Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Concepto 27 de 2009 Oficina Jurídica Nacional
 
  Fecha de Expedición: 20/05/2009  
  Fecha de Entrada en Vigencia:
 
  Medio de Publicación:

 
  Sistema de Información Normativa, Jurisprudencial y de Conceptos "Régimen Legal" - Universidad Nacional de Colombia
 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    

OFICINA JURÍDICA NACIONAL

CONCEPTO No. 27

OJN - 364

Bogotá D. C, 20 de mayo de 2009

Profesora

Beatriz Sánchez

Rector (E)

Universidad Nacional de Colombia

Referencia: Su oficio R- 1074 de 2008

Respetado profesora:

En respuesta a su comunicación de la referencia, por medio de la cual solicita concepto de la Oficina Jurídica Nacional respecto al caso de un docente a quien estando en trámites para la promoción a profesor titular se le aceptó la renuncia a partir del 1 de marzo de 2007, al respecto señalo lo siguiente:

FUENTE FORMAL:

Ley 30 de 1992

Decreto 1210 de 1993

Acuerdo 035 de 2002

Resolución de Rectoría 232 de 1988

DESCRIPTORES:

Promoción de docentes

Requisitos para ser Profesor Titular

Causales de desvinculación de los docentes

Término para decidir la solicitud de promoción

PROBLEMA JURÍDICO

¿Debe seguirse con el trámite de promoción a profesor titular, de un docente al cual se le aceptó la renuncia no habiendo finalizado el trámite para promoción?

TÉSIS JURÍDICA

No es necesario continuar con el trámite de promoción a profesor titular de un docente al cual se le aceptó la renuncia a su cargo.

Dicha tesis se fundamenta en lo siguiente:

I. RESPECTO A LA PROMOCIÓN DE LOS DOCENTES:

Como es sabido la Universidad Nacional de Colombia al ser un ente universitario del orden nacional con régimen especial, de conformidad con lo previsto en el artículo 69 de la Constitución Política, creada por la ley 66 de 1867 y regida actualmente por el Decreto Ley 1210 de 1993, régimen orgánico, y por el Acuerdo 011 de 2005 expedido por el Consejo Superior Universitario, pertenece a la categoría de entes autónomos e independientes. Como tal, dentro del régimen especial, la Universidad Nacional de Colombia es una persona jurídica autónoma, con gobierno propio y capacidad para organizarse y regular los derechos y las obligaciones de los docentes de la institución.

En ese orden de ideas el Capítulo III del Decreto 1210 de 1993, establece en su artículo 23 respecto al régimen jurídico de los profesores universitarios de carrera: "los profesores universitarios de carrera son empleados públicos amparados por régimen especial".

Respecto al Estatuto de Personal Académico observa el artículo 23 del mismo Decreto 121O de 1993: "En lo relativo al régimen de profesores universitarios de carrera, el estatuto de personal académico tendrá en cuenta lo siguiente:

a. La Selección y vinculación se hará siempre mediante concurso abierto y público. El primer año de vinculación se considerará como periodo de prueba

b. La promoción de los profesores dentro de la carrera profesoral universitaria se hará de oficio o a petición del interesado, sobre la base de la producción académica y de los resultados de la evaluación integral y periódica de su actividad universitaria..."

En ese marco se encuentra el Estatuto de personal Docente de la Universidad Nacional- Acuerdo 035 de 2002 (aplicable para el personal académico que hubiere sido vinculado a partir de la vigencia del mismo o estando en régimen anterior se hubiere acogido a este, siempre y cuando no se hubieren sometido voluntaria y expresamente al régimen consagrado en el Acuerdo 016 de 2005 - artículo 35), el cual respecto a las Categorías de los docentes establece: "Cada uno de los miembros del personal académico de carrera profesoral universitaria pertenecerá a una de las siguientes categorías:

- Instructor Asistente

- Instructor Asociado

- Profesor Asistente

- Profesor Asociado

- Profesor Titular.

PARÁGRAFO I. Se podrá acceder a las diferentes categorías de la carrera profesoral universitaria de que trata este artículo por concurso abierto y público de ingreso, previa evaluación satisfactoria durante el período de prueba, por promoción, y por reingreso. A la categoría de Profesor Titular sólo se puede acceder por promoción; sin embargo, en casos excepcionales y debidamente sustentados, a juicio del Consejo Superior Universitario, previo concepto favorable del Consejo Académico, podrá accederse directamente a esta categoría mediante concurso público de ingreso, previa evaluación satisfactoria durante el período de prueba. En todos los concursos, la Universidad exigirá como mínimo los requisitos para acceder a la categoría de Instructor Asociado, salvo en el caso que se autorice convocatoria de concurso para un cargo en la categoría de instructor asistente conforme al artículo 20 de este estatuto.

(...)"

Ahora bien, el mencionado estatuto establece una serie de requisitos para las promociones determinadas en el artículo 21, así: "La promoción en la carrera profesoral universitaria se hará a petición del interesado, siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos:

(...)

1. De Profesor Asociado a Profesor Titular:

a. Un período como profesor asociado mínimo de cuatro (4) años.

b. Acreditar título de maestría, de especialidad en el área de la salud con una duración de al menos tres años, o doctorado.

c. Evaluación integral satisfactoria de su desempeño académico en la categoría de profesor asociado.

d. Presentar un trabajo individual, registrado previamente al momento de su iniciación, preparado especialmente para la promoción, y con evaluación favorable de al menos dos de los tres jurados considerados pares académicos del aspirante, designados conjuntamente por el Rector General y un delegado designado para el efecto por el Consejo Superior Universitario, teniendo en cuenta el listado de profesores titulares de la Universidad activos o pensionados, y el listado por áreas académicas de pares externos que defina el Comité Interno de Asignación de Puntaje. Como mínimo uno de los jurados debe ser externo a la Universidad Nacional de Colombia. El nombre de los jurados designados no puede ser conocido.

PARÁGRAFO. En las promociones de que trata este artículo, se observarán estas reglas:

1. Los títulos de posgrado deben ser obtenidos en áreas afines al campo de trabajo del profesor o que contribuyan al mejoramiento de la actividad académica a juicio del Consejo de Facultad, Centro o Instituto Interfacultades, y evaluados según criterios del Comité Interno de Asignación de Puntaje.

2. En la determinación del cumplimiento del requisito de tiempo para las diferentes promociones no se cuenta el tiempo de las licencias o comisiones de servicio en otras instituciones.

3. El Consejo Académico definirá los criterios generales y los mecanismos de evaluación integral.

4. La solicitud de promoción debe ser iniciada por el interesado ante el director de la Unidad Básica de Gestión Académico Administrativa a la cual esté adscrito.

5. Con excepción del trabajo de promoción a la categoría de Profesor Titular, los trabajos específicos exigidos para la promoción pueden ser colectivos, en cuyo caso el aspirante a promoción deberá adjuntar al trabajo una comunicación avalada por los demás autores, en la cual se señale e individualice de manera clara la contribución académica de cada uno de ellos al conjunto del trabajo presentado.

6. Todas las promociones serán formalmente certificadas por el Consejo de Facultad o de Centro o Instituto Interfacultades, salvo la promoción a profesor asociado que será otorgada por el Consejo de Sede, y la promoción a profesor titular que será otorgada por el Consejo Superior Universitario. El concepto del jurado no es obligatorio en el caso de la competencia otorgada al Consejo Superior Universitario, órgano que podrá disponer, en consecuencia, el no otorgamiento de la promoción mediante acto motivado contra el cual sólo procede el recurso de reposición". (Subrayado fuera del texto).

Respecto a los requisitos para la promoción a profesor titular ha dicho esta oficina en concepto 22 del 1 de abril de 2008:

"Vale la pena señalar, que para el caso de la promoción de profesor Asociado a Profesor Titular el numeral 4 del artículo 21 del Acuerdo 035 de 2003, ha establecido los siguientes requisitos:

a) Un periodo como profesor asociado mínimo de cuatro (4) años. (literal a del numeral 4)

b) Acreditar título de maestría, de especialidad en el área de la salud con una duración de al menos tres años, o doctorado. (literal b del numeral 4)

c) Evaluación integral satisfactoria de su desempeño académico en la categoría de profesor asociado. (literal c del numeral 4)

Así mismo, estableció como uno de los desarrollos del criterio de producción académica (contemplado en el literal b del artículo 24 del Decreto 1210 de 1993) un requisito específico de promoción, relativo a la presentación de un trabajo individual por parte del profesor asociado que aspire a la promoción a la categoría de profesor titular, trabajo que necesariamente tendrá que llenar las siguientes condiciones particulares:

- Se trate de un trabajo individual (Numeral 4 literal d y numeral 5 del Parágrafo del artículo 21 del Acuerdo 035 de 2002)

- Registrado previamente al momento de su iniciación ante el Director de la Unidad Académica Básica ante la cual se encuentre adscrito el docente (Numeral 4 literal d y numeral 4 del Parágrafo del artículo 21 del Acuerdo 035 de 2002).

- Preparado especialmente para la promoción (Numeral 4 literal d del artículo 21 del Acuerdo 035 de 2002)

El trabajo en cuestión, deberá recibir la evaluación favorable de por lo menos dos de los tres jurados (pares académicos) designados para evaluar el trabajo del aspirante, de los cuales dos (2) serán designados por el señor Rector y uno (1) por el Consejo Superior Universitario, órgano competente al tenor del numeral 6 del parágrafo del artículo 21 del Acuerdo 035 de 2003, para otorgar la promoción de profesor asociado a titular".

Ahora bien, del análisis de las condiciones particulares establecidas para el caso del trabajo de promoción a la categoría de profesor titular, se tiene en primer lugar que este tendrá que ser eminentemente individual, lo anterior en directa y clara oposición a la posibilidad de presentar trabajos colectivos en otras promociones, como en el caso de la promoción de profesor asistente a profesor asociado (Ver el numeral 3 del artículo 21 y el numeral 5 del Parágrafo, ambos del artículo 21 del acuerdo 035 de 2002).

Igualmente, se exigirá que su creación obedezca de manera clara a la intención del autor de realizarlo de manera específica para la promoción a la que aspira, es decir que no se presenten trabajos individuales realizados como fruto de otras actividades del docente o como resultado de una intención ajena a la esperada por la norma, es decir que el trabajo sea un esfuerzo y un resultado de la dedicación del tiempo y la actividad intelectual del profesor con el único objetivo de obtener dicha promoción; es en este sentido que la norma establece como requisito adicional el registro previo a su iniciación ante el Director de la Unidad Básica de Gestión ante la cual se encuentre adscrito el docente, por lo que el registro previo podrá determinar de antemano, que el trabajo individual presentado ante el Consejo para la promoción, es el resultado de la intención inicial formalmente expresada ante el Director de la mencionada Unidad (ante quien según el numeral 4 del Parágrafo del Artículo 21 del Acuerdo 035 de 2002, se deberá efectuar la solicitud de promoción).

Lo anterior, obviamente sometido (una vez concluido el trabajo) a la evaluación y verificación académica efectuada por los pares académicos designados por las instancias competentes de la Universidad, y de los cuales como mínimo se tendrá que obtener dos (2) conceptos favorables (instancia en la que se verificará el merito creativo o académico proporcionado por el autor a la obra)."

Debe aclararse que la citada normatividad interna de la Universidad, tiene su fundamento en el artículo 76 de la ley 30 de 1992, por la cual se organiza el servicio público de Educación Superior, la cual dispone: "El escalafón del profesor universitario comprenderá las siguientes categorías: a) Profesor Auxiliar, b) Profesor Asistente, c) Profesor Asociado y d) Profesor Titular.

Para ascender a la categoría de Profesor Asociado, además del tiempo de permanencia determinado por la universidad para las categorías anteriores, el profesor deberá haber elaborado y sustentado ante homólogos de otras instituciones, un trabajo que constituya un aporte significativo a la docencia, a las ciencias, a las artes o a las humanidades".

II. RESPECTO A LA DESVINCULACION DE LOS DOCENTES:

Dado que el estatuto docente de la Universidad entra a regir todas las situaciones administrativas de los mismos, el artículo 29 del citado acuerdo 035 de 2002, estableció también las formas de desvinculación del personal académico, el cual determina: "Desvinculación. El personal académico será desvinculado de la carrera profesoral universitaria cuando se haya presentado una cualquiera de las siguientes situaciones:

1. La aceptación de renuncia, la cual debe ser presentada al menos treinta (30) días calendario antes de la fecha en la que el interesado pretenda retirarse.

2. La no renovación del nombramiento.

3. La incapacidad mental o física, declarada de conformidad con las disposiciones legales que regulen esta materia.

4. La obtención del reconocimiento de pensión y el disfrute de ella, de conformidad con las disposiciones aplicables.

5. El abandono del cargo, situación en la cual se incurre cuando se demuestre, previa investigación, que el profesor sin justa causa no reasumió sus funciones dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes al vencimiento de licencia, permiso, vacaciones, comisión o año sabático o cuando por el mismo término deje de cumplir con las funciones propias del cargo.

6. El haber llegado a la edad de retiro forzoso de acuerdo con las disposiciones legales.

7. El haber sido sancionado con destitución, de conformidad con la ley, el presente estatuto y la normatividad interna de la Universidad.

8. Estar incurso en una causal de inhabilidad o encontrarse inhabilitado por sanción accesoria a la destitución dispuesta por otra entidad pública, o por la interdicción de derechos o funciones públicas impuesta judicialmente.

9. Haber sido sancionado por falta grave por un tribunal de ética profesional legalmente reconocido o por el Consejo Superior de la Judicatura.

10. Por muerte. (Subrayado fuera del texto)."

III. RESPECTO AL TÉRMINO PARA DECIDIR LA SOLICITUD DE PROMOCIÓN.

Ahora bien, del contenido del oficio de la referencia, se establece que la Universidad ha venido adelantando la actuación o trámite administrativo de solicitud de promoción a docente titular desde abril del 2005, circunstancia respecto a la cual cabe precisarse:

+ El trámite de la promoción del profesor debe regirse por el acuerdo 035 de 2002, en virtud de que se entiende se inició con posterioridad a su vigencia, normatividad que no establece un término para adelantar la actuación administrativa tendiente a que se otorgue la promoción a docente titular;

+ No obstante esta oficina en concepto OJN- 025 de 2007, al analizar el tema de las normas que deben ser aplicadas en lo relacionado a la promoción de profesor titular, determinó:

"De todas maneras, el Acuerdo 035 en el citado numeral 4 del artículo 49, previendo que existían temas que para su correcta aplicación debían ser sujetos de reglamentación y con el fin de no causar traumatismos innecesarios a la administración, estableció la posibilidad de que se continuaran aplicando transitoriamente las reglamentaciones preexistentes, en este caso particular, únicamente, en opinión de esta oficina, la Resolución 232 de 1988 en cuanto al tiempo que tiene el jurado para emitir concepto1, configurando así una ultractividad temporal de esta disposición. Así pues, resulta forzoso concluir que en la actualidad, para el trámite de promoción a profesor titular de aquellos docentes regidos por el acuerdo 035 de 2002, deben aplicarse estrictamente los requisitos que para el trabajo de promoción establece ese Estatuto, teniendo en cuenta los tiempos que para la emisión de concepto por parte de los jurados establece la resolución 232 de 1988."

+ El plazo que determinó el artículo 1 de la citada Resolución de Rectoría 232 de 1988, es de 90 días para que los jurados otorguen la calificación y rindan el concepto término contado a partir de la fecha en que por escrito el Rector les comunique su designación;

+ No obstante lo anterior en el caso del ex docente de la Universidad se entiende que se cumplió por los jurados dicho término;

+ Sin perjuicio de lo anterior debe ser enfática esta oficina en recalcar que el término que requirió la administración no le generó al docente, derecho alguno, dado que la figura del silencio administrativo positivo sólo opera en los casos expresamente previstos en el artículo 41 del código contencioso administrativo.

Al respecto conviene determinar que en un caso similar de un docente, esta oficina manifestó en oficio OJN- 522 de 2006 respecto al silencio administrativo positivo: "El Código Contencioso Administrativo establece que esta figura sólo opera en los casos expresamente previstos en las disposiciones especiales2, de tal manera que si el acuerdo 72 de 1978 o la Resolución 232 de 1988 no le otorgan este efecto al incumplimiento del término estipulado, resulta imposible asignárselo. Así pues en la opinión de esta oficina, debe desestimarse la argumentación del profesor Arboleda Granados en este punto. Debe agregarse que, en este caso, el solicitante pudo, en su momento, haber acudido a algún otro mecanismo para lograr una rápida decisión de la administración si consideró que sus derechos fundamentales estuvieran siendo violados o que la tardanza llegare a causarle un perjuicio irremediable".

De acuerdo con lo anterior se tiene:

1. Que los docentes universitarios son empleados públicos con régimen especial;

2. Que el escalafón de los profesores universitarios está dado por distintas categorías establecidas por la ley 30 de 1992 y recogidas por el Estatuto docente de la Universidad entre las cuales está el ser docente titular;

3. Que la promoción de los docentes implica precisamente ascender en esas categorías;

4. Que las promociones que se inicien con posterioridad a la expedición del acuerdo 035 de 2002, deben aplicárseles íntegramente los requisitos exigidos por ese estatuto;

5. Que entre los requisitos para promocionarse como docente titular, está el ser profesor asociado;

6. Que también existe un requisito específico de promoción a dicha categoría, relativo a la presentación de un trabajo individual por parte del profesor asociado que aspire a la promoción a profesor titular, trabajo que tiene que haber sido registrado, preparado para la promoción y debe ser objeto de concepto favorable de al menos dos de los tres jurados considerados pares académicos del aspirante, concepto que no obliga al Consejo Superior Universitario quien otorga dicha promoción;

7. Que entre las causales de desvinculación de la Universidad de los docentes, se encuentra establecida la aceptación de la renuncia;

8. Que dado que la promoción de un docente implica precisamente un ascenso en el escalafón docente regido por la ley 30 de 1992 en concordancia con el artículo 21 del acuerdo 035 de 2002, no procede el trámite de una promoción de un docente que ha sido desvinculado de la Universidad por alguna de las causales del artículo 29 del acuerdo 035 de 2002, máxime cuando el requisito indispensable para ser promovido a ser profesor titular, es que el docente esté vinculado como profesor asociado;

9. Que para el trámite de promoción a profesor titular no hay establecido por el acuerdo 035 de 2002 un término, no obstante esta oficina ha considerado aplicable la Resolución 232 de 1988 en cuanto al tiempo que tiene el jurado para emitir su concepto;

10. El término que requirió la administración para adelantar el trámite de la promoción a docente titular no le generó al ex docente, derecho alguno, dado que la figura del silencio administrativo positivo sólo opera en los casos expresamente previstos en el artículo 41 del código contencioso administrativo;

11. Que por lo tanto no es necesario continuar con el trámite de promoción a profesor titular de un docente al cual se le aceptó la renuncia del cargo, a no ser que la Rectoría estime que a efectos de concluir con la gestión formal pertinente en materia de promociones, es apropiado que el Consejo Superior Universitario emita un pronunciamiento que de cuenta de la terminación del trámite en virtud de la mencionada renuncia.

12. Que independientemente de lo anterior para el caso de un profesor que tenga vinculación regular y vigente con la Universidad y que aspire a la promoción a profesor titular, su promoción tendría que ponerse a consideración del Consejo Superior Universitario a pesar del concepto negativo de dos de sus tres pares académicos, instancia que puede apartarse de dicho concepto dado que el mismo no es vinculante.

CONCLUSIONES:

De conformidad con lo anotado anteriormente y de acuerdo con la normatividad citada, esta Oficina concluye que no es necesario continuarse (sic) con el trámite de promoción a profesor titular de un docente al cual se le aceptó la renuncia a su cargo, pues el término que requirió la administración para el trámite de su promoción no le generó derecho alguno, a no ser que la Rectoría considere apropiado a efectos de completar con la gestión formal pertinente en materia de promociones, que el Consejo Superior Universitario emita un pronunciamiento que de cuenta de la terminación del trámite precisamente en virtud de la renuncia del interesado.

No obstante lo anterior debe aclararse que para el caso de un profesor que tenga vinculación regular y vigente con la Universidad, que aspire a la promoción a profesor titular, que su trabajo individual tenga concepto negativo de dos de sus tres pares académicos, su promoción tendría que ponerse a consideración del Consejo Superior Universitario, instancia que puede apartarse de dicho pronunciamiento ya que el mismo no es vinculante.

El anterior concepto se rinde en los términos del artículo 25 del Código Contencioso Administrativo.

Cordialmente,

MARÍA MERCEDES MEDINA OROZCO

Jefe

NOTAS DE PIE DE PÁGINA:

1 La resolución 232 de 1988 como se mencionó anteriormente reglamenta únicamente el tema de los jurados, sin embargo el literal d) del artículo 21 del Acuerdo 035 de 2002 dio parámetros precisos sobre ese tema, sin pronunciarse sobre el tiempo que tendría el jurado para emitir concepto, por lo que en este último asunto se seguirá aplicando la Resolución 232 de 1988.

2 Artículo 41. Silencio positivo. Solamente en los casos expresamente previstos en disposiciones especiales, el silencio administrativo equivale a una decisión positiva.