Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Concepto 6 de 2011 Oficina Jurídica Nacional
 
  Fecha de Expedición: 11/02/2011  
  Fecha de Entrada en Vigencia:
 
  Medio de Publicación:

 
  Sistema de Información Normativa, Jurisprudencial y de Conceptos "Régimen Legal" - Universidad Nacional de Colombia
 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    

OFICINA JURÍDICA NACIONAL

CONCEPTO No. 6

MEMORANDO No. 141

FECHA: 11 de Febrero de 2011

PARA: Profesora Martha L. Osorno P. Coordinadora del Equipo de Inclusión y Discapacidad - UNID de la Dirección Nacional de Bienestar

DE: María Mercedes Medina Orozco. Jefe de la Oficina Jurídica Nacional

AL RESPONDER FAVOR CITAR Uso del nombre del prototipo para la implementación del sitio web - SIDUN

Respetada Profesora:

Con el fin de dar respuesta a las inquietudes relacionadas con el uso del nombre del prototipo para la implementación del sitio Web- SIDUN, en el cual solicita el concepto de esta Oficina, de manera atenta manifiesto lo siguiente:

FUENTE FORMAL

1. Ley 23 de 1982.

2. Decisión 351 de 1993.

3. Acuerdo 035 de 2003 del Consejo Académico.

4. Circular No. 06 del 15 de abril de 2002 de la Dirección Nacional de Derechos de Autor.

5. Concepto Radicado 1-2005-6761 de 2005 de la Dirección Nacional de Derechos de Autor.

6. Concepto Radicado 1-2008-4793 de 2008 de la Dirección Nacional de Derechos de Autor.

7. Concepto Radicado 1-2009-24607 de 2009 de la Dirección Nacional de Derechos de Autor.

DESCRIPTORES

- Tesis y utilización de páginas WEB

ANTECEDENTES

Mediante Oficio VRI-1068 del 11 de noviembre y recibido el 17 de noviembre de 2010, el Profesor Rafael Molina Gallego, Vicerrector de Investigación, envió copia del Oficio CU-063-10 suscrito por la Profesora Martha Osorno, Coordinadora del Equipo de Inclusión y Discapacidad- UNID, en el que manifestó:

"Desde la Dirección Nacional de Bienestar, Inclusión y Discapacidad -UNID esta proyectando la implementación del Servicio de Información en Discapacidad para la Universidad Nacional de Colombia- SIDUN, proyecto que surgió como una iniciativa de dos pasantes de la Maestría en Discapacidad e Inclusión Social en el año 2005, Wilson Acero Vela y Laura Soria Chaparro Valderrama quienes diseñaron un prototipo del mencionado servicio el cual fue publicado y se encuentra en la Biblioteca Central de la Universidad.

Con relación a lo anterior deseamos consultarle si es permitido hacer uso del nombre del prototipo para la implementación del sitio web SIDUN, el cual esta en etapa de diseño a cargo de (sic) equipo Inclusión y Discapacidad- UNID. Vale la pena informarles que hemos hecho consltas (sic) con la Dirección de la Maestría en discapacidad e Inclusión Social de la Facultad de Medicina y ellos nos han remitido a ustedes."

Mediante Memorando STCPI No. 106 del 19 de noviembre de 2010, la Secretaría Técnica del Comité de Propiedad Intelectual solicitó suministrar unas aclaraciones, las cuales fueron reiteradas mediante Memorando STCPI No. 01 del 6 de enero de 2011, y respondido mediante dos comunicaciones, a saber:

a. Oficio CU-001-11 del 6 de enero y recibido el 7 de enero, en el que la Profesora Martha Osorno señaló:

"1. Tipo de obra:

Los estudiantes Wilson Acero y Laura Chaparro elaboraron un prototipo de página WEB que se encuentra en formato digital en CD denominado "Prototipo de un sistema de información en discapacidad para la Universidad Nacional de Colombia- Sede Bogotá SIDUN", junto con el informe ejecutivo de la pasantía realizada en la Maestría Discapacidad e Inclusión Social de la Universidad Nacional de Colombia para optar al título de Fonoaudiólogo, que reposan en la Biblioteca Central de la Universidad Nacional de Colombia sede Bogotá con el No. de Clasificación 5.6/A173p/2005. (...)

3. (...) El Servicio de Información en Discapacidad que se pretende implementar por el equipo de inclusión y Discapacidad UNID vinculado a la Dirección Nacional de Binestar (Sic) Universitario es una versión basada en la obra de estos estudiantes, pero se amplió significativamente, esencialmente en su estructura y contenidos. No obstante se plantea usar la misma denominación utilizada en el prototipo "Servicio de Información en Discapacidad de la Universidad Nacional de Colombia" SIDUN-

b. Oficio CU-005/11 del 24 de enero de 2011, en el que la Profesora Osorno indicó:

"Con referencia al numeral 2 del comunicado enviado por nosotros, CU-001-11del 6 de Enero del presente año, en el que se hacía referencia a la indagación en curso al programa de Fonoaudiología respecto a la existencia de un documento formal que pacte la transmisión de los derechos patrimoniales de la obra "Prototipo de un sistema de información en discapacidad para la Universidad Nacional de Colombia - Sede Bogotá SUIDUN", remitimos una carta anexa la respuesta de dicha dependencia.

Tomando en cuenta lo anterior, y que para la implementación del sitio Web es fundamental tener definido el nombre representativo, en este caso el propuesto SIDUN, les solicitamos se permita por parte de ustedes el uso del nombre de la obra, haciendo los reconocimientos respectivos".

En el Oficio anexo del 20 de enero de 2011, la Profesora Luisa Fernanda Ángel, de la Dirección Académica Pregrado de Fonoaudiología, manifestó:

"(...) la dirección académica del programa de Fonoaudiología no tiene en su (sic) archivos ningún documento formal que pacte el traslado de los derechos patrimoniales de la obra a la Universidad. Igualmente se efectuó la consulta telefónica con la directora del trabajo de grado profesora pensionada Clemencia Cuervo, y ella también manifiesta que no existe ningún documento formal. Desafortunadamente no hemos podido contactar directamente a los egresados Wilson Acero y Laura Sofía Chaparro quienes desarrollaron la propuesta en el 2005, por desconocer su localización actual."

PROBLEMA JURÍDICO

¿Es posible utilizar una página Web y su nombre, creada por dos estudiantes para una tesis de grado, y modificarla para el uso de la Universidad Nacional de Colombia?

TESIS JURÍDICA.

Si, siempre y cuando previamente se solicite autorización a los Estudiantes que crearon la página Web, y se incluyan sus nombres como creadores del sistema.

RESPUESTA AL PROBLEMA JURÍDICO:

A. Normatividad y Conceptos:

1. Derechos de Autor en el ámbito universitario y tesis de grado:

Tanto la Decisión 351 de 1993, como la Ley 23 de 1982, señalan las limitaciones y excepciones de la aplicación de los derechos de autor, en el ámbito Universitario, las cuales fueron recogidas por la Circular No. 06 del 15 de abril de 2002, por la Dirección Nacional de Derechos de Autor que entre sus apartes señala lo siguiente:

"II. Trabajos de Grado.

Acorde con su competencia, cada institución de educación superior tiene, entre otras, previa aprobación del ICFES, la de expedir los correspondientes títulos de idoneidad en las diferentes ramas del conocimiento y del saber. A este efecto, y en la mayoría de los casos los alumnos al final de su carrera profesional o técnica, deben acreditar los conocimientos adquiridos mediante un trabajo de gado que se puede considerar como una obra literaria o artística (tesis de grado, monografía, el documento que recopila el resultado de una investigación, un programa de computador, una escultura, una composición musical, un audiovisual, etc.) De tal manera, es indispensable tanto para los estudiantes como para las instituciones de educación superior, establecer quien se considera el titular de derechos patrimoniales sobre los trabajos de grado a la luz de lo dispuesto por nuestra legislación sobre derechos de autor. (...) Estos derechos surgen en favor del autor sin considerar el fin con el cual fue creada la obra, siendo irrelevante la calidad del creado, es decir, la ley no distingue si es un estudiante, un profesor o investigador, así como tampoco es preciso establecer dónde tuvo lugar la creación o el tiempo que se haya utilizado, a efectos de esa misma protección.

Así, los derechos de autor sobre una obra literaria o artística, como lo sería un trabajo de grado, son de la persona que la realizó, quien la elaboró imprimiendo todo su ingenio e inteligencia. Es su expresión la que queda plasmada en lo producido, siendo por lo tanto el titular de los derechos morales y patrimoniales de la creación. En consecuencia, si la obra es realizada por un estudiante, será él, a la luz de la legislación vigente en materia de derecho de autor, el titular de todas las prerrogativas y facultades que la misma concede.

III. El Director o Coordinador del Trabajo de Grado.

El director de un trabajo de grado es por lo general un profesor de la Institución de educación superior, a quien ésta le encomienda la tarea de brindar orientaciones o recomendaciones a uno o más estudiantes, quienes pretendiendo optar por su título profesional deben preparar un escrito o una expresión artística como un plano, una maqueta, una pintura, una composición musical, un audiovisual, etc., Su labor se concreta a señalar parámetros o líneas de investigación que inspiren al estudiante a fin de preparar finalmente su trabajo de grado. De tal forma, se considera como autor de la obra a la persona que expresó y plasmó sus ideas mediante dicho trabajo.

En consideración a ello, el autor único y exclusivo será el estudiante que organizó, recaudó y plasmó toda la información recopilada, incluidas las directrices e ideas planteadas por el director; así, cuando éste proporciona y presenta diferentes opciones al estudiante o corrige dicho trabajo, no hace otra cosa que cumplir con una obligaciones que le ha encomendado la institución de educación superior a la cual pertenece, sin realizar ninguna expresión literaria o artística.

Es menester aclarar que el artículo 6 de la Ley 23 de 1982 y 7 de la Decisión Andina 351 de 1993, consagran el principio universidad de "la no protección de las ideas". Por lo tanto, aún cuando el director realiza una valiosa labor de apoyo al aportar ideas, dicha contribución no está protegida por el derecho de autor. (...)

Así las cosas, cuando la obra es creada por una pluralidad de estudiantes o de profesores, se mantiene el principio general, y todos y cada uno de ellos se consideraran autores de la misma, debiéndose precisar en cada caso si la obra es colectiva o en colaboración en los términos antes esbozados.

Ahora, cuando el director del trabajo de grado y el alumno concretan conjuntamente las ideas, escribiendo cada uno diferentes capítulos de la misma, la calidad de autor se predicará tanto del estudiante como del director, estando frente a la hipótesis de una obra en colaboración.

V. ¿Cuándo la institución de Educación Superior es titular de los derechos patrimoniales sobre una obra?

Como se ha afirmado, el autor de la obra literaria o artística (trabajo de grado) es el titular originario de los derechos patrimoniales que la misma otorga, y en tal virtud tiene la facultad para disponer de su creación como a bien tenga y a obtener una remuneración por su utilización. Así, para que la institución de educación superior pueda acreditarse como titular de los derechos patrimoniales que nacen de cualquier categoría de obra que realicen los estudiantes o profesores, es necesario que medie un acto de manifestación de la voluntad del autor a través del cual declare su disposición de transferir la titularidad de tales derechos a la correspondiente institución.

En consideración a lo anterior, la institución de educación superior podrá detentar la titularidad de los derechos patrimoniales, sobre las obras literarias o artísticas que realicen sus alumnos o profesores, siempre que previa y expresamente se convenga con ellos que los derechos patrimoniales emanados de las mismas son de su propiedad por tratarse de obras por encargo, en virtud de un contrato donde sea cedido el derecho de autor una vez finalizada la obra, ya sea de manera gratuita u onerosa, o de un contrato laboral que expresamente contenga la obligación para el empleado o trabajador de realizar obras literarias o artísticas para el empleador durante el tiempo de la relación laboral. En todo caso, es necesario que se cumplan con las formalidades previstas en el artículo 183 de la Ley 23 de 1982 que establece:

"Todo acto de enajenación del derecho de autor sea parcial o total, debe constar en escritura pública, o en documento privado reconocido ante notario, instrumentos que, para tener validez ante terceros, deberán ser registrados en la Oficina de Registro de Derechos de Autor, con las formalidades que se establecen en la presente ley".

Tal como lo establece la Decisión 351 de 1993 y la Ley 23 de 1982, existen algunas limitaciones y excepciones al derecho de autor vinculadas con la enseñanza, es decir aquellas obras que pueden utilizarse sin la necesidad de la autorización del autor ni pago de remuneración, como por ejemplo:

"1. Reproducir por medios reprográficos para la enseñanza o para la realización de exámenes en instituciones educativas, en la medida justificada por el fin que se persiga, artículos lícitamente publicados en periódicos o colecciones periódicas, o breves extractos de la obras lícitamente publicadas, a condición que tal utilización se haga conforme a los usos honrados y que la misma no sea objeto de venta u otra transacción a título oneroso, ni tenga directa o indirectamente fines de lucro. (Artículo 22 apartado b), Decisión 351 de 1993)

2. Reproducir en forma individual, una obra por una biblioteca o archivo cuyas actividades no tengan directa o indirectamente fines de lucro, cuando el ejemplar respectivo se encuentre en la colección permanente de la biblioteca o archivo, y dicha reproducción se realice con los siguientes fines:

a) Preservar el ejemplar y sustituirlo en caso de extravío, destrucción o inutilización; o,

b) Sustituir, en la colección permanente de otra biblioteca o archivo, un ejemplar que se haya extraviado, destruido o inutilizado. (Artículo 22 apartado c), Decisión 351 de 1993)

3. Realizar la representación o ejecución de una obra en el curso de las actividades de una institución de enseñanza por el personal y los estudiantes de tal institución, siempre que no se cobre por la entrada ni tenga algún fin lucrativo directo o indirecto, y el público esté compuesto exclusivamente por el personal y estudiantes de la institución o padres o tutores de los alumnos y otras personas directamente vinculadas con las actividades de la institución. (Artículo 22 apartado j), Decisión 351 de 1993).

4. Utilizar obras literarias o artísticas o parte de ellas, a título de ilustración en obras destinadas a la enseñanza, por medio de publicaciones, emisiones de radiodifusión o grabaciones sonoras o visuales, dentro de los límites justificados por el fin propuesto, o comunicar con propósitos de enseñanza la obra radiodifundida para fines escolares, educativos, universitarios y de formación profesional sin fines de lucro, con la obligación de mencionar el nombre del autor y el título de las obras así utilizadas. (Artículo 32 Ley 23 de 1982).

5. Anotar o recoger libremente por los estudiantes a quienes están dirigidas, las conferencias o lecciones dictadas en establecimientos de enseñanza superior. Pero es prohibida su publicación o reproducción integral o parcial, sin la autorización escrita de quien las pronunció. (Artículo 40 Ley 23 de 1982)."

En el Concepto con Radicado 1-2009-24607 del año 2009, de la Dirección Nacional de Derechos de Autor señala lo siguiente:

"IV. TESIS DE GRADO

(...) Así, el derecho de autor sobre una obra literaria (monografía o tesis) es de la persona que la realizó, es decir, el alumno, ya que es él quien la elabora imprimiéndole todo su ingenio e inteligencia. Es su expresión la que queda plasmada en lo producido, siendo por lo tanto el titular de los derechos morales y patrimoniales de la creación.

Sin embargo, es posible que los estudiantes, como autores de sus tesis, otorguen licencias a la universidad, para lo cual determinaran las condiciones de uso específicas sin que por ello deba entenderse que ceden sus derechos patrimoniales de autor. (...)

VI. RÉGIMEN DE TRANSFERENCIAS DEL DERECHO DE AUTOR

Si bien los derechos morales son intransferibles, una persona natural o jurídica diferente al autor puede detentar la titularidad derivada de los derechos patrimoniales cuando los ha adquirido bien sea por acto entre vivos, por causa de muerte o por disposición legal.

Entre las diferentes formas de transmisión del derecho encontramos tres que pueden ser de su interés. Ellas son: el contrato de cesión o transferencia de derecho de autor, la cesión por ministerio de la Ley de las obras desarrolladas por los funcionarios públicos en ejercicio de sus funciones y la obra por encargo. Brevemente nos permitimos hacer algunas consideraciones sobre estas instituciones:

1. Contrato de cesión o transferencia de derechos

Este contrato, regulado por el artículo 182 y siguientes de la Ley 23 de 1982, tiene como característica principal que el cedente se desprende de sus derechos patrimoniales, convirtiendo al cesionario, por virtud de la transferencia en el titular derivado

De acuerdo con el artículo 1783 de la Ley 23 de 1982, toda enajenación y transferencia del derecho de autor, sea ésta total o parcial, deberá constar en escritura pública o en instrumento privado reconocido ante notario, de lo anterior se desprende que la cesión es solemne y solo se perfecciona con el cumplimiento de este requisito.

Estos contratos que implican enajenación total o parcial, y que constan en escritura pública o documento privado, deben ser inscritos en el Registro Nacional de Derecho de Autor, a efectos de ser oponibles frente a terceros.

Al transferirse el derecho de autor mediante la cesión, el cesionario se transforma en titular del derecho, entendiéndose facultado para actuar en nombre propio, incluso en lo que respecta a entablar acciones judiciales contra los infractores. En el caso de que la cesión sea parcial, los autores conservarán las prerrogativas que no han transferido expresamente".

Por su parte, el Acuerdo 035 de 2003 del Consejo Académico indica:

"ARTÍCULO 16. MOMENTOS EN LOS CUALES LA UNIVERSIDAD SERÁ TITULAR DE DERECHOS DE AUTOR. La Universidad Nacional de Colombia será propietaria de los derechos patrimoniales de las obras científicas, literarias, artísticas y software de computación producidos por sus profesores, funcionarios administrativos y estudiantes en los siguientes casos: (...)

c) Cuando sean desarrollados por estudiantes y monitores como parte de sus compromisos académicos con la institución, siendo necesario que se pacte la transmisión de los derechos a la Universidad de conformidad con los requisitos legales. (...)

e) Cuando sean el producto del esfuerzo realizado dentro del ámbito académico del estudiante, monitor o profesor y que para su desarrollo se hayan utilizado las instalaciones o recursos de la Universidad, evento en el cual debe pactarse la transmisión de los derechos de autor de conformidad con los requisitos legales.

ARTÍCULO 24. TRABAJOS DE GRADO, TRABAJOS FINALES Y TESIS. La calidad de autor sobre la obra literaria y/o artística que constituye el documento final de los trabajos de grado y tesis la detenta el estudiante. Cuando el trabajo de grado o la tesis del estudiante se realice dentro de un proyecto de investigación o extensión financiado por la Universidad o por una entidad externa o por ambas, será necesario que la Universidad establezca previa y expresamente mediante contrato debidamente suscrito por los autores y las partes, las condiciones de producción de la obra, las contraprestaciones correspondientes y la titularidad de los derechos patrimoniales.

La propiedad intelectual sobre los productos, informaciones, resultados, diseños o datos útiles y susceptibles de ser protegidos como propiedad industrial corresponderá a la Universidad y/o al financiador, según contrato previa y debidamente suscrito con los estudiantes, el cual podrá incluir cláusulas de manejo confidencial de la información usada y alcanzada. De ninguna manera esa condición deberá constituirse en obstáculo para la publicación del trabajo de grado o la tesis.

PARÁGRAFO. Cuando a partir de un trabajo de grado, pasantía o tesis se alcancen obras derivadas, tales como artículos, traducciones, representaciones, etc., quienes hayan participado en la elaboración de la obra derivada director, estudiantes, etc. deberán aparecer como autores de la misma. En todo caso deberá contarse con la autorización del autor de la obra original".

2. Derechos de Autor y su protección para las páginas WEB:

Mediante el Concepto de la Dirección Nacional de Autor, Radicado 1-2005-6761 relacionado con la protección a las páginas WEB y a las bases de datos, se señaló:

"Las páginas Web se conciben dentro del ambiente del Internet como una unidad continente de información, es decir que en ella y a través suyo fluye un proceso comunicativo que consiste principalmente en información (textos, imágenes, datos, sonidos, etc). Es claro, de acuerdo a lo anterior, que una de sus características es la posibilidad de interacción que tiene un usuario respecto de su contenido, por lo tanto su organización, diseño y estructura, se relaciona con un principio funcional de accesibilidad a la información en él contenida y la manera en que una persona, un usuario interactúe o haga uso de ella. Las páginas Web no son consideradas como obras objeto de protección por el derecho de autor, sino un medio de comunicación de características interactivas y sujeto a un cambio constante en sus contenidos.

Así las cosas, son objeto de protección por vía del derecho de autor, de manera independiente, cada una de las obras en el campo literario o artístico que se encuentren en una página web.

Es pertinente resaltar, que las obras contenidas en una página web y en general las que fluyen a todo nivel en el ambiente del Internet, se encuentra protegidas de la misma manera que se protege en el ambiente llamado análogo, de esta forma todos los contenidos de una página Web (texto musical, software, obras cinematográficas, dibujos etc.), que sean objeto de protección por el derecho de autor son susceptibles de protección por este y por lo tanto son registrables ante la Dirección Nacional de Derechos de Autor. De la misma manera sucede con los denominados derechos conexos, es decir aquellos que se derivan de la interpretación y ejecución de las obras, los fonogramas y las emisiones de los organismos de radiodifusión. (...)

IV. LAS BASES DE DATOS COMO OBJETO DE PROTECCIÓN DEL DERECHO DE AUTOR.

(...) mediante el artículo 28 de la Decisión Andina 351 de 1993, el cual establece la protección a las bases de datos "siempre que la selección o disposición de las materias constituyan una creación intelectual (...)

Es decir que si se trata de considerar una base de datos como obra protegida por el derecho de autor debemos verificar que se trate de una base de datos original.

1. Originalidad de las Bases de Datos

No es posible de manera general y abstracta determinar a- priori cuáles bases de datos se constituyen como creaciones originales y cuáles no. Este análisis debe ser adelantado para cada caso en concreto atendiendo a la destreza, el esfuerzo, la contribución del compilador en la selección, distribución y orden sistemático de la información.

Así las cosas, la selección, disposición y orden sistemático de la información debe constituir en si misma una creación original. Por oposición, la simple ordenación mecánica o acumulación de datos sin ningún criterio de selección o la simple ordenación alfabética, numérica o cronológica de éstos, por muy dispendiosa que sea, no revista altura creativo pues constituye una labor mecánica que bien puede ser realizada por una máquina.

La originalidad debe hallarse en el particular método o sistema de selección o de organización de los distintos datos.

2. La información contenida en las bases de datos.

Es frecuente que las bases de datos compilen información que en si misma no se constituya como una obra. En este caso el derecho de autor no protege ésta información, quedando la protección limitada únicamente a la forma original en que los datos han sido seleccionados o dispuestos en la estructura de la base de datos, siempre y cuando el trabajo intelectual satisfaga éste requisito.

La anterior concepción encuentra su sustento legal en la parte final del artículo 28 de la decisión Andina 351 de 1993, cuando señala que "La protección concedida no se hará extensiva a los datos o información compilados, pero no se afectarán derechos que pudieran subsistir sobre las obras o materiales que la conforman".

Así las cosas, aunque frecuentemente la recopilación de informaciones puntuales es el resultado de una costosa investigación, no es posible oponerse a su uso invocando parámetros establecidos por la legislación del derecho de autor. Sin embargo cuando un tercero utiliza el resultado de dicha investigación sin mediar ningún tipo de esfuerzo o inversión alguna apropiándose de la misma, asumiendo de este modo una conducta parasitaria, no podríamos descartar que tal actitud se configure como una conducta desleal de las definidas en la Ley 256 de 1996".

El concepto de la Dirección Nacional de Derechos de Autor, Radicado 2-2008-4793 del 14 de abril de 2008 señaló:

"En palabras del autor Carracedo Marvilla las bases de datos se definen como: "una recopilación de datos puntuales u obras (preexistentes o no, originales o derivadas) que pueden ser utilizados manualmente o por medios electrónicos, hecha de forma organizada de tal manera que permite la recuperación de la información por los usuarios. La selección o disposición de materias es el elementos creativo que le confiere categoría de obra protegida por el derecho de autor1".

En ese orden de ideas, tenemos que solo estarán protegidas por el derecho de autor, aquellas bases de datos cuya selección y disposición de sus elementos constituyan una creación intelectual. Es decir, lo que se protege es la selección, disposición y ordenación sistemática del material o de la información que en últimas caracteriza la originalidad de la base de datos.

En este sentido el artículo 28 de la Decisión Andina 351 de 1993 contempla:

"Las bases de datos están protegidas siempre que la selección o disposición de la (sic) materias constituyan una creación intelectual. La protección concedida no se hará extensiva a los datos de información compilados, pero no afectará los derechos que pudieran existir sobre las obras materiales que lo conforman".

Así las cosas, hemos de aclarar que la protección otorgada por el derecho de autor a las bases de datos originales, no se extiende a la información contenida en las mismas; claro está, sin perjuicio de los derechos que puedan predicarse sobre la información objeto de la compilación (...)

La selección, disposición y orden sistemático de la información debe constituir en sí misma una creación original. Por oposición, la simple ordenación alfabética, numérica o cronológica de éstos, por muy dispendiosa que sea, no reviste altura creativa pues constituye una labor mecánica que bien puede ser realizada por una máquina. De esta manera, la originalidad debe hallarse en el particular método o sistema de selección o de organización de los distintos datos".

B. El caso concreto.

Se debe determinar, de conformidad con lo expresado anteriormente, que la autoría de la página web utilizada como trabajo de grado para optar al título de fonoaudiólogo, es de los estudiantes quienes le dieron origen a un sistema que posteriormente ha sufrido modificaciones y se piensa utilizar como parte del sistema de información.

Así las cosas, en este sistema de información se deberá no solo mencionar el nombre de los estudiantes creadores, sino solicitar previamente su autorización para la implementación y modificación de su trabajo de grado.

Es dable destacar que pese a que en principio las páginas Web no son objeto de protección, en este caso la característica que la diferencia es la connotación que posee por tratarse de un trabajo de grado; por consiguiente si aunado a lo anterior, se establece que la información contenida en la página es original, es decir que los datos allí dispuestos pueden ser catalogados como una base da datos, se deberá registrar como una obra en la Dirección Nacional de Derechos de Autor.

CONCLUSIONES

1. Los derechos morales de los trabajos de grado que se efectúan para optar por un título de los programas que ofrece la Universidad Nacional de Colombia, los detenta el Estudiante, y su nombre deberá aparecer tanto en la obra original como en las que de ella se deriven.

En cuanto a los derechos patrimoniales los ostenta la Universidad Nacional de Colombia, previa la suscripción de la cesión de derechos patrimoniales a favor de la Entidad suscrita por los Autores (Estudiantes) y reconocida ante Notario, tal como lo señala el literal c) del Artículo 16 y el Artículo 24 del Acuerdo 035 de 2003 del Consejo Académico.

2. Si se quiere utilizar el trabajo de grado y las obras que de ella se deriven por parte de la Universidad Nacional de Colombia, se deberá previamente solicitar la autorización correspondiente a los autores, y mencionar su nombre en cada utilización.

3. Las páginas Web en principio no tienen la protección de derechos de autor, sin embargo, se deberá analizar previamente si la forma y las características que allí se consignan son originales, innovadoras, y los datos allí depositados son diferentes, en cuyo caso se deberán registrar como bases de datos en la Dirección Nacional de Derechos de Autor.

4. Hasta tanto no se obtengan las autorizaciones correspondientes, no podrá autorizarse el uso del nombre "SIDUN" y del software, por parte del Comité de Propiedad Intelectual.

Este concepto se emite de conformidad con el Artículo 25 del Código Contencioso Administrativo y conlleva una función orientadora, cuyo propósito no es generar deberes u obligaciones ni otorgar derechos, por lo cual el interesado tiene la opción de acogerlo o no.

Cordialmente,

MARÍA MERCEDES MEDINA OROZCO

Jefe

NOTAS DE PIE DE PÁGINA:

1 Carracedo Marvilla, La Protección Jurídica de la Base de Datos, documento expuesto en el marco del curso académico regional de la OMPI sobre derecho de autor y derechos conexos para países de América Latina, La Habana, 22 al 30 de junio de 1998.