Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Concepto 38 de 2009 Oficina Jurídica Nacional
 
  Fecha de Expedición: 08/07/2009  
  Fecha de Entrada en Vigencia:
 
  Medio de Publicación:

 
  Sistema de Información Normativa, Jurisprudencial y de Conceptos "Régimen Legal" - Universidad Nacional de Colombia
 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    

OFICINA JURÍDICA NACIONAL

CONCEPTO No. 38

Memorando No. 679

Ciudad y fecha: Bogotá, D. C., 8 de julio de 2009

Para: Profesora Beatriz Sánchez Herrera Vicerrectora General

Referencia: Memorando No. 089 del 03 de marzo de 2009 recibido en esta Oficina el 04 del mismo mes y año.

Respetada Profesora:

En atención al Memorando de la referencia mediante el cual solicita revisión y concepto correspondiente a la luz de las normas aplicables a las Sedes de Presencia Nacional y a sus Comités Académicos y Administrativos en relación con la posibilidad de la delegación de la representación de la Universidad ejercida por los Directores de las Sedes de Presencia Nacional en otro miembro del personal administrativo o docente para la asistencia y participación en los comités departamentales o regionales, esta Oficina Jurídica se permite emitir concepto en los siguientes términos:

FUENTE FORMAL

- Código Civil

- Ley 489 de 1998

- Acuerdo 024 de 1997 del CSU

- Acuerdo 011 de 2005 del CSU

FUENTES AUXILIARES

- Sentencia C- 036 de 2005

- Consejo de Estado - Sala de lo Contencioso Administrativo No. de Radicación 11001-03-28-000-2004-00010-01 (3229-3230) del 24 de agosto de 2005

DESCRIPTORES

- Representación Legal de la Universidad Nacional de Colombia

- Funciones y competencias de los Directores Sedes de Presencia Nacional

- Delegación

PROBLEMA JURÍDICO

¿Pueden los Directores de las Sedes de Presencia Nacional delegar la representación de la Universidad Nacional de Colombia en un funcionario ya sea docente o administrativo para la participación en comités departamentales y regionales?

TESIS JURÍDICA

Los Directores de las Sedes de Presencia Nacional no pueden delegar la representación de la Universidad en ningún otro funcionario ya sea docente o administrativo ya que por una parte no cuentan con dicha delegación por parte del Rector quien es el que detenta la Representación Legal de la Universidad y por otra parte porque en el evento de que les fuera delegada, no es posible delegar las funciones, atribuciones y potestades recibidas en virtud de delegación.

I- REPRESENTACIÓN LEGAL

Las personas jurídicas, en este caso las entidades públicas es decir aquellas personas de derecho público con aptitud jurídica para adquirir derechos y contraer obligaciones, que tienen como origen la Ley en sentido formal y material, donde el Estado hace aportes de capital y son objeto de vigilancia y control por el mismo Estado, ostentan de conformidad con la jurisprudencia del Consejo de Estado atributos como:

1. El reconocimiento de la personalidad jurídica por parte de la autoridad competente del Estado.

2. El representante legal que actúe por ellas, por cuanto al ser la persona jurídica un ente o ser distinto de quienes la constituyen o la forman, se requiere de una persona natural que actúe por ellas en la vida social, política, comercial, etc.

3. Un patrimonio que, como aptitud propia de la personalidad, consiste en la factibilidad de ser titular de derechos de carácter económico así como para poder vincularse sobre prestaciones del mismo orden.1

Lo anterior de conformidad con lo establecido en el artículo 633 del Código Civil:

"ARTICULO 633. DEFINICION DE PERSONA JURÍDICA. Se llama persona jurídica, una persona ficticia, capaz de ejercer derechos y contraer obligaciones civiles, y de ser representada judicial y extrajudicialmente.

(...)

Se tiene que la representación legal es definida por el Consejo de Estado en los siguientes términos:

"La capacidad del ejercicio de la persona jurídica, a diferencia de la persona natural, nace con ella y su ámbito está demarcado por la actividad propia y específica establecida en sus estatutos. Esta capacidad comúnmente denominada legal para las personas jurídicas, implica la representación legal, que no puede desempeñar directamente la persona jurídica dada su naturaleza sino a través de sus representantes, o mejor, de sus órganos. Los estatutos de la persona jurídica señalan el ámbito de la capacidad de obrar de ella misma, de modo que si al señalar el objeto del ente moral no se limita la capacidad de obrar, los órganos o representantes, como los llaman los artículos 639 y 640 del C.C., podrán desempeñarla ampliamente sin más restricciones que las impuestas por el objeto social; porque ocurre con la persona colectiva lo que con la persona física; la capacidad es la regla y la incapacidad la excepción, como se desprende del artículo 633, según el cual, la persona jurídica corno la natural es sujeto de derechos y obligaciones, sin otra limitación que la impuesta por su naturaleza. (C. S. de T. sentencia de mayo 6 de 1954, LXXVII 556)" (subrayado y negrilla fuera del texto)2

En esta medida y de conformidad con lo establecido por los artículos 639 y 640 del Código Civil, en cuanto a la representación legal, es decir, que la determinación de que la representación de las entidades debe ser ejercida por personas autorizadas para el efecto por las leyes respectivas, en donde los actos del representante legal siempre y cuando no excedan el limite de las atribuciones conferidas, se consideran actos de la entidad; se tiene que el representante Legal es una persona que actúa, en este caso en nombre de la persona jurídica de derecho público y que ha sido reconocida por la Ley para el efecto, cumpliendo con todas aquellas funciones que se relacionen con la organización, funcionamiento y con el ejercicio de su autonomía administrativa, ejerciendo sus funciones según las condiciones acordadas en el momento de crearse la representación.

En esta medida y en cuanto a la Universidad propiamente dicha se debe tener en cuenta que tanto el Decreto 1210 de 1993 como el Acuerdo 011 de 2005 del CSU Estatuto General ponen en cabeza del Rector la representación legal de la Universidad en los siguientes términos:

"ARTÍCULO 15. Rector. El Rector es el representante legal de la Universidad Nacional de Colombia y el responsable de su dirección académica y administrativa. (...)"

Es así como debe entenderse que el Rector como representante legal es el encargado de detentar la capacidad legal de la Universidad para el cumplimiento de sus fines y el ejercicio de misión, de conformidad a lo establecido para el efecto por el Estatuto General.

II- DIRECTORES DE LAS SEDES DE PRESENCIA NACIONAL

Respecto a los Directores de Sede, se tienen que son la autoridad responsable de la buena marcha de las Sedes de Presencia Nacional, bajo la dirección y orientación del Rector, de conformidad con lo establecido por el Acuerdo 011 de 2005 del CSU, el cual señala adicionalmente que dichas Sedes deben ejercer las funciones que se precisen en los actos de delegación de funciones expedidas por parte de otros cuerpos o autoridades universitarias.

Así mismo para el caso concreto y en cuanto al Director de las Sede Arauca se tiene que el Acuerdo 024 de 1997 del Consejo Superior Universitario por el cual se crea el Instituto de Estudios Orinocenses, aplicable por el vacío que existe en cuanto a las funciones propiamente dichas que deben ejercer los Directores de las Sedes de Presencia Nacional, establece en su artículo 12:

Artículo 12. Son funciones del director del Instituto:

1. Dirigir el funcionamiento académico, administrativo y financiero del Instituto

2. Convocar al consejo directivo.

3. Presentar anualmente informe académico, administrativo y financiero al Consejo Directivo, o antes, si por alguna circunstancia especial este así lo requiere.

4. Promover el intercambio informativo, documental y de investigadores con institutos homólogos en la región orinocense.

5. Crear mecanismo apropiados para difundir los resultados de las actividades académicas realizadas de manera individual o colectiva.

6. Por delegación del Rector, ordenar el gasto asignado al Instituto.

7. Administrar el Fondo Especial del Instituto.

8. Las demás que le delegue el Rector de la Universidad.

En esta medida debe entenderse que si bien es cierto los Directores de las Sedes de Presencia Nacional son los responsables de la buena marcha de dichas Sedes no tienen a su cargo la función de representar a la Universidad ante ningún órgano o entidad.

III- DELEGACIÓN

Ahora bien en cuanto a la Representación Legal de la Universidad en cabeza del Rector, es de anotar que si bien es cierto entre las funciones conferidas a este por el Consejo Superior Universitario a través del Estatuto General, se encuentra la delegación de algunas de sus funciones:

"15. Delegar algunas de sus funciones legales, estatutarias o previstas en normas internas de la Universidad en otros cuerpos o autoridades de la Universidad, dentro de los límites autorizados por el Consejo Superior Universitario."

También es cierto que el ejercicio de la delegación de sus funciones por parte del Rector se restringe al límite autorizado por el Consejo Superior Universitario como máxima autoridad de dirección y gobierno de la Universidad, en concordancia con lo señalado por la Ley 489 de 1998, la cual define la delegación como el acto a través del cual las autoridades administrativas transfieren el ejercicio de funciones a sus colabores o a otras autoridades con funciones a fines o complementarias y que tiene como elementos según la jurisprudencia constitucional:

- La transferencia de funciones de un órgano a otro;

- Que la transferencia de funciones se realice por el órgano titular de la función;

- Que dicha transferencia cuente con una previa autorización legal;

- Y que el órgano que confiera la delegación pueda siempre y en cualquier momento reasumir la competencia3.

En esta medida, teniendo en cuenta que no todas las funciones pueden ser objeto de delegación y que se requiere autorización legal, en este caso del Consejo Superior Universitario, se debe inferir que al no existir dicha autorización expresa en el Estatuto General que es la norma que establece quien ejerce la Representación legal de la Universidad u otra norma interna, dicha función detentada por el Rector no se puede delegar.

No obstante lo anterior y en caso de que efectivamente existiera autorización por parte del Consejo Superior Universitario para que el Rector delegara en los Directores de Presencia Nacional la Representación Legal de la Universidad ante determinadas organizaciones o entidades de cualquier nivel, se debe dejar claro que estos últimos no pueden delegar en ningún otro funcionario sea docente o administrativo dicha representación, toda vez que no se puede delegar las funciones, atribuciones y potestades recibidas en virtud de delegación, de conformidad con lo consignado en el articulo 11 de la Ley 489 de 1998:

"Artículo 11.- Funciones que no se pueden delegar. Sin perjuicio de los que sobre el particular establezcan otras disposiciones, no podrán transferirse mediante delegación:

1. La expedición de reglamentos de carácter general, salvo en los casos expresamente autorizados por la ley.

2. Las funciones, atribuciones y potestades recibidas en virtud de delegación.

3. Las funciones que por su naturaleza o por mandato constitucional o legal no son susceptibles de delegación." (Subrayado y Negrilla fuera del texto)

CONCLUSIÓN

De conformidad con lo anteriormente expuesto se puede concluir:

I. El Representante Legal de la Universidad, entendido como la persona que actúa en su nombre y que ha sido reconocida por la Ley para el efecto, que cumple con todas aquellas funciones que se relacionen con los fines, la misión, la organización, funcionamiento y con el ejercicio de su autonomía administrativa y que ejerce sus funciones según las condiciones acordadas en el momento de crearse la representación, es el Rector de conformidad con lo señalado por el Acuerdo 011 de 2005 del Consejo Superior Universitario.

II. Los Directores de las Sedes de Presencia Nacional si bien es cierto son la autoridad responsable de la buena marcha de las Sedes de Presencia Nacional, bajo la dirección y orientación del Rector, no tienen a su cargo la función de representar legalmente a la Universidad ante ningún órgano o entidad.

III. Para que pueda ser delegada por parte del Rector la Representación Legal de la Universidad, debe contar con la previa autorización del Consejo Superior Universitario como máxima autoridad de dirección y gobierno de la Universidad, por cuanto la delegación por parte del Rector de algunas de sus funciones, ya sean legales o estatutarias en otros cuerpos o autoridades, se hace efectiva únicamente dentro de los limites autorizados por dicho órgano, por lo tanto y teniendo en cuenta que no existe autorización expresa en el Estatuto General que es la noma que establece dicha competencia u otra norma interna, la representación legal de la Universidad por parte del Rector no se puede delegar.

No obstante lo anterior se debe dejar claro que en caso dado que el Rector con la autorización correspondiente por parte del Consejo superior Universitario estuviera facultado para delegar la Representación Legal de la Universidad en los Directores de las Sedes de Presencia Nacional, estos no podrían delegar en ningún otro funcionario sea docente o administrativo dicha representación, toda vez que no se puede delegar las funciones, atribuciones y potestades recibidas en virtud de delegación, de conformidad con lo consignado en el articulo 11 de la Ley 489 de 1998.

Por último y en cuanto al Comité Departamental para la ejecución del Programa Ondas y el Comité de Seguimiento a la Inversión de Regalías -CSIR, esta Oficina considera que en caso de que la Universidad fuera escogida como miembro de dichas organizaciones, se debe efectuar un análisis previo de la conveniencia de la participación de la Universidad.

Este concepto se emite de conformidad con el Artículo 25 del Código Contencioso Administrativo.

Cordialmente,

MARÍA MERCEDES MEDINA OROZCO

Jefe

NOTAS DE PIE DE PÁGINA:

1 CONSEJO DE ESTADO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCIÓN QUINTA 24 de agosto de 2005; CP MARIA NOHEMÍ HERNÁNDEZ PINZÓN; Radicación número: 11001-03-28-000-2004-00010-01(3229-3230)

2 Ibídem

3 Sentencia C - 036 de 2005