Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Concepto 9 de 2009 Oficina Jurídica Nacional
 
  Fecha de Expedición: 10/02/2009  
  Fecha de Entrada en Vigencia:
 
  Medio de Publicación:

 
  Sistema de Información Normativa, Jurisprudencial y de Conceptos "Régimen Legal" - Universidad Nacional de Colombia
 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    

OFICINA JURÍDICA NACIONAL

CONCEPTO No. 9

Memorando No. 123

Ciudad y fecha: Bogotá, D. C., 10 de febrero de 2009

Para: Doctor Mario Alberto Pérez Rodríguez Director Nacional de Admisiones

Referencia: Oficio DNA-2087 del 02 de Diciembre de 2008 recibido el 03 del mismo mes y año

Respetado Doctor:

En atención al Oficio de la referencia mediante el cual se solicita concepto sobre el ámbito de aplicabilidad en la Universidad Nacional de Colombia de la Ley 1081 de 2006 artículo 4 y la Ley 14 de 1990 artículo 2 y de ser conducente su aplicabilidad como procedería la Universidad para la correcta aplicación legal, esta Oficina Jurídica se permite emitir concepto en los siguientes términos:

FUENTE FORMAL

- Ley 14 de 1990

- Ley 30 de 1992

- Decreto 1210 de 1993

- Ley 1081 de 2006

- Acuerdo 011 de 2005 del CSU

- Acuerdo 008 de 2008 del CSU

FUENTES AUXILIARES

- Sentencia C-423 de 1997

- Sentencia T-326 de 1998

DESCRIPTORES

- Reservistas de Honor

- Héroes de la Nación

- Sistema especifico de ingreso y apoyo de grupos sociales especiales

PROBLEMA JURÍDICO

¿Lo establecido por la Ley 14 de 1990 y por la Ley 1081 de 2006 en cuanto a la obligación de los establecimientos oficiales de enseñanza de todo nivel de admitir para los estudios respectivos a los Reservistas de Honor y a los beneficiarios de los Héroes de la Nación, sin que tengan que pagar ninguna clase de contraprestación, es aplicable a la Universidad Nacional de Colombia?TESIS JURÍDICA

Ley 14 de 1990

"(...)

Artículo 2. Los Reservistas de Honor a que se refiere el artículo anterior de la presente Ley y los artículos 211, 182 y 138 de los Decretos 95, 96 y 97 de 1989 respectivamente, gozarán de los siguientes derechos y beneficios:

1. EDUCACIÓN

1.1. Educación básica y capacitación. Los establecimientos oficiales de enseñanza de todo nivel, tienen la obligación de admitir para los estudios respectivos, a los "Reservistas de Honor", sin que tengan que pagar ninguna clase de contraprestación. Los establecimientos privados de educación destinarán un cinco (5%) por ciento de las becas que por ley deben otorgar, para ser adjudicadas a los "Reservistas de Honor", que tengan derecho a ingresar conforme a sus estatutos y reglamentos. Las instituciones docentes informarán anualmente, a los Ministerios de Educación, Defensa y al Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior, sobre el número de reservistas que hayan sido admitidos.

(...)"

Ley 1081 de 2006

"(...)

ARTÍCULO 4. Los beneficiarios de los Héroes de la Nación tendrán derecho a que los establecimientos oficiales de educación preescolar, básica, media y universitaria o técnica, incluido el Icetex, Sena, ESAP y los Centros de Educación Especial, los acepten sin que tengan que pagar ninguna contraprestación. Los establecimientos privados de educación preescolar, básica, media y universitaria o técnica y los Centros de Educación Especial, podrán destinar un cinco por ciento (5%) anualmente del total de su cupo, para ser otorgado en becas totales a los beneficiarios de la presente ley. De su cumplimiento velarán el Ministerio de Educación y el Icfes, quienes presentarán un informe anual del número de beneficiarios matriculados, al Consejo de Veteranos de la Fuerza Pública y Héroes de la Nación. Para acceder a este beneficio deberán comprobar que pertenecen a los estratos sociales definidos como uno, dos o tres.

(...)"

ANALISIS

Como primera medida se debe señalar que la Universidad Nacional de Colombia es un ente universitario autónomo del orden nacional, vinculado al Ministerio de Educación Nacional, con régimen especial, cuyo objeto es la educación superior y la investigación, a través del cual Estado, conforme a la Constitución Política, promoverá el desarrollo de la Educación Superior hasta sus mas altos niveles, fomentará el acceso a ella y desarrollará la investigación, la ciencia y las artes para alcanzar la excelencia, en donde su ámbito de acción incluye adelantar planes, programas y proyectos por si sola o en cooperación con otras entidades, la cual de conformidad con lo establecido por el articulo 2 del Decreto 1210 de 1993, tiene como uno de sus fines el de:

"i) Hacer partícipes de los beneficios de su actividad académica e investigativa a los sectores sociales que conforman la nación colombiana;"

En donde la idea fundamental es construir y establecer programas que busquen facilitar, en condiciones de equidad y calidad el ingreso a la educación superior, a los jóvenes pertenecientes a grupos de población vulnerables, como es el caso del programa de admisión especial PAES que opera actualmente para la población indígena, mejores bachilleres de municipios pobres y comunidades afrodescendientes.

Aunque si bien es cierto no existe en la actualidad norma interna que reglamente o imponga las pautas y parámetros para darle cumplimiento a las leyes 14 de 1990 y 1081 de 2006, el Decreto 1210 de 1993 establece en el artículo 28 que el Estatuto Estudiantil que adopte el Consejo Superior Universitario se debe ajustar a la siguiente regla: el sistema de admisión debe garantizar que haya igualdad de tratamiento para el acceso a la Universidad, mediante la aplicación de pruebas que acrediten la suficiencia académica sin perjuicio de la organización de sistemas específicos de ingreso y apoyo para aspirantes de comunidades étnicas, grupos sociales especiales, mejores bachilleres o para otros casos similares definidos por el Consejo Superior Universitario.

Es así como para el caso de los Reservistas de Honor, entendidos como los soldados, suboficiales y los soldados, grumetes e infantes de las fuerzas militares y agentes auxiliares de la Policía Nacional, heridos en combate o como consecuencia de la acción del enemigo y que hayan perdido el 25% de la capacidad psicofísica o a quienes se les haya otorgado la Orden Militar de San Mateo o la Medalla de Servicios en Guerra Internacional o la Medalla de Servicios distinguidos en orden publico o su equivalente en la Policía Nacional por acciones distinguidas de valor y los beneficiarios de los Héroes de la Nación, entendiendo por estos últimos a los miembros la Fuerza Publica, DAS, CTI e Inpec, que encontrándose en actos del servicio y con ocasión del mismo, o en actos meritorios del servicio, por acción contra grupos al margen de la Ley, hayan perdido la vida; y sus beneficiarios: conyugue o compañera permanente e hijos o a falta de estos los padres o a falta de estos los hermanos, si fueren solteros, se debe entender que si bien es cierto la Ley 14 de 1990 y la Ley 1081 de 2006, imponen la obligación de admitir para los estudios respectivos sin que tengan que pagar ninguna clase de contraprestación, se debe dejar claro que La Universidad Nacional de Colombia se rige por el principio de Autonomía Universitaria consagrado en el artículo 69 de la Constitución Política, y establecido por la ley 30 de 1992, en los siguientes términos:

"Articulo 5. La Educación Superior será accesible a quienes demuestren poseer las capacidades requeridas y cumplan con las condiciones académicas exigidas en cada caso.

(...)

"Articulo 28 La autonomía universitaria consagrada en la Constitución Política de Colombia y de conformidad con la presente Ley, reconoce a las universidades el derecho a darse y modificar sus estatutos, designar sus autoridades académicas y administrativas, crear, organizar y desarrollar sus programas académicos, definir y organizar sus labores formativas, académicas, docentes, científicas y culturales, otorgar los títulos correspondientes, seleccionar a sus profesores, admitir a sus alumnos y adoptar sus correspondientes regímenes y establecer, arbitrar y aplicar sus recursos para el cumplimiento de su misión social y de su función institucional. "(Subrayado y negrilla fuera del texto)

En este orden ideas se debe mencionar lo que establece el Decreto 1210 de 1993 al respecto;

"ARTICULO 4. AUTONOMIA ACADEMICA. La Universidad Nacional de Colombia tendrá plena independencia para decidir sobre sus programas de estudio, investigativos y de extensión. Podrá definir y reglamentar sus características, las condiciones de ingreso, los derechos pecuniarios exigibles y los requisitos para la expedición de los títulos correspondientes.

(...)

ARTICULO 27. CARACTER DE ESTUDIANTE. La calidad de estudiante regular se reconocerá a quienes hayan sido admitidos a programas de pregrado o de posgrado, cumplan los requisitos definidos por la Universidad y se encuentren debidamente matriculados. Esta calidad sólo se perderá o se suspenderá en los casos que específicamente se determinen."

De conformidad con lo anteriormente expuesto, el Acuerdo 008 de 2008 del CSU define la admisión como el proceso mediante el cual se selecciona a los estudiantes de alguno de los planes de estudio de la institución con la aplicación de los mecanismos que establezca la Universidad, los cuales deben estar sujetos a la disponibilidad de cupos y a las políticas de ingreso que las autoridades académicas determinen para su efectiva utilización.

Es así como hasta tanto no sean establecidos y reglamentados los mecanismos de selección señalados por el Acuerdo 008 de 2008 del CSU, debe darse aplicación a lo consagrado por el Acuerdo 101 de 1997 del CSU respecto a los requisitos mínimos que rigen la admisión de los estudiantes de pregrado a la Universidad:

1. Diligenciamiento del formulario correspondiente

2. Presentación de la fotocopia autenticada del título de bachiller o de normalista superior o de una certificación de que el diploma está en trámite, expedida por la autoridad competente. En caso de que el aspirante esté cursando último año de bachillerato o de normal superior, deberá presentar un certificado debidamente autenticado, expedido por el Rector del plantel, en el cual conste que la fecha de terminación de los respectivos estudios es anterior a la señalada en el calendario académico de la Universidad Nacional para la iniciación de clases del semestre inmediatamente siguiente.

3. Presentación de los exámenes de admisión y clasificación en ellos

Por otra parte se debe aclarar con respecto a lo anterior que si bien es cierto la Universidad goza de Autonomía Universitaria para regirse por sus propios estatutos y establecer sus propios criterios de selección y admisión de los aspirantes, también es cierto que dicha autonomía no es absoluta y no puede contravenir en ningún caso los principios y derechos fundamentales, en donde al tratarse de cupos entendidos como bienes públicos escasos, su asignación debe obedecer a criterios estrictamente académicos, es decir con base al merito y las capacidades académicas de los candidatos.

En concordancia con lo anterior y de acuerdo con lo establecido por la Jurisprudencia Constitucional en cuanto a los cupos de los centros de educación superior entendidos como bienes públicos, según lo consagrado por el artículo 67 de la constitución política:

"Los cupos en los centros de educación superior son públicos, en vista de ser éste, de acuerdo con el artículo 67 de la Constitución Política, un servicio igualmente público. En Colombia, esos cupos son escasos comparándolos con la población que aspira a ellos y, por ende, las instituciones encargadas de la capacitación superior deben cumplir un proceso de selección adecuado a tales circunstancias, es decir, a que se trata de bienes públicos escasos que, por tales razones, debe obedecer a criterios estrictamente relacionados con el objetivo que se pretende alcanzar: la excelencia académica. Así, será básicamente el criterio académico el que defina quiénes pueden y quiénes no pueden hacer uso de esos bienes públicos escasos, pues criterios diferentes, en tanto se apartan del objetivo de educación y las entidades encargadas de prestarlo, pueden resultar altamente lesivos de los derechos fundamentales de los aspirantes."1 (Negrilla y subrayado fuera del texto)

Debe entenderse que aunque por orden legal se establece un privilegio en cuanto a la educación se refiere para los "Reservistas de Honor y los beneficiarios de los "Héroes de la Nación", este debe ser estipulado y reglamentado para ser aplicado una vez dichos aspirantes hayan cumplido con los requisitos señalados anteriormente para ser admitidos en la Universidad, especialmente lo relacionado al merito académico, es decir superar el examen de admisión.

Lo anterior sustentado en lo establecido al respecto por la Corte Constitucional en la Sentencia C-423 de 1997:

"11. Por consiguiente, el trato preferencial que, en el marco de un proceso de asignación de bienes escasos, se concede a un grupo de personas que se encuentran dentro de un conglomerado, parte de la base de que esos individuos cumplen los criterios básicos establecidos para poder acceder a ese servicio. Es decir, el tratamiento privilegiado puede tener lugar únicamente después de que la persona a la que se le reconoce un plus dentro del proceso reúne los requisitos mínimos necesarios para poder competir por la adjudicación del bien. Solamente una vez que se ha cumplido con esos requisitos puede entrar a operar el privilegio. Este se aplica entonces en las situaciones en las que diversas personas se encuentran en igualdad de condiciones dentro de la contienda por la obtención de un bien que no existe en las cantidades necesarias, de manera que solamente a algunas se les puede otorgar. En esos casos, la prerrogativa consagrada legalmente entra a jugar como criterio de decisión.

(...)

Precisamente la razón fundamental para la declaración de inconstitucionalidad del literal b) del artículo 40 de la Ley 48 de 1993 radicó en que la prerrogativa allí consignada hacía caso omiso del criterio básico de adjudicación de los cupos en los centros de educación superior, que es el mérito académico. Las pruebas de Estado, o sus equivalentes del ICFES, persiguen medir los conocimientos y las aptitudes de los aspirantes a un cupo universitario, con el objeto de distribuir las escasas plazas disponibles entre los postulantes que obtienen las mejores calificaciones. Bajo ese supuesto, la bonificación del 10% sobre el puntaje obtenido en las pruebas de Estado o del ICFES representaba el resquebrajamiento del criterio esencial de asignación de los cupos universitarios, puesto que a consecuencia de ella se excluirían de la distribución de los puestos, candidatos que habían obtenido buenos resultados en los exámenes, al tiempo que otros con puntajes inferiores a los de estos últimos serían admitidos."

Por otra parte, y en cuanto al órgano competente para dictar las directrices para el cumplimiento de lo ordenado por la Ley 14 de 1990 y la Ley 1081 de 2006, dentro de los parámetros anteriormente definidos, el Decreto 1210 de 1993, señala que es el consejo Superior Universitario, el encargado de definir los sistemas específicos de ingreso y apoyo a los aspirantes de grupos sociales especiales.

En concordancia con lo anterior el Acuerdo 011 de 2005 del CSU en el artículo 14 señala como una de las funciones del Consejo Superior Universitario:

"21. Adoptar estatutos, normas y reglamentos y establecer los criterios y directrices en todas las materias de naturaleza académica, financiera y administrativa indispensables para el cumplimiento del objeto y fines de la Universidad."

Así mismo el artículo 3 del Acuerdo 008 de 2008 del CSU, pone en cabeza del Consejo Superior Universitario la potestad de crear, modificar y reglamentar programas de admisión especiales, en los cuales se deben determinar aspectos como las condiciones académicas y de bienestar, que tendrán los admitidos a través de estos programas.

CONCLUSIÓN

De conformidad con lo anteriormente expuesto se puede concluir que:

-Si bien es cierto no existe ningún tipo de norma interna o reglamentación que consagre un sistema especial de ingreso para los "Reservistas de Honor" y los beneficiarios de los "Héroes de la Nación", de conformidad con lo establecido por la Ley 14 de 1990 y la Ley 1081 de 2006 respectivamente, de conformidad con la naturaleza y los fines de la Universidad Nacional de Colombia, en cuanto a la promoción del desarrollo de la Educación Superior hasta sus más altos niveles y el fomento del acceso a ella, es claro que es procedente la aplicación de las mismas a través de directrices y su consolidación mediante programas que lo desarrollen, en donde se debe tener en cuenta como factor principal el merito académico de los aspirantes que se encuentren en esta situación, los cuales además de acreditar su situación a través de la Certificación que para el efecto expida el Ministerio de Defensa Nacional, deben cumplir con los requisitos de admisión, principalmente la clasificación en el examen de admisión.

-De conformidad con lo establecido por el Decreto 1210 de 1993, el Acuerdo 011 de 2005 del CSU y el Acuerdo 008 de 2008 del CSU, el órgano encargado de establecer las directrices y expedir la reglamentación correspondiente es el Consejo Superior Universitario.

Este concepto se emite de conformidad con el Artículo 25 del Código Contencioso Administrativo.

Cordialmente,

MARÍA MERCEDES MEDINA OROZCO

Jefe

NOTAS DE PIE DE PÁGINA:

1 Sentencia T-326 de 1998