo y en cuanto a los recursos de los Fondos Especiales propiamente dichos, se tiene que la Resolución de Rectoría 2030 de 2002 que modifica la Resolución 040 de 2001, establece que son todos aquellos generados por concepto de:

- Actividades académicas de formación, investigación y extensión y otras análogas o complementarias.

- Los que se causen en el desarrollo de las actividades de que trata el parágrafo del artículo 2 del Decreto 1210 de 1993, es decir:

- La presentación de estudios y propuestas a las entidades encargadas de diseñar y ejecutar los planes de desarrollo económico y social;

- La asesoría y emisión de conceptos a las instituciones correspondientes, al CESU y al ICFES, en materias tales como planeación de la educación superior, reconocimiento de universidades, autorización de programas de posgrado, diseño, adopción y aplicación de exámenes de Estado, evaluación y acreditación de programas de educación superior, homologación de títulos, reglamentación del Sistema de Universidades Estatales y otros aspectos de la Ley 30 de 1992;

- El adelantar, por su cuenta o en colaboración con otras entidades, programas de extensión y de apoyo a los procesos de organización de las comunidades, con el fin de vincular las actividades académicas al estudio y solución de problemas sociales y económicos;

- El adelantar por su cuenta o en colaboración con otras entidades, programas y proyectos orientados a impulsar el desarrollo productivo y empresarial del país;

- El cooperar con organizaciones gubernamentales y no gubernamentales en tareas de investigación, docencia y extensión.

- Los que se le transfieran con cargo a las apropiaciones del presupuesto de la Universidad.

En este contexto, la Resolución en cita establece que deben ingresar a los Fondos Especiales tanto los recursos de carácter contraprestacional como los que le sean transferidos sin ese carácter por cualquier persona natural o jurídica, pública o privada, o por otro u otros Fondos Especiales, para efecto de desarrollar cualquier tipo de actividad relacionada con las finalidades y funciones de la Universidad.

De conformidad con lo anteriormente expuesto se tiene que los Fondos Especiales en los términos señalados por el decreto 1210 de 1993 únicamente tienen aplicación para la administración y el manejo de los recursos generados por actividades académicas e investigación, de asesoría o de extensión, es así como se debe establecer, como efectivamente se hace más adelante la naturaleza de Unisalud y las funciones que desempeña al interior de la Universidad para verificar la aplicación de la figura de Fondo Especial para el manejo de los recursos que percibe y maneja Unisalud.

RESOLUCIONES DE RECTORÍA 040 DE 2001 Y 2030 DE 2002

Aunado a lo anterior se debe analizar lo consagrado respecto la naturaleza y recursos de los Fondos Especiales por las Resoluciones de Rectoría 040 de 2001 y 2030 de 2002 en los siguientes términos:

Resolución de Rectoría 040 de 2001:

"Artículo 29. Naturaleza de los Fondos Especiales. Los Fondos Especiales de que trata el presente Capítulo, constituyen sistemas especiales para la administración y manejo de los recursos generados por actividades académicas de formación, investigación y extensión, con el fin de garantizar el fortalecimiento de las funciones propias de la Universidad, en los términos del artículo 8 del Decreto Extraordinario 1210 de 1993. Los Fondos Especiales funcionarán como cuentas contables separadas, administradas en la forma indicada en el artículo siguiente y contra las cuales la ordenación del gasto, conforme a las normas aplicables, corresponderá al Rector General o al funcionario delegado por el Rector General.

Parágrafo. A través de los Fondos Especiales también se podrán administrar y manejar recursos del presupuesto de la Universidad, tanto propios como provenientes de aportes del presupuesto nacional, de conformidad con las normas internas. Igualmente los Fondos Especiales organizarán subcuentas para el manejo contable independiente de recursos de Unidades de Gestión Académico-administrativas, Unidades administrativas, programas o proyectos. (Subrayado y negrilla fuera del texto)

En este punto es menester señalar que el parágrafo del artículo 29 de la Resolución de Rectoría 040 de 2001, excede los límites y parámetros señalados en el inciso 2 del artículo 8 del Decreto 1210 de 1993 para la creación de los fondos de manejo especial, toda vez que esta última limita la utilización de dichos fondos a la administración y manejo de los recursos generados por actividades académicas, de investigación, de asesoría o de extensión, sin contemplar o incluir los recursos del presupuesto de la Universidad, ya sean propios o provenientes del presupuesto nacional, ni los recursos de las Unidades Administrativas, como el creado en este caso para Unisalud por el numeral 1 del artículo 30 de la Resolución de Rectoría 040 de 2001.

Así mismo se considera que la Resolución de Rectoría 2030 de 2002 que modifica la Resolución de Rectoría 040 de 2001, excede igualmente los parámetros establecidos por el Decreto 1210 de 1993 para los fondos especiales, al determinar que son recursos de los Fondos Especiales además de los señalados por el decreto en cita, los que se transfieran a la Universidad con cargo de apropiaciones de su presupuesto, los recursos de carácter contraprestacional y los que se transfieran sin ese carácter por cualquier persona natural o jurídica publica o privada, o por otro u otros fondos especiales, para efecto de desarrollar cualquier actividad relacionada con las finalidades y funciones de la Universidad.

No obstante lo anterior, teniendo en cuenta que la Resolución de Rectoría 2030 de 2002 se encuentra vigente y para el caso de estudio, es menester indicar que dicha norma establece cuales son los recursos que ingresarán a los Fondos Especiales con destinación específica, entre otros:

a) Los provenientes de órdenes, contratos y convenios para la realización de asesorías, consultorías, estudios, prestación de servicios y en general, todo tipo de actividades académicas de formación, investigación o extensión.

b) Los producidos por la realización de seminarios, cursos de extensión, foros y eventos similares.

c) Los ingresos por concepto de inscripciones, matrículas y derechos académicos de programas de posgrado.

En este orden de ideas y respecto a los recursos con destinación especifica antes mencionados, se tiene que la Resolución de Rectoría 2030 de 2002, establece que deben estar destinados de manera exclusiva a los gastos relacionados directa y respectivamente con:

- Los contratos, órdenes contractuales y convenios

- Los seminarios, cursos de extensión, foros y eventos similares, y

- Los programas de posgrado

Señalando además que específicamente son posibles para estos fines los siguientes gastos:

a) Adquisición o utilización a cualquier título de bienes tales como muebles, equipos y elementos de oficina, equipos de computación, programas o soportes lógicos, elementos para laboratorios, equipos y artículos de comunicaciones, aparatos de radio, televisión, sonido y proyección de redes, insumos, artículos para el mantenimiento y el aseo, libros, revistas y periódicos, etc.

b) Actividades de conservación, mantenimiento y reparación de bienes muebles e inmuebles.

c) Prestación de servicios por parte de personas naturales o jurídicas.

d) Suscripción de pólizas de manejo y de seguros necesarias para la ejecución de las órdenes y los contratos que se celebren.

e) Prestación de servicios públicos.

f) Servicios de mensajería, correos, telégrafos, fax, transmisión de información, redes de datos y otros medios de comunicación, alquiler de líneas y embalaje y acarreo de elementos

g) Transporte y viáticos y gastos de estadía.

h) Reconocimiento de estímulos al personal académico, los cuales deben estar estrictamente ligados a cada orden, contrato, convenio o actividad que genere recursos o a los contratos que se celebren de conformidad con el Acuerdo 004 de 2001 del Consejo Superior Universitario. Los estímulos se precisarán mediante autorizaciones de prestación de servicios académicos remunerados, suscritas por el respectivo ordenador del gasto y estarán sometidos a este régimen los reconocimientos que se hagan a miembros del personal académico que presten servicios a Unimedios y Unibiblos para la ejecución de órdenes, contratos y convenios que generen recursos.

i) Realización de eventos y sesiones de trabajo

En esta medida se debe inferir que los recursos manejados por Unisalud en los términos señalados por el Acuerdo 024 de 2008, a pesar de que se establezcan como de destinación especifica, no comparten ni el origen ni el destino de dicha destinación, en los términos indicados por la Resolución de Rectoría 2030 de 2001, como más adelante se analiza.

UNIDAD DE SERVICIOS DE SALUD - UNISALUD

La naturaleza de Unisalud, de conformidad con lo señalado por la Ley 647 de 2001 y el Acuerdo 024 de 2008 del Consejo Superior Universitario, es la de una dependencia especializada de la Universidad, adscrita a la Rectoría, con una organización propia y la administración de sus recursos independientes, la cual tiene como objeto garantizar el bienestar de sus afiliados y beneficiarios en materia de seguridad social en salud, conforme a la Constitución y la Ley.

Así mismo y respecto del carácter otorgado a Unisalud, se tiene como una organización de carácter nacional, con funcionamiento en las Sedes de Bogotá, Medellín y Palmira, aclarando que la atención de sus filiados es de cubrimiento nacional, en donde la desconcentración de las Sedes se da para efectos administrativos y con el fin de garantizar la contratación y pago de los servicios asegurando su cubrimiento en sus zonas de influencia

Así mismo se tiene que la Ley 647 de 2001 que modifica y adiciona el artículo 57 de la Ley 30 de 1992, señala ciertas reglas que deben regir los sistemas propios de seguridad social en salud, entre las cuales esta lo referente a su administración y financiamiento, señalando que dicho sistema se debe administrar por la propia Universidad que lo organice y se debe financiar con las cotizaciones que se establezcan en los términos y dentro de los limites máximos previstos en el inciso 1 del artículo 204 de la Ley 100 de 1993, modificado por el artículo 10 de la Ley 1122 de 2007, que establece el monto y la distribución de las cotizaciones.

De conformidad con lo anterior el Acuerdo 024 de 2008 del Consejo Superior Universitario determina que los recursos con los que cuenta Unisalud son de destinación específica, discriminándolos de la siguiente manera:

- El valor de las cotizaciones de salud

- El producto de la venta del plan complementario de salud

- El valor de las cuotas moderadoras y copagos

- El producto de las inversiones que efectúe Unisalud con sus recursos, incluyendo en este punto lo referente a la cuota de administración del préstamo social

- El valor de las multas y demás sanciones pecuniarias que se impongan

- El Producto de la venta de bienes y servicios y la recaudación de cartera

- La suma correspondiente a las apropiaciones con recursos del presupuesto nacional para salud

- La suma que a cualquier título transfiera cualquier persona con destino a Unisalud

- Los aportes provenientes de los beneficiarios adicionales

CONCLUSIÓN

Es así como debe entenderse, de conformidad con lo anteriormente expuesto respecto a la naturaleza y funciones de Unisalud, que las actividades que desarrolla no se encuentran incluidas dentro los presupuestos señalados en el artículo 8 del Decreto 1210 de 1993, es decir actividades académicas, de investigación, asesoría o de extensión, por lo que los recursos generados por Unisalud no serían susceptibles de ser administrados y manejados a través de los Fondos Especiales entendidos en los términos señalados en el Decreto en mención.

III- Como consecuencia de lo anterior ¿Es procedente financiera y administrativamente la adopción del Fondo para su funcionamiento?, De no ser procedente ¿Cuáles son las causas para su improcedencia?

TESIS JURÍDICA

NO ES PROCEDENTE FINANCIERA O ADMINISTRATIVAMENTE EL MANEJO DE LOS RECURSOS DE UNISALUD MEDIANTE UN FONDO ESPECIAL, TODA VEZ QUE DICHOS RECURSOS SE GENERAN POR LAS COTIZACIONES EFECTUADAS POR LOS FUNCIONARIOS AFILIADOS AL SISTEMA DE SALUD DE LA UNIVERSIDAD.

En este punto se considera pertinente señalar que esta Oficina por medio del Memorando 295 del 02 de abril de 2009, le solicitó información a la Gerencia Nacional Financiera y Administrativa, respecto a si el FONDO ESPECIAL UNISALUD ya fue creado en el sistema de gestión financiera QUIPU como empresa dando cumplimiento a la Resolución de Rectoría 1031 de 2008 y de no ser así, teniendo en cuenta que la Resolución en mención perdió su fuerza ejecutoria, considera procedente la adopción del Fondo Especial de Unisalud financiera y administrativamente hablando, a lo cual mediante Oficio GNFA-99-P del 15 de julio de 2009, recibida el 16 del mismo mes y año, nos informa que:

"La estructura financiera y presupuestal de la Universidad tiene establecida a la Unidad de servicios de Salud - Unisalud, como una entidad ejecutora que maneja sus ingresos y sus gastos independientemente de los demás recursos de la universidad y como tal se crearon en el Sistema Financiero Quipú en el cual para estos casos se maneja a través de una estructura denominada "empresa" a nivel de cada una de las sedes y en la Gerencia Nacional de Unisalud (esta última creada en esta vigencia, y no ha tenido ejecución) y una empresa consolidadora en la Gerencia Nacional Financiera.

Adicionalmente señala que dicha Unidad ejecutora no se maneja como un Fondo Especial ya que de acuerdo con lo establecido en el artículo 8 del Decreto 1210 de 1993, "Para la administración y manejo de los recursos generados por actividades académicas de investigación, de asesoría o de extensión, la universidad podrá crear fondos de manejo especial con el fin de garantizar el fortalecimiento de las funciones propias de la institución. Su manejo y administración se harán conforme a la ley.", caso que manifiesta no es el de Unisalud, puesto que sus ingresos se generan por las cotizaciones al sistema de salud de los funcionarios afiliados a Unisalud, para atender los gastos del sistema propio de seguridad social en salud de la Universidad.

CONCLUSIÓN

De conformidad con lo señalado por la gerencia Nacional Financiera y Administrativa, en cuanto a la procedencia financiera y administrativa de la adopción del Fondo Especial de Unisalud, se tiene que la estructura financiera y presupuestal de la Universidad maneja a la Unidad de Servicios de Salud - Unisalud, como una Unidad Ejecutora, con ingresos y gastos independientes de los demás recursos de la Universidad, que no se maneja como un Fondo Especial ya que el caso de Unisalud no esta dentro de los parámetros establecidos por el artículo 8 del Decreto 1210 de 1993, por cuanto sus ingresos se generan por las cotizaciones al sistema de salud de los funcionarios afiliados a Unisalud, para atender los gastos del sistema propio de seguridad social en salud de la Universidad.

IV- ¿Se deben inaplicar las normas que desarrollan el asunto del Fondo Especial de Unisalud y que actualmente se encuentran vigentes?

TESIS JURÍDICA

HASTA TANTO NO EXISTA UN PRONUNCIAMIENTO POR PARTE DE LA JURISDICCIÓN CONTENCIOSO ADMINISTRATIVA, NO SE PRESENTE NINGUNO DE LOS CASOS DE PERDIDA DE EJECUTORIA, SE REVOQUEN O SE DEROGUEN EXPRESAMENTE, NO SE PUEDEN INAPLICAR LAS NORMAS QUE ESTABLECEN EL FONDO ESPECIAL PARA UNISALUD.

En este punto es menester señalar que de conformidad con lo señalado por el Código Contencioso Administrativo, salvo norma expresa en contrario, los actos administrativos serán obligatorios mientras no hayan sido anulados o suspendidos por la jurisdicción de lo contencioso administrativo.

Así mismo el Código Contencioso Administrativo señala en cuanto a la pérdida de la fuerza ejecutoría de los actos administrativos, que ésta se da taxativamente en los siguientes casos:

-Suspensión provisional

-Cuando desaparezcan sus fundamentos de hecho o de derecho

-Cuando al cabo de 5 años de estar en firme, la administración no ha realizado los actos que le correspondan para ejecutarlo

-Cuando se cumpla la condición resolutoria a que se encuentre sometido el acto

-Cuando pierdan su vigencia

Por otra parte se tiene que la revocación directa de lo actos administrativos establecida por el Código en cita, debe ser efectuada por los mismos funcionarios que los hayan expedido, por sus inmediatos superiores, de oficio o a petición de parte, dejando sin efectos mediante un acto posterior plenamente motivado, con base en los siguientes casos:

1. Cuando sea manifiesta su oposición a la Constitución Política o a la ley.

2. Cuando no estén conformes con el interés público o social, o atenten contra él.

3. Cuando con ellos se cause agravio injustificado a una persona.

Es así como se puede inferir que hasta tanto no exista un pronunciamiento por parte de la Jurisdicción Contencioso Administrativa, no se presente ninguno de los casos de perdida de ejecutoria o se revoquen, no se puede inaplicar las normas que establecen el Fondo Especial para Unisalud.

Lo anterior de conformidad con lo señalado por la Corte Constitucional a través de la Sentencia T-152 de 2009:

"En resumen, en nuestro derecho administrativo, la ejecución obligatoria de un acto administrativo sólo puede suspenderse o impedirse por tres vías: i) judicial, cuando el órgano judicial competente suspende provisionalmente o anula el acto administrativo por irregularidades de tal magnitud que lo invalida. Su fundamento es, claramente, la ilegalidad o inconstitucionalidad de la medida administrativa, pues nunca puede ser apoyado en razones de conveniencia. ii) administrativa, mediante la revocatoria directa de la decisión administrativa. En esta situación, la autoridad que expidió el acto o su superior jerárquico lo deja sin efectos mediante un acto posterior plenamente motivado y con base en las tres causales consagradas en el artículo 69 del Código Contencioso Administrativo, dentro de las cuales se encuentra la manifiesta oposición a la Constitución o la ley. iii) automática, cuando se presentan las causales previstas en el artículo 66 del Código Contencioso Administrativo para la pérdida de fuerza ejecutoria del acto administrativo, tal es el caso del decaimiento del acto administrativo o desaparición de sus fundamentos de hecho o de derecho." (Subrayado fuera del texto)

Por otra parte y frente a los actos administrativos que crean, desarrollan y reglamentan el Fondo Especial de Unisalud, se tiene que estos son susceptibles de ser derogados expresamente por el órgano que los expidió, en el entendido de que la derogatoria tiene como finalidad dejar sin efecto una norma, expulsándola del ordenamiento jurídico, siendo entendida por la Jurisprudencia Constitucional como la cesación de la vigencia de una disposición como efecto de una norma posterior, que la priva de su fuerza obligatoria, reemplazando o no sus disposiciones por otras1, determinado que la Ley sólo puede ser derogada por otra de igual o superior jerarquía, la cual puede ser tácita, orgánica o expresa, establecida esta última cuando la nueva ley suprime formal y específicamente la anterior.

CONCLUSIÓN

Teniendo en cuenta que de conformidad con lo señalado por el Código Contencioso Administrativo, salvo norma expresa en contrario, los actos administrativos serán obligatorios, no se puede inaplicar las normas que establecen y desarrollan los Fondos Especiales para Unisalud, hasta tanto:

- Se deroguen expresamente por el órgano competente.

- Se anulen o suspendan por la Jurisdicción de lo Contencioso Administrativo

-Se presenten alguno de los casos de perdida de ejecutoria

-Se revoquen los actos Administrativos

V- ¿Qué sucedería con las materias reguladas en torno al Fondo Especial, como lo dispuesto en el literal a) del numeral 2 del artículo 6 de la Resolución de Rectoría 980 de 2004?

TESIS JURÍDICA

TENIENDO EN CUENTA QUE LA GERENCIA NACIONAL ADMINISTRATIVA Y FINANCIERA INDICÓ QUE HASTA AL MOMENTO NO HA ENTRADO EN FUNCIONAMIENTO EL FONDO ESPECIAL DE UNISALUD Y DE CONFORMIDAD CON EL ANÁLISIS JURÍDICO EFECTUADO POR ESTA OFICINA, NO ES PROCEDENTE LA APLICACIÓN DE LAS NORMAS INTERNAS QUE ESTABLECEN Y DESARROLLAN LO REFERENTE A DICHO FONDO.

En cuanto a las materias reguladas en torno al Fondo Especial, entre las cuales se encuentra lo dispuesto por el literal a del numeral 2 de la Resolución de Rectoría 980 de 2004, que delega en el Gerente Nacional de Unisalud la competencia en materia presupuestal para:

"Artículo 6. Además de las delegaciones contenidas en la Resolución de Rectoría No 040 de 2001 y demás normas que la han modificado, delegase en el Gerente Nacional de Unisalud la competencia para:

(...)

2. En materia presupuestal, con cargo a los recursos del Fondo Especial de Unisalud:

a. La autorización de los gastos de viaje y viáticos correspondientes a comisiones de servicio del personal de Unisalud.

b. La autorización de los gastos de transporte y de estadía del personal contratado en Unisalud."(Subrayado y negrilla fuera del texto)

Se tiene que de conformidad con lo señalado por la Gerencia Nacional Financiera y Administrativa a través del Oficio GNFA-299-P, ya mencionado, Unisalud se encuentra establecida en la estructura financiera y presupuestal de la Universidad, no como Fondo Especial sino como una unidad ejecutora que maneja sus ingresos y sus gastos, independiente de los demás recursos que maneja la Universidad, y así se encuentra creado en el Quipu como "empresa" a nivel de las Sedes y de la Gerencia Nacional de Unisalud.

En este orden de ideas y teniendo en cuenta lo informado por la Gerencia Nacional Financiera y Administrativa, la Unidad ejecutora a través de la cual se manejan los ingresos y gastos de Unisalud, en el Sistema Financiero Quipu, identifica de forma separada los recursos que le corresponden, tanto en el manejo presupuestal, hecho a través del plan de cuentas presupuestales, como en el manejo contable, regido por el Régimen de Contabilidad, aplicando para el caso específico de Unisalud el catálogo que asocia cuentas para el sector servicios de salud, a través del Plan Único de Cuentas la Contaduría General de la Nación, se tiene que hasta al momento no ha entrado en funcionamiento el Fondo Especial de Unisalud y por ende las materias reguladas en torno a éste no se deben haber ejecutado hasta ahora.

CONCLUSIÓN

En cuanto a las materias reguladas con base en el Fondo Especial de Unisalud y de acuerdo con lo señalado por la Gerencia Nacional Financiera y Administrativa, la Unidad de Servicios de Salud, se maneja como Unidad Ejecutora en el Sistema Financiero Quipu, identificándose de forma separada los recursos que le corresponden, tanto en el manejo presupuestal como en el manejo contable, aplicando para el caso específico de Unisalud el catálogo que asocia cuentas para el sector servicios de salud, a través del Plan Único de Cuentas del (sic) Contaduría General de la Nación, por lo que hasta el momento no ha entrado en funcionamiento dicho Fondo y por ende tampoco las normas internas que lo establecen, desarrollan y regulan, se tiene, de conformidad con el análisis jurídico efectuado anteriormente, que no es procedente la aplicación de las normas expedidas en torno a éste.

Este concepto se emite de conformidad con el Artículo 25 del Código Contencioso Administrativo.

Cordialmente,

MARÍA MERCEDES MEDINA OROZCO

Jefe

NOTAS DE PIE DE PÁGINA:

1 Sentencia C-634 de 1996 de la Corte Constitucional