Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Concepto 2 de 2014 Oficina Jurídica Nacional
 
  Fecha de Expedición: 28/01/2014  
  Fecha de Entrada en Vigencia:
 
  Medio de Publicación:

 
  Sistema de Información Normativa, Jurisprudencial y de Conceptos "Régimen Legal" - Universidad Nacional de Colombia
 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    

[DJN-C-002-2014]

Bogotá D.C., 28 de enero de 2014

CONCEPTO No. 2 DE 2014

Asunto: Valores percibidos por docentes en los Servicios Académicos Remunerados - SAR

En respuesta a la solicitud de concepto sobre el alcance de lo dispuesto en los literales g) y j) del artículo 22 del Acuerdo 36 de 2009 del Consejo Superior Universitario, relacionados con los límites al reconocimiento de servicios académicos remunerados por la participación de los docentes de la Universidad Nacional de Colombia en actividades de extensión, esta Dirección realizó el siguiente pronunciamiento:

DESCRIPTORES

- Servicios académicos remunerados

- Interpretación restrictiva

FUENTES FORMALES

- Código Civil

- Decreto 1210 de 1993

- Acuerdo 36 de 2009 del Consejo Superior Universitario

- Acuerdo 113 de 2013 del Consejo Superior Universitario

- Acuerdo 123 de 2013 del Consejo Superior Universitario

- Resolución 1407 de 2013 de Rectoría

FUENTES AUXILIARES

- Sentencia C-158 de 19 de marzo de 1997 de la Corte Constitucional

- Sentencia C-806 de 1 de agosto de 2001 de la Corte Constitucional

ANTECEDENTES

Con respecto al tema, esta dependencia emitió varios pronunciamientos, que se exponen a continuación:

Concepto 33 de 2010

En el Concepto No. 33 de 2010 se analizó el estímulo económico derivado de la participación del personal académico de carrera de la Universidad en Servicios Académicos Remunerados. Allí se puntualizó que este estímulo en ningún caso constituye factor salarial, por lo que no debe ser considerado como parte de la base de cotización para los pagos de salud y pensión efectuados por la Universidad al régimen de seguridad social.

Concepto No. 1 de 2012

Mediante el Concepto No. 1 de 2012, la Oficina Jurídica Nacional se pronunció sobre la posibilidad para los docentes de percibir estímulos económicos por servicios académicos remunerados en proyectos de extensión hasta por 20 salarios mínimos mensuales legales vigentes (SMMLV) devengados en un término inferior a un mes, con independencia del promedio anual máximo de 15 SMMLV que es posible recibir por este concepto, según lo establecido en el Acuerdo 36 de 2009 del Consejo Superior Universitario.

PROBLEMA JURÍDICO

¿Cómo debe interpretarse lo dispuesto en el literal g) del artículo 22 del Acuerdo 36 de 2009 del Consejo Superior Universitario, que establece límites al valor de los Servicios Académicos Remunerados pagados a los docentes como estímulo económico por la actividad desarrollada en proyectos de extensión?

TESIS JURÍDICA

Debe darse una interpretación restrictiva a la regla contenida en el literal g) del artículo 22 del Acuerdo 36 de 2009 del Consejo Superior Universitario, que establece límites al valor que es posible reconocer como estímulo económico por Servicios Académicos Remunerados a los académicos de la Institución por su participación en proyectos de extensión.

Así las cosas, el valor mensual promedio de los Servicios Académicos Remunerados percibido por los miembros del personal académico de carrera docente que participen en proyectos de extensión está sujeto a los límites mensuales y anuales establecidos por la normativa universitaria. De esta forma, el valor de dicho estímulo no podrá ser superior a 20 salarios mínimos mensuales legales vigentes en el mes, ni tampoco deberá superar un promedio anual de 15 salarios mínimos.

A través de la Resolución 1407 de 2013, la Rectoría acudió a la interpretación restrictiva de los límites a estos estímulos económicos, al disponer que los Servicios Académicos Remunerados serían otorgados a los docentes con base en los criterios establecidos en el artículo 22 del Acuerdo 36 de 2009 del Consejo Superior Universitario y sus topes se controlarían en el trámite de expedición del acto administrativo que los reconoce, independientemente del mes en el cual se produzca su pago.

1. INTERPRETACIÓN DE LAS NORMAS

Las normas jurídicas surten efectos a partir del día que en ellas se designa y, en todo caso, desde su promulgación1, momento desde el cual existe sobre ellas una presunción de conocimiento general2 Sin embargo, toda vez que no todo enunciado normativo es claro en su sentido, puede requerirse el uso de criterios de interpretación adicionales con el fin de esclarecerlo.

Entre los métodos más utilizados se encuentra la interpretación restrictiva, que apropia una lectura de la norma a lo que taxativamente señala3, es decir, la norma se lee en su sentido literal y sin ir más allá de este.

Cuando una norma establece excepciones o restricciones a alguna acción, se entiende que aplica una interpretación de este tipo. Así lo indica la Corte Constitucional al expresar lo siguiente:

"Siendo (...) una norma de carácter exceptivo, es de interpretación restrictiva, por lo cual debe enumerar y mencionar en forma muy precisa los eventos que quedan por fuera de la regla general'4

Así las cosas, la interpretación restrictiva evita que se amplíe el alcance de una excepción más allá de los eventos en los que se encuentra expresamente prevista.

2. INTERPRETACIÓN RESTRICTIVA DEL LITERAL G) DEL ARTÍCULO 22 DEL ACUERDO 36 DE 2009 DEL CONSEJO SUPERIOR UNIVERSITARIO

Los Servicios Académicos Remunerados son un estímulo económico que la Universidad puede reconocer a los docentes con ocasión del desarrollo de proyectos de extensión, en los términos del Acuerdo CSU 36 de 2009.

De acuerdo con el Concepto de la Dirección Jurídica Nacional No. 33 de 2010, consisten en "estímulos que se otorgan al personal académico de carrera de la Universidad, establecidos con base en lo determinado por la Constitución Política de Colombia respecto a los incentivos que debe crear el Estado para las personas e instituciones que ejerzan actividades que fomenten y desarrollen la ciencia y la tecnología."

Este estímulo económico pagado a los docentes a título de Servicios Académicos Remunerados sigue la línea del Estatuto Docente anterior así como del Decreto Ley 1210 de 1993, este último que establece régimen orgánico de la Universidad, cuando allí se prevé el otorgamiento de estímulos para el personal académico que participe en la prestación de servicios académicos remunerados; reconocimiento que en ningún caso constituye factor salarial.

En concordancia, el anterior Estatuto del Personal Académico consagró expresamente el derecho5 de todo profesor de la Institución a recibir estímulos económicos por su participación en la prestación de servicios académicos remunerados.

En la misma dirección, el Acuerdo CSU 123 de 2013, actual Estatuto de Personal Académico, establece el derecho que tienen los docentes de participar de los programas de extensión de la Universidad y, así mismo, recibir estímulos económicos, así:

"ARTÍCULO 30. Derechos. Los profesores de la Universidad Nacional de Colombia, adicionalmente a los derechos que se deriven de la Constitución Política, la ley, el régimen legal propio, tendrán derecho a:

"a) Participar en los programas académicos de formación, investigación o extensión y en las actividades de administración académica y de representación profesoral.

(...)

"f) Recibir estímulos económicos o bonificaciones."

Teniendo en cuenta que el Consejo Superior Universitario ha previsto los estímulos económicos en los últimos Estatutos del Personal Académico, es entendible que lo estipulado por el Acuerdo 36 de 2009 pueda ser leído armónicamente con el Acuerdo CSU 16 de 2005 (Estatuto vigente al momento de su expedición) y con el Acuerdo CSU 123 de 2013.

A partir de la lectura integral de los Acuerdos, se tiene que la regla general es el derecho de todo docente a recibir estímulos económicos de aquellos establecidos en el Estatuto de Personal Académico, mientras que el literal g) del artículo 22 del Acuerdo CSU 36 de 2009 es una norma exceptiva a este derecho.

En ese orden, el Acuerdo CSU 36 de 2009 establece taxativamente cómo debe realizarse el pago de las actividades que se desarrollen en el marco de las actividades de extensión.

Es por esto que en el presente caso solo hay lugar a hacer una interpretación restrictiva de lo establecido en el literal g) del artículo 22 del Acuerdo CSU 36 de 2009, en orden a afirmar que los Servicios Académicos Remunerados percibidos por los miembros del personal académico de carrera docente que participen en proyectos de extensión sólo podrán llegar a un valor mensual de veinte (20) SMMLV, sin que el valor mensual promedio de cada año sea superior a quince (15) SMMLV.

Fue precisamente esta interpretación restrictiva la que adoptó la Rectoría a través de la Resolución 1407 de 2013, al establecer que los Servicios Académicos Remunerados serán otorgados con base en los criterios del artículo 22 del Acuerdo 36 de 2009 del CSU y que el acatamiento de los límites previstos en el Estatuto se controlarán en el trámite de expedición del acto administrativo que los reconoce, independientemente del mes en el cual se produzca su pago.

3. HERRAMIENTAS VÁLIDAS PARA LA INTERPRETACIÓN

Los criterios de interpretación estudiados en este documento deben ser tenidos en cuenta al momento de estudiar cada caso en específico y proyectar el acto administrativo que reconozca el pago de la remuneración por servicios académicos, como lo reguló la Resolución de Rectoría 1497 de 2013.

Tal es el caso del tema de la posibilidad que tiene un docente para que desarrolle de manera simultánea varias actividades de extensión y perciba de igual manera varios estímulos económicos.

En este punto es necesario remitirse a lo dispuesto en el literal h) del artículo 22 del Acuerdo CSU 36 de 2009, con relación a la dedicación máxima que puede aplicar a actividades de extensión, así:

"h. La dedicación máxima del personal académico de carrera docente a aquellos proyectos de extensión realizados por fuera de la jornada de trabajo, provenientes de contratos, órdenes o convenios celebrados para tal efecto, y a las actividades de extensión que generen recursos, será la siguiente:

  1. Para los profesores de dedicación exclusiva, hasta 16 horas semanales.

  2. Para los profesores de tiempo completo, hasta 20 horas semanales.

  3. Para los profesores de medio tiempo y cátedra, hasta 40 horas semanales."

Así mismo, es pertinente aclarar que el estímulo económico pagado a los docentes sigue otras reglas para su reconocimiento, además de las mencionadas, según las expresa el mismo Acuerdo CSU 36 de 2009, a saber:

a)No exoneran de jornada académica asignada al docente en el respectivo semestre

b)No constituyen salario

c)No se tendrán en cuenta como factor salarial

Como se observa, dichos lineamientos normativos se relacionan con los efectos del pago por dichos servicios, producto de actividades de extensión universitaria. En ese orden, el reconocimiento económico dado al docente es un estímulo a labores de desarrollo científico, tecnológico, artístico y/o cultural realizadas por el docente en el marco de lo establecido en el Acuerdo 36 de 2009.

De otra parte, el literal j) del artículo 22 el Acuerdo CSU 36 de 2009 dispone que el último pago que se realice al director de un proyecto de extensión no puede ser inferior al 20% del valor total del Servicio Académico Remunerado.

CONCLUSIONES

Se precisa que las siguientes conclusiones se ajustan a la línea argumentativa del documento en su integridad y, por ello, deben leerse de forma articulada con aquella. Así, de acuerdo con el anterior análisis, se puede concluir lo que sigue:

1. Las normas jurídicas surten efectos a partir del día que en ellas se designa y, en todo caso, desde su promulgación, momento desde el cual existe sobre ellas una presunción de conocimiento general. Sin embargo, ya no todo enunciado normativo es claro en su sentido, puede requerirse el uso de criterios de interpretación para esclarecer su contenido.

Entre los métodos más utilizados se encuentra la interpretación restrictiva, que apropia una lectura de la norma circunscrita a lo que taxativamente señala, es decir, que la norma se lee en su sentido literal y sin ir más allá de este.

2. Los Servicios Académicos Remunerados son un estímulo económico que se reconoce a los docentes que participan en actividades de extensión al interior de la Universidad y que se realizan por fuera de la jornada de trabajo.

3. A partir de una lectura integral de los Acuerdos CSU 36 de 2009 y 123 de 2013 actual regulación de la extensión universitaria y Estatuto Docente vigente, en conjunto con el Decreto Ley 1210 de 1993, se tiene que la regla general es el derecho de todo docente a recibir estímulos económicos, mientras que el contenido del literal g) del artículo 22 del Acuerdo CSU 36 de 2009 hace parte de una norma de carácter exceptiva de dicho derecho.

Por lo anterior, en el presente caso debe realizarse interpretación restrictiva de lo establecido en el literal g) del artículo 22 del Acuerdo CSU 36 de 2009, para afirmar que los Servicios Académicos Remunerados percibidos por los miembros del personal académico que participen en proyectos de extensión sólo podrán reconocerse hasta por un valor mensual igual a veinte (20) SMMLV, sin que el valor mensual promedio de cada año pueda ser superior a quince (15) SMMLV.

Es de advertir que, de acuerdo con el artículo 9º del Acuerdo 70 de 2012 del Consejo Superior Universitario, los conceptos jurídicos emitidos por esta Dirección cumplen una función orientadora, por lo que el interesado tiene la opción de acogerlos o no.

Cordialmente,

NANCY STELLA CRUZ GALLEGO

Directora

 

NOTAS PIE DE PÁGINA

1 Artículo 11 del Código Civil

2 Artículo 9º del Código Civil.

3 VALENCIA ZEA, Arturo y ORTIZ MONSALVE, Álvaro. "Derecho Civil Tomo I. Parte General y Personas, decimosexta edición". Bogotá: Editorial Temis. 2008. Pág. 149

4 CORTE CONSTITUCIONAL. Sentencia C-158 de 19 de marzo de 1997. Magistrado ponente: Vladimiro Naranjo Mesa.

5 Literal e) del numeral 2º del artículo 26 del Acuerdo CSU 16 de 2005.

 

Fecha de impresión: 17 de agosto de 2016

Preparó: Astrid Suárez

Adaptación a concepto: Olga Lucía Guzmán - Asesora

Revisó: Damaris Lagos Duarte - Jefe de Grupo y Doctora Nancy Stella Cruz Gallego - Directora

Archivo: Reparto de la Dirección 20 de 2015