Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Concepto 37 de 2009 Oficina Jurídica Nacional
 
  Fecha de Expedición: 07/07/2009  
  Fecha de Entrada en Vigencia:
 
  Medio de Publicación:

 
  Sistema de Información Normativa, Jurisprudencial y de Conceptos "Régimen Legal" - Universidad Nacional de Colombia
 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    

OFICINA JURÍDICA NACIONAL

CONCEPTO No. 37

Memorando 640

Fecha: Bogotá, D. C., 7 de julio de 2009

Para: Doctora Flor Janeth Ardila Reyes. Directora Nacional de Bibliotecas.

Referencia: Sus correos electrónicos del 26 de marzo y 3 de abril de 2009. Concepto sobre préstamos de tesis en bibliotecas.

Respetada Doctora Flor Janeth:

En atención a los correos electrónicos de la referencia, mediante los cuales formulan inquietudes relacionadas con la posibilidad de efectuar el préstamo de tesis en las Bibliotecas de la Universidad Nacional de Colombia le informo lo siguiente:

FUENTE FORMAL

Convenio de Berna de 1886

Decisión Andina 351 de 1993

Tratado de la OMPI sobre derechos de Autor (Ley 565 de 2000)

Ley 23 de 1982.

Acuerdo 101 de 1977 del Consejo Superior Universitario.

Acuerdo 37 de 2005 del Consejo Superior Universitario.

Acuerdo 33 de 2007 del Consejo Superior Universitario.

Acuerdo 33 de 2008 del Consejo Superior Universitario.

Acuerdo 20 de 2001 del Consejo Superior Universitario.

Acuerdo 35 de 2003 del Consejo Académico

DESCRIPTORES

Entrega de tesis, trabajos finales y trabajos de grado.

Derechos morales de autor

Derechos patrimoniales de autor

Limitaciones y Excepciones al derecho de autor.

Función de la Biblioteca y acceso a la cultura

ANTECEDENTES

1. En las Bibliotecas se ofrecen dos tipos de servicio en principio: consulta en sala o préstamo externo del material bibliográfico.

2. En las Sedes Manizales, Medellín y Palmira se efectúa el préstamo externo de trabajos de grado y tesis. La Dirección Nacional de Bibliotecas considera que las tesis y trabajos de grado en formato físico no deben ser objeto de préstamo externo y únicamente deben ser consultadas en Sala

3. En el caso de las tesis que se encuentran en formato digital, sobre las que los autores han autorizado su publicación a la Universidad, podría considerarse que al ser estas de acceso abierto, se esta efectuando el préstamo externo. Adicionalmente la Biblioteca Digital permite garantizar no solo el cumplimiento de normas de propiedad intelectual sino de conservación de las tesis o trabajos de grado, muchos de los cuales no son publicados y son de difícil conservación.

PROBLEMA JURÍDICO

¿Es procedente que las bibliotecas de la Universidad Nacional de Colombia faciliten el préstamo externo de trabajos de grado y tesis?

TÉSIS JURÍDICAS

1. Con respecto a la entrega de trabajos de grado en pregrado, es necesario tener en cuenta el Acuerdo 33 de 2007 del Consejo Superior Universitario "Por el cual se establecen los lineamientos básicos para el proceso de formación de los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia a través de sus programas curriculares", norma que derogó el Acuerdo 37 de 2005 y algunas disposiciones del Acuerdo 001 de 2005 relacionadas con la presentación del trabajo de grado, ambas del Consejo Superior Universitario, señaló en el parágrafo único del artículo 10, con respecto a los trabajos de grado en pregrado lo siguiente:

"PARÁGRAFO. De acuerdo con las sugerencias de los Comités Asesores, las Facultades reglamentarán el proceso de calificación y socialización del trabajo de grado en algunas de la siguientes modalidades: 1. Trabajos investigativos (Trabajo monográfico, Participación en proyectos de investigación, Proyecto final). 2. Prácticas de extensión (Participación en programas docente-asistenciales, Internados médicos, Pasantías, Emprendimiento empresarial, Proyecto Social). 3. Actividades especiales (Exámenes preparatorios). 4. Opción de grado (asignaturas de posgrado)." (Subrayado fuera de texto)

En concordancia con lo anterior la Vicerrectoría Académica mediante Resolución No 242 del 27 de abril de 2009 "Por la cual se definen los criterios para la reglamentación de la asignatura Trabajo de Grado de los programas de pregrado de la Universidad Nacional de Colombia", señaló lo siguiente:

"Artículo 10. Las actividades, procesos, resultados, hallazgos, innovaciones o creaciones, y las experiencias, desarrolladas u obtenidas como fruto de alguna de estas dos modalidades de la asignatura Trabajo de Grado, deberán quedar consignados en un documento estructurado. Este documento será evaluado por el profesor director, complementario de la calificación de la asignatura y requisito para el registro, ante el SIA, de la calificación final correspondiente.

Parágrafo 1. Los Consejos de Facultad reglamentarán sobre las características y estructura de dicho documento y sobre si es o no obligatoria su socialización, y sobre su postulación al concurso interno de mejores trabajos de grado de la Universidad u otro tipo de concursos.

Parágrafo 2. Todos los productos finales de estas modalidades, estarán cobijados por el Acuerdo 035 de 2003 del Consejo Académico, que establece el Reglamento de Propiedad Intelectual en la Universidad Nacional." (Subrayado fuera de texto)

De acuerdo con lo señalado anteriormente, corresponderá a cada Consejo de Facultad establecer mediante reglamentación, no sólo la forma en que los trabajos de grado en pregrado deben ser presentados y calificados, sino también la forma en que estos serán socializados o divulgados, lo cual incluye la posibilidad o no de entregar copia de los documentos a las Bibliotecas de la Facultad o la Biblioteca Central.

En materia de estudios de posgrado, es importante tener en cuenta que en el Acuerdo 20 de 2001 del Consejo Académico "Por el cual se reglamentan los Estudios de Posgrado en la Universidad Nacional de Colombia", se reguló en forma específica la entrega de trabajos finales en la Biblioteca de la siguiente forma:

ARTÍCULO 29. Normas sobre trabajos finales. Todo trabajo final se regirá por las siguientes normas:

(...)

8. Una vez aprobado el trabajo final, el estudiante deberá entregar al Coordinador del Programa un original y dos (2) copias que se destinarán así: el original para la biblioteca central, una copia para la biblioteca de la Facultad y la copia restante para el director del trabajo; también deberá entregar el trabajo en medio magnético. En el caso de los trabajos finales de la Facultad de Artes, el Consejo de Facultad establecerá la forma como el trabajo debe ser entregado

ARTÍCULO 30. Normas sobre tesis de Maestría y Doctorado. Toda tesis de Maestría o Doctorado se regirá por las siguientes normas:

(...)

17. Una vez aprobada la tesis el estudiante deberá entregar al coordinador del programa un original y dos (2) copias que se destinarán así: el original para la biblioteca central, una copia para la biblioteca de la Facultad y la copia restante para el director de la tesis; también deberá entregar la tesis en medio magnético. En el caso de las tesis de la Facultad de Artes, el Consejo de Facultad establecerá la forma en que éstas deben ser entregadas.

Posteriormente estos artículos fueron derogados expresamente por el Acuerdo 37 de 2005 del Consejo Superior Universitario, el cual en el artículo 33, parágrafo segundo1, dispuso que las tesis de doctorado fueran entregadas a la Biblioteca de la Facultad y a la Biblioteca Central. En el caso de las tesis de maestría y los trabajos finales, correspondía a la Facultad reglamentar su entrega. Esta norma fue derogada, por el Acuerdo 33 de 2007 del Consejo Superior Universitario, norma que de manera específica sobre entrega de trabajos finales y tesis en la Biblioteca, no estableció una regulación en particular.

A partir de la expedición del Acuerdo 33 de 2008 del Consejo Superior Universitario, se establecieron las siguientes funciones a los Consejos de Facultad:

"Artículo 10. (...)

Parágrafo 1. El Consejo de Facultad, a propuesta del Comité Asesor de Programa Curricular de Postgrado, aprobará y reglamentará qué modalidades de trabajo final adopta para sus planes de estudio y definirá sus características."

Ahora bien, estas disposiciones deben ser analizadas en armonía con lo dispuesto en el numeral 1 del artículo 35 del Acuerdo 11 de 2005 del Consejo Superior Universitario, que dispone lo siguiente:

"ARTÍCULO 35. Funciones del Consejo de Facultad. Son funciones del Consejo de Facultad, además de las establecidas en el presente Estatuto, en la organización académico-administrativa, en los demás estatutos internos y reglamentos de la Universidad, las siguientes:

1. Definir las políticas específicas de la Facultad y recomendar políticas generales para la Universidad y adoptar los reglamentos internos que, conforme a la normatividad sean de su competencia, e informar de ello al Consejo de Sede. (...)" (Subrayado fuera de texto)

Es claro entonces que a lo largo de los últimos años, la Universidad bien de forma estatutaria (Reglamento de Estudios de Postgrado) o a través de reglamentaciones expedidas por los Consejos de Facultad de acuerdo con la política específica establecida para la Facultad, ha dispuesto que el estudiante debe entregar a la Biblioteca de la Facultad y/o a la Biblioteca Central, según sea el caso, ejemplares en medio físico o magnético de su trabajo de grado, trabajo final y/o tesis.

Cuando el estudiante tanto de pregrado como de posgrado asume como uno de sus deberes "cumplir con los estatutos y los reglamentos"2, esta obligación incluye el dar cumplimiento a la reglamentación concerniente a la entrega de su trabajo de grado, trabajo final o tesis, en los términos y modalidades previstas para tal fin. En ese sentido, el estudiante al ingresar a la Universidad voluntariamente asume el cumplimiento de las disposiciones estatutarias y reglamentarias, y de esa misma forma, acepta que su trabajo de grado, en los casos en que el Consejo de Facultad lo reglamentó de dicha forma o en vigencia de los artículos 29 y 30 del Acuerdo 20 de 2001 del Consejo Académico, sea objeto de consulta en la Biblioteca Central o de la Facultad según sea el caso.

Vale la pena señalar igualmente, que si el Consejo de Facultad en su reglamentación, no ha dispuesto la entrega del trabajo de grado, trabajo final o tesis a la Biblioteca, no podría exigirse al estudiante su entrega como requisito para graduarse.

2. El derecho de autor comprende tanto los derechos morales como los patrimoniales. Los derechos morales "nacen en el momento de la creación de la obra, son perpetuos e inalienables, no exigen registro y corresponden al autor de manera personal e irrenunciable"3 La Decisión Andina 351 en su artículo 11 señala como derechos morales de autor los siguientes:

"Artículo 11. El autor tiene el derecho inalienable, inembargable, imprescriptible e irrenunciable de:

a) Conservar la obra inédita o divulgarla;

b) Reivindicar la paternidad de la obra en cualquier momento; y,

c) Oponerse a toda deformación, mutilación o modificación que atente contra el decoro de la obra o la reputación del autor." (Subrayado fuera de texto)

Aún cuando la palabra "inédito" es definida como "escrito y no publicado4", en el ámbito del derecho de autor, la ineditud de una obra esta supeditada a su no divulgación, concepto más amplio que el de publicación, teniendo en cuenta lo dispuesto en la Decisión 351 de 1993, que en su artículo 3 define:

"Divulgación: Hacer accesible la obra al público por cualquier medio o procedimiento.

(...)

Publicación: Producción de ejemplares puestos al alcance del público con el consentimiento del titular del respectivo derecho, siempre que la disponibilidad de tales ejemplares permita satisfacer las necesidades razonables del público, teniendo en cuenta la naturaleza de la obra"

Sobre el particular la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, ha señalado lo siguiente:

"Derecho de ineditud

Es la facultad del autor para decidir sobre la divulgación de la obra o la ineditud, en otras palabras, para decidir si dará a conocer su obra y en que forma, o si la mantendrá reservada en la esfera de su intimidad. Este derecho se hace extensivo a la divulgación del contenido de la obra o de una descripción de esta.

La divulgación de una obra comprende toda expresión de la obra que, con el consentimiento del autor, la haga accesible por primera vez al público en cualquier forma.

La obra no pierde la condición de inédita cuando es comunicada a terceros de manera privada, esto es, entre el circulo de familiares o amistades del autor, o posibles utilizadores a fin de contratar la explotación, así como tampoco se pierde la ineditud mediante la lectura o el recitado de una obra durante los ensayos. Para perder la ineditud la obra debe haberse puesto al acceso de un público, es decir, de un numero de personas indeterminadas que permita considerar que la obra ha salido del círculo privado del autor5" (Subrayado fuera de texto)

En ese orden de ideas, en el momento en que el estudiante entrega para su depósito en la Biblioteca, el trabajo de grado o su tesis, en cumplimiento de la reglamentación expedida por el Consejo de Facultad o de la norma estatutaria (Acuerdo 20 de 2001 del Consejo Académico, Acuerdo 37 de 2005 del Consejo Superior Universitario, según sea el caso), está ejerciendo su derecho a divulgar la obra, toda vez que la hace accesible al público para su consulta. Ello no implica en todo caso, que autorice en forma adicional el préstamo externo de la misma.

En tal sentido se ha pronunciado la Dirección Nacional de Derechos de Autor, así:

"I. Teniendo en cuenta que no ha sido publicada o editada por editorial alguna y que el depósito en la Biblioteca en la Universidad es obligatorio. ¿Una tesis de grado que se encuentre en los fondos de una biblioteca se considera inédita? ¿El préstamo público de la tesis a los usuarios de la Biblioteca viola el derecho moral de ineditud?

(...) En ese orden de ideas, cuando una obra hace parte de los archivos de una biblioteca accesibles al público en general, es claro que se ha presentado un acto de divulgación, dando como resultado que tal creación ya no puede catalogarse como inédita.

De otra parte, y tal como lo señala la norma comunitaria previamente citada, es claro que el autor de una obra cuenta con la prerrogativa fundamental de mantener su obra en la ineditud o divulgarla. De allí que ningún tercero (incluyendo las bibliotecas o archivos, así como las instituciones educativas puedan obligar al creador a la divulgación de su obra, so pena de violentar la nombrada prerrogativa moral." (Concepto de la División Legal de la Dirección Nacional de Derechos de Autor. Radicado 1-2006-18058)

3. Con respecto a los derechos patrimoniales, debe tenerse en cuenta lo dispuesto en el artículo 13 de la Decisión Andina 351 de 1993, que dispone lo siguiente:

"Artículo 13. El autor o, en su caso, sus derechohabientes, tienen el derecho exclusivo de realizar, autorizar o prohibir:

a) La reproducción de la obra por cualquier forma o procedimiento;

b) La comunicación pública de la obra por cualquier medio que sirva para difundir las palabras, los signos, los sonidos o las imágenes;

c) La distribución pública de ejemplares o copias de la obra mediante la venta, arrendamiento o alquiler;

d) La importación al territorio de cualquier País Miembro de copias hechas sin autorización del titular del derecho;

e) La traducción, adaptación, arreglo u otra transformación de la obra."

La citada Decisión Andina define la distribución al público como "Puesta a disposición del público del original o copias de la obra mediante su venta, alquiler, préstamo o de cualquier otra forma."

Así las cosas, el préstamo de la obra, en este caso de la tesis o trabajo de grado, debe considerarse como una forma de ejercer el derecho de distribución con el que cuenta el autor de la obra, o el titular del derecho, según sea el caso. Así las cosas, es indispensable que el autor, en este caso el (los) estudiantes autoricen a la Biblioteca el préstamo público de su obra.

Adicional a lo anterior, debe considerarse lo dispuesto en los artículos 77 y 78 de la Ley 23 de 1982, que disponen lo siguiente:

"Artículo 77. - Las distintas formas de utilización de la obra son independientes entre ellas; la autorización del autor para una forma de utilización no se extiende a las demás.

Artículo 78. - La interpretación de los negocios jurídicos sobre derechos de autor será siempre restrictiva. No se admite el reconocimiento de derechos más amplios de los expresamente concedidos por el autor en el instrumento respectivo"

De acuerdo con lo expuesto, puede deducirse que si el autor no ha autorizado en forma expresa el préstamo público de su obra, no puede la Biblioteca efectuar tal préstamo al público, o considerar que la entrega de la tesis en la Biblioteca que efectúa el estudiante para la consulta en Sala deba considerarse una extensión o el reconocimiento de derechos adicionales a favor de la Universidad.

Sobre este aspecto, es importante traer a colación lo señalado por la Dirección Nacional de Derechos de Autor en uno de sus conceptos así:

"El préstamo público de obras literarias, como subespecie del derecho de distribución, es un derecho sobre el cual el autor de la obra, o el editor como titular de derechos patrimoniales, está facultado a disponer.

En la medida en que tampoco se encuentra una limitación que ampare la posibilidad del préstamo público de libros por una biblioteca sin que medie autorización del autor o editor, se concluye que el titular de derechos patrimoniales, puede prohibir que sus obras literarias sean objeto de préstamo al público por las bibliotecas que dispongan de un ejemplar de la obra" (Radicación 1-2005-4826 del 9 de marzo de 2005.)

4. Es necesario tener en cuenta igualmente, que la Ley 23 de 1982 al establecer las limitaciones y excepciones al derecho de autor en su capítulo III, para las Bibliotecas consagraron de forma especial la siguiente disposición:

"Artículo 38. - Las Bibliotecas públicas pueden reproducir, para el uso exclusivo de sus lectores y cuando ello sea necesario para su conservación o para el servicio de préstamos a otras bibliotecas, también públicas, una copia de obras protegidas depositadas en sus colecciones o archivos que se encuentren agotadas en el mercado. Estas copias pueden ser también reproducidas, en una sola copia, por la biblioteca que las reciba, en caso de que ello sea necesario para su conservación, y con el único fin de que ellas sean utilizadas por sus lectores"

Esta disposición debe ser analizada en forma restrictiva, toda vez que se trata de una excepción o limitación al ejercicio de los derechos de autor, que se circunscribe única y exclusivamente al derecho de reproducción con fines de conservación o préstamo interbibliotecario, en ese orden de ideas, no podría ampliarse a la posibilidad de efectuar el préstamo externo de obras como las tesis o trabajos de grado, sin la autorización del autor.

Debe destacarse igualmente que las excepciones y limitaciones al derecho de autor, por su naturaleza deben garantizar, que exista un justo equilibrio entre el derecho de autor y el derecho a la educación y el acceso a la cultura. En esa medida, la legislación supranacional, a la cual se ha adherido Colombia ha previsto una serie de criterios que deben ser tenidos en cuenta al momento no sólo de consagrar en las legislaciones internas las excepciones, sino como criterios de interpretación para el funcionario judicial o administrativo.

Así el Convenio de Berna de 1886 (Aprobado en Colombia mediante la Ley 33 de 1987) en su numeral 2 artículo 10 señaló:

"Artículo 10. Libre utilización de obras en algunos casos: 1. Citas; 2. Ilustración de la enseñanza; 3. Mención de la fuente y del autor

(...)

2) Se reserva a las legislaciones de los países de la Unión y de los Arreglos particulares existentes o que se establezcan entre ellos lo que concierne a la facultad de utilizar lícitamente, en la medida justificada por el fin perseguido, las obras literarias o artísticas a título de ilustración de la enseñanza por medio de publicaciones, emisiones de radio o grabaciones sonoras o visuales, con tal de que esa utilización sea conforme a los usos honrados."

En similar sentido, el Tratado de la OMPI sobre Derechos de Autor, aprobado mediante la Ley 565 de 2000, dispuso en su artículo 10 lo siguiente:

"1) Las Partes Contratantes podrán prever, en sus legislaciones nacionales, limitaciones o excepciones impuestas a los derechos concedidos a los autores de obras literarias y artísticas en virtud del presente Tratado en ciertos casos especiales que no atenten a la explotación normal de la obra ni causen un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del autor.

2) Al aplicar el Convenio de Berna, las Partes Contratantes restringirán cualquier limitación o excepción impuesta a los derechos previstos en dicho Convenio a ciertos casos especiales que no atenten a la explotación normal de la obra ni causen un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del autor."

Con fundamento en las normas antes citadas, la Doctrina ha establecido la denominada Regla de los tres pasos o de las tres condiciones acumulativas, a partir de las cuales como se indicó anteriormente se establecen limitaciones y excepciones al Derecho de Autor y se interpretan las mismas: 1) Que se trate de un caso especial. 2) Que no se atente contra la normal explotación de la obra y 3) Que tal limitación no cause perjuicios injustificados a los legítimos intereses del titular o titulares de los derechos.

Teniendo en cuenta lo señalado en el párrafo anterior, es claro entonces que al no existir una excepción especial que autorice el préstamo público de tesis o trabajos de grado, sin que medie la autorización del autor (es), no es legalmente posible que la Biblioteca efectúe el préstamo externo de dicha obra.

5. No obstante lo señalado anteriormente, esta Oficina quiere llamar la atención sobre el debate que se ha suscitado en torno al préstamo público de obras en bibliotecas, toda vez que es un ejemplo de la controversia entre el Derecho de Autor y el derecho a la educación y a la cultura.

Las bibliotecas se constituyen en centros de adquisición y conservación de obras literarias, pero también en difusores del conocimiento humano, cuando facilitan para el estudio y exposición dichas obras6. Así las cosas, la preservación documental sin difusión de la misma, desvirtúa la esencia misma de las bibliotecas. Incluso la Ley 23 de 1982 en el artículo 38 ya citado, reconoce la posibilidad de reproducción de determinadas obras, no sólo para conservar las obras sino también para beneficiar a los lectores de la misma.

Las tesis o trabajos de grado, constituyen un aporte importante en el área de la técnica, porque permiten conocer el estado del arte en una temática en particular, así como el reconocimiento de las habilidades y destrezas que ha adquirido un estudiante a lo largo del programa curricular7. Esto a su vez permite a la Universidad, revisar los contenidos y propuestas que surgen como producto de la educación que se brinda a sus estudiantes, para generar así procesos de mejoramiento o avances en el campo científico.

En ese orden de ideas, aún cuando el proceso de digitalización de tesis de grado y su publicación y comunicación con autorización del autor de la obra, permite a la Biblioteca preservar y difundir la obra, también lo es que sería importante contar con una alternativa adicional que facilite la consulta externa de estas obras. Por esa razón, considera importante esta Oficina que los autores de la tesis de grado, autoricen si lo consideran conveniente, no sólo la inclusión de su obra en el repositorio institucional, sino también tengan la posibilidad de autorizar el préstamo externo de las mismas, como una alternativa adicional para que la Biblioteca siga ejerciendo la labor de divulgación.

CONCLUSIONES

De lo expuesto anteriormente, se concluye que no es procedente que las bibliotecas de la Universidad Nacional de Colombia faciliten el préstamo externo de trabajos de grado y tesis, sin contar con la autorización expresa del autor de la obra, teniendo en cuenta lo siguiente:

1. Si la tesis o el trabajo de grado no ha sido publicado o editado, y el estudiante la ha entregado en cumplimiento de las disposiciones estatutarias vigentes en el momento (Acuerdo 20 de 2001 del Consejo Académico, Acuerdo 37 de 2005 del Consejo Académico) o en virtud de lo dispuesto por el Consejo de Facultad, para el depósito en la Biblioteca, esta ejerciendo su derecho a divulgar su obra en los términos establecidos en el artículo 11 de la Decisión Andina 351 y el artículo 30 de la Ley 23 de 1982, lo cual no implica que otorgue derechos adicionales a favor de la Universidad o la Biblioteca.

2. El préstamo de obras, hace parte del derecho de distribución de la obra, el cual se constituye en un derecho patrimonial otorgado a favor del autor, de conformidad con lo previsto en el artículo 13 de la Decisión Andina 351 1993. En ese orden de ideas corresponde al autor de la obra o al titular del derecho, según sea el caso, autorizar expresamente el préstamo público de su obra.

3. Ni la Decisión Andina 351 de 1993 ni la Ley 23 de 1982, establecieron a favor de las Bibliotecas excepciones o limitaciones al derecho de autor, que las faculten a otorgar préstamos de obras como tesis o trabajos de grado sin autorización de sus autores. Estas excepciones deben ser interpretadas de forma restrictiva y no analógica, en atención igualmente a la Regla de los tres pasos, consagrada tanto el Convenio de Berna como el Tratado de la OMPI sobre derechos de autor, normas supranacionales aprobadas por Colombia.

4. Aún cuando la propuesta del Repositorio Institucional, permite difundir las tesis y trabajos de grado en el ámbito digital, toda vez que se cuenta con la autorización previa y expresa del autor, se sugiere adicionalmente a la Dirección Nacional de Bibliotecas, solicitar adicionalmente a los estudiantes la autorización para que se efectúe el préstamo público de sus tesis o trabajos de grado, como una alternativa adicional de difusión del conocimiento, función que le asiste igualmente a las Bibliotecas.

En los anteriores términos se absuelve la consulta planteada, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 25 del Código Contencioso Administrativo.

Cordialmente

MARÍA MERCEDES MEDINA OROZCO

Jefe

NOTAS DE PIE DE PÁGINA:

1 "PARÁGRAFO 2. Los Consejos de Facultad deberán reglamentar el procedimiento de entrega y archivo de los trabajos finales y de las tesis de maestría. Toda tesis de doctorado deberá ser entregada a la Biblioteca Central y a la Biblioteca de la respectiva sede en forma digital."

2 Acuerdo 101 de 1977 del Consejo Superior Universitario, numeral 1, artículo 29. Literal a, artículo 43 del Acuerdo 20 de 2001 del Consejo Académico.

3 Artículo 15. Acuerdo 35 de 2003 del Consejo Académico.

4 http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=ineditud

5 http://www.wipo.int/mdocsarchives/OMPI_PI_JU_TEG_00/OMPI_PI_JU_TEG_00_2_S.pdf

6 Con respecto a la función de las bibliotecas y el papel del bibliotecario, véase "El papel de las Bibliotecas Digitales en la preservación de la cultura", de Milagros del Corral. Directora General de la Biblioteca Nacional de España. Seminario Internacional sobre Derechos de Autor, Bogotá 28 al 30 de abril de 2008. http://www.derautor.gov.co/htm/Eventos/seminarios/SIMPOSIO%20EL%20PAPEL%20DEL%20DERECHO%20DE%20AUTOR%20EN%20EL%20EST%CDMULO%20A%20LA%20CULTURA%20DE%20LOS%20LIBROS%20Y%20LA%20LECTURA%20EN%20EL%20aMBITO%20DIGITAL/Memorias/papel%20de%20las%20bibliotecas%20digitales.pdf

7 El Acuerdo 33 de 2007 del Consejo Superior Universitario, presenta la siguiente definición de trabajos finales y tesis:

a) Trabajos Finales de Especialización y Especialidades del Área de la Salud. En aquellos programas que los incluyan, los trabajos finales deberán reflejar la aplicación, mejoramiento y adquisición de las habilidades, destrezas y conocimientos, ya sean intelectuales o instrumentales.

b) Trabajo Final de Maestría de Profundización. Los trabajos finales de maestrías de profundización deberán mostrar la adquisición de habilidades y conocimientos propios de la profesión, así como la capacidad para aplicarlos y resolver problemas concretos.

c) Tesis de Maestría. Las tesis de maestría deberán reflejar la adquisición de habilidades y conocimientos que permitan al estudiante participar en los procesos de construcción de conocimiento.

d) Tesis de Doctorado. La tesis de doctorado es resultado de un proceso de investigación en el que el estudiante demuestra autonomía para formular, desarrollar y liderar la generación de conocimiento. Constituye por sí misma un aporte al avance de una disciplina y/o profesión.