Cargando el Contenido del Documento
Por favor espere...

  Concepto 6 de 2014 Oficina Jurídica Nacional
 
  Fecha de Expedición: 23/07/2014  
  Fecha de Entrada en Vigencia:
 
  Medio de Publicación:

 
  Sistema de Información Normativa, Jurisprudencial y de Conceptos "Régimen Legal" - Universidad Nacional de Colombia
 

 

Ver temas del documento  
  Contenido del Documento    

[DJN-C-006-2014]

Bogotá D.C., 23 de julio de 2014

CONCEPTO No. 6 DE 2014

Asunto: Registro de sanciones disciplinarias de estudiantes

En respuesta a la solicitud que se hicieran a esta Dirección sobre el registro de sanciones disciplinarias en la hoja de vida de estudiantes y la posible incongruencia entre lo estipulado en el artículo 34 y 47 del Acuerdo 44 de 2009 del Consejo Superior Universitario, se emitió concepto jurídico en los siguientes términos:

DESCRIPTORES

- Reglamento estudiantil

- Potestad disciplinaria estudiantil

FUENTES FORMALES

- Constitución Política de Colombia

- Ley 30 de 1992

- Acuerdo 8 de 2008 del Consejo Superior Universitario -Estatuto Estudiantil-

- Acuerdo 44 de 2009 del Consejo Superior Universitario

- Acuerdo 70 de 2009 del Consejo Académico

FUENTES AUXILIARES

- Sentencia T-301 de 1996 de la Corte Constitucional.

- Sentencia C- 1245 de 2000 de la Corte Constitucional.

- Sentencia T- 826 de 2003 de la Corte Constitucional.

- Sentencia T- 756 de 2007 de la Corte Constitucional.

- Sentencia T- 592 de 2011 de la Corte Constitucional.

PROBLEMA JURÍDICO:

¿Existe incongruencia o ambigüedad entre lo señalado en el artículo 34 del Acuerdo 44 de 2009 del Consejo Superior Universitario ¿Estatuto Estudiantil en sus disposiciones de Bienestar y Convivencia-, que en sus numerales 5º y 6º previó que las sanciones de suspensión y expulsión son registradas en la hoja académica del estudiante, y el artículo 47, que en su último inciso previó que una vez en firme la decisión disciplinaria se envía copia de esta a la hoja de vida del investigado?

TESIS JURÍDICA:

NO, no existe incongruencia o ambigüedad entre lo señalado en los artículos 34 y 47 del Acuerdo 44 de 2009 del Consejo Superior Universitario, ya que el primero determina el registro de la suspensión o expulsión en la hoja académica del estudiante, debido a que la gravedad que comportan esas sanciones y el segundo establece el envío de la copia de la decisión disciplinaria a la hoja de vida del estudiante, independientemente de su resultado, atendiendo a que se requiere realizar un cierre definitivo del asunto.

1. REGLAMENTOS ESTUDIANTILES

En su artículo 69, la Constitución Política de Colombia estableció el derecho que tienen las universidades públicas y privadas a la autonomía, que implica una independencia administrativa, financiera y directiva.

En esta misma línea, la Ley 30 de 1992 se refirió a esta potestad de las universidades y señaló que en virtud de la autonomía se tiene la facultad para otorgarse sus propios estatutos, estructura, concepción ideológica, incluyendo un reglamento estudiantil.

En efecto, la Corte Constitucional en relación con la autonomía universitaria y reglamentos estudiantiles ha indicado lo siguiente:

"4.- El Reglamento Estudiantil concreta jurídicamente los postulados de la autonomía universitaria, desarrolla los fundamentos ideológicos y filosóficos del centro educativo superior que lo expide, establece la estructura administrativa, académica y presupuestal de la universidad y, en relación con los derechos y deberes de quienes integran la comunidad universitaria, constituye el límite a sus comportamientos."1 (Subrayado y negrita fuera de texto)

Dentro de las facultades que comprende la autonomía reviste vital importancia, para el estudio del caso, la posibilidad que tienen los entes universitarios de dictarse su propio reglamento y la potestad disciplinaria cuando algún miembro de la comunidad académica infringe alguna de estas disposiciones, esto último como manifestación de los fundamentos ideológicos y filosóficos de estas instituciones.

Precisamente, el artículo 109 de la Ley 30 de 1992 estableció que las Instituciones de Educación Superior deben contar con un reglamento estudiantil, que, entre varios aspectos, regulen el régimen disciplinario de los alumnos.

Así, los estatutos estudiantiles constituyen las reglas bajo las cuales actúan los miembros de la comunidad universitaria, definen las consecuencias que acarrean su incumplimiento y los procesos encaminados a hacer cumplir dichos preceptos. Estos reglamentos pueden regular varias clases de procedimientos: académicos, meramente administrativos ó disciplinarios. La Corte Constitucional sobre estos ha señalado:

"Las universidades ejercen su autonomía adoptando las reglas a las cuales se han de someter los miembros de la comunidad académica y definiendo las consecuencias que acarreará su incumplimiento. Los procedimientos encaminados a hacer cumplir tales reglas pueden ser de varias clases, dentro de las cuales cabe destacar tres: procedimientos académicos, procedimientos meramente administrativos y procedimientos disciplinarios. Cada universidad tiene autonomía para diseñar estos procedimientos, los cuales obedecen a objetivos distintos y se inscriben en contextos específicos diferentes. Así, la solicitud de corrección de un examen, puede desencadenar un procedimiento académico. La verificación de la comisión de un fraude en la realización de un examen se efectúa mediante un procedimiento disciplinario. La identificación de errores en el registro de las calificaciones se lleva a cabo a través de procedimientos exclusivamente administrativos de contrastación entre la calificación impuesta y la nota registrada".2 (Negrita y Subrayado fuera del texto original).

Ahora bien, la facultad disciplinaria de la Universidad Nacional de Colombia materializada en los reglamentos estudiantiles debe garantizar el debido proceso, como lo ha indicado la Corte Constitucional. Sobre el contenido estructural de los reglamentos estudiantiles, el mismo alto tribunal ha dicho:

"(...) en los reglamentos de cualquier institución universitaria se deben contener como mínimo los siguientes elementos: (1) la determinación de las faltas disciplinarias y de las sanciones respectivas: (2) el procedimiento a seguir previo a la imposición de cualquier sanción, el cual debe garantizar el derecho de defensa del inculpado

(...)

"En resumen, la efectividad del derecho al debido proceso dentro de los procedimientos sancionadores aplicados por las instituciones universitarias, sólo queda garantizada si el mencionado procedimiento comporta, como mínimo, las siguientes actuaciones: (1) la comunicación formal de la apertura del proceso disciplinario a la persona a quien se imputan las conductas pasibles de sanción; (2) la formulación de los cargos imputados, que puede ser verbal o escrita, siempre y cuando en ella consten de manera clara y precisa las conductas, las faltas disciplinarias a que esas conductas dan lugar (con la indicación de las normas reglamentarias que consagran las faltas) y la calificación provisional de las conductas como faltas disciplinarias; (3) el traslado al imputado de todas y cada una de las pruebas que fundamentan los cargos formulados; (4) la indicación de un término durante el cual el acusado pueda formular sus descargos (de manera oral o escrita), controvertir las pruebas en su contra y allegar las que considere necesarias para sustentar sus descargos (5) el pronunciamiento definitivo de las autoridades competentes mediante un acto motivado y congruente: (6) la imposición de una sanción proporcional a los hechos que la motivaron; y (7) la posibilidad de que el encartado pueda controvertir, mediante los recursos pertinentes, todas y cada una de las decisiones de las autoridades competentes"3.

De la cita anterior se infiere que los estatutos estudiantiles contienen los principios, valores, derechos y deberes de que gozan la comunidad universitaria dentro del centro educativo, como también el procedimiento sancionatorio que debe surtirse frente al incumplimiento de estos postulados fijados dentro de ese ordenamiento.

Por lo anterior, se puede indicar que los procesos disciplinarios estudiantiles deben incluir unos derechos, deberes y obligaciones de la comunidad académica, que deben respetar la cláusula constitucional del debido proceso y la garantía de los derechos fundamentales de la población estudiantil.

2. POTESTAD DISCIPLINARIA ESTUDIANTIL EN LA UNIVERSIDAD

A través del Acuerdo 44 de 2009 del Consejo Superior Universitario, se adoptó el Estatuto Estudiantil de la Universidad Nacional de Colombia en sus disposiciones de Bienestar y Convivencia, cuyo objetivo fue plasmado en su artículo 2º, precisando que a través de este se establecen las normas básicas que permiten orientar y desarrollar las políticas y programas de bienestar estudiantil y regular la participación de los estudiantes en la Universidad, con el fin de promover una convivencia armónica en las relaciones dentro de la comunidad estudiantil y de esta con los demás actores que conforman la comunidad universitaria.

Ahora bien, siguiendo el esquema estructural de un procedimiento disciplinario, los artículos 27 y 28 del Acuerdo 44 de 2009 del Consejo Superior Universitario establecieron como faltas aquellas conductas de carácter fraudulento relacionadas con la ejecución de comportamientos o prácticas encaminadas hacia la obtención de calificaciones u objetivos en el desarrollo de una actividad académica y las que atentan contra los Estatutos y Reglamentos Universitarios. De igual forma, en cada disposición se realizó un listado de aquellas situaciones que las constituyen.

Asimismo, el artículo 34 del mencionado Acuerdo señaló las sanciones a imponer y el registro de algunas de las mismas cuando se concluyera que el estudiante incurrió en alguna de las faltas, así:

"Artículo 34. Tipos de Sanciones. Por conductas previamente definidas como violatorias del régimen disciplinario en el presente Estatuto, se podrá imponer alguna de las siguientes sanciones:

"1. Imposición de la nota mínima. Es la anulación de una prueba o un trabajo de carácter académico, que será calificado con nota cero punto cero (0.0).

"2. Amonestación Privada. Es la recriminación que le hace la autoridad al estudiante explicando el contenido violatorio del régimen disciplinario de su conducta y generando un espacio de reflexión para el estudiante. Podrá ser efectuada verbalmente o mediante comunicación escrita.

"3. Amonestación Pública. Es la recriminación pública que le hace la autoridad al estudiante, explicando el contenido violatorio del régimen disciplinario de su conducta y generando un espacio de reflexión colectivo para los estudiantes. Será hecha por resolución motivada del Consejo de Facultad, que será fijada en un lugar público y podrá ser divulgada por los diferentes medios de comunicación de la universidad.

"4. Matrícula a condición de cumplir con una conducta determinada por un periodo de tiempo definido, no superior a un (1) periodo académico.

"5. Suspensión: Es la exclusión temporal del estudiante de los programas regulares de la universidad hasta por dos (2) periodos académicos, que empezarán a cumplirse una vez impuesta la sanción. Copia de esta sanción se registrará en la hoja académica del estudiante.

"6. Expulsión: Es la cancelación definitiva de la matrícula y la consecuente imposibilidad para el estudiante de volver a ingresar a cualquiera de los programas académicos regulares o no regulares que ofrece la Universidad, hasta por un plazo máximo de tres (3) años. Copia de esta sanción se registrará en la hoja académica del estudiante." (Negrita y Subrayado fuera del texto original).

Así las cosas, la Universidad previó varios tipos de sanciones para los estudiantes, unas con mayor entidad que otras, como las de suspensión y expulsión, que acarrean un registro especial en la hoja académica del estudiante. Para esta Dirección, la exigencia de registro está dada por la magnitud de las faltas y, en ese sentido, de las sanciones, lo que conlleva a que la Institución guarde un histórico del comportamiento del alumno que cometa las conductas que revistan tal gravedad.

Esta opción además está acorde con las reglas jurisprudenciales de respeto del debido proceso en los reglamentos disciplinarios estudiantiles, específicamente la imposición de una sanción proporcional a los hechos que la motivaron.

Por otra parte, el artículo 47 del Acuerdo 44 de 2009 del Consejo Superior Universitario se refirió a la decisión final producto de los procesos disciplinarios de los estudiantes, con independencia de su resultado sancionatorio o no, y el envío de la copia de la determinación adoptada por el Consejo de Facultad a la hoja de vida del estudiante. Esta disposición plantea lo siguiente:

"Artículo 47. Decisión. El Consejo de Facultad adoptará la decisión de conformidad con la recomendación emitida por el Comité de Resolución de Conflictos de Facultad. Podrá apartarse de la recomendación siempre que lo haga de forma motivada.

"El Secretario de la Facultad notificará personalmente la decisión del Consejo de Facultad durante los tres (3) días hábiles siguientes a la recepción, por parte del estudiante involucrado, de la citación para la notificación.

"Cuando no fuera posible la notificación personal, ésta se realizará por Edicto, que durará fijado en la cartelera de la Secretaria de Facultad respectiva, durante los cinco (5) días hábiles siguientes.

"Una vez en firme la decisión, la Secretaria de la Facultad enviará copias de esta decisión, a la hoja de vida del o de los estudiantes investigados.

"Parágrafo. En caso que la decisión adoptada por el Consejo de Facultad sea la sanción máxima establecida en este Estatuto, el Consejo deberá remitir el expediente del caso al Consejo Superior Universitario quien considerará la viabilidad de la imposición de la sanción. De acogerse, el Consejo Superior Universitario emitirá una Resolución en tal sentido y esta decisión adoptada será notificada en los términos antes señalados por la Secretaría General de la Universidad." (Negrita y Subrayado fuera del texto original).

De acuerdo a la normativa previa, copia de la decisión que pone fin a un proceso disciplinario, es decir, cuando ya se encuentra en firme, independientemente de su resultado sancionatorio o no, debe enviarse a la hoja de vida del estudiante investigado.

Así las cosas, el artículo 47 del Acuerdo 44 de 2009 del Consejo Superior Universitario indicó que la decisión que pone fin al proceso disciplinario, bien sea a favor o en contra del estudiante, debe ser registrada en la hoja de vida de este, por lo que se entiende que se trata de una actuación con la que cierra el procedimiento.

En contraste, la anotación descrita en los numerales 5º y 6º del artículo 34 del Acuerdo 44 de 2009 del Consejo Superior Universitario corresponden al registro de la sanción cuya gravedad requiere que se deje constancia en la hoja académica del estudiante.

En ese orden de ideas, se tiene que estas normas del régimen disciplinario de los estudiantes, previsto en el Acuerdo 44 de 2009 del Consejo Superior Universitario, tienen naturalezas diferentes, puesto que en el artículo 34 el registro en la hoja académica hace parte de la sanción disciplinaria que se impone al estudiante correspondiente a suspensión o expulsión, mientras que el artículo 47 hace referencia al envío de una copia de la determinación que puso fin al proceso, de tal forma que con ese envío se finaliza o cierra el procedimiento.

CONCLUSIONES

Se precisa que las siguientes conclusiones se ajustan a la línea argumentativa del documento en su integridad y, por ello, deben leerse de forma articulada con aquella. Así, de acuerdo con el anterior análisis, se puede concluir lo que sigue:

1. La Universidad Nacional de Colombia, en virtud del principio de autonomía universitaria, goza de facultad para dictarse su propio reglamento estudiantil y la potestad disciplinaria cuando algún miembro de la comunidad académica infringe alguna de las disposiciones de este; esto último como manifestación de sus fundamentos ideológicos y filosóficos.

2. Los reglamentos estudiantiles comprenden los principios, valores, derechos y deberes por los cuales se rige la comunidad académica y establecen los efectos que acarrea su inobservancia.

3. Los reglamentos estudiantiles en sus disposiciones disciplinarias deben garantizar el debido proceso, para proteger los derechos fundamentales de los estudiantes. Específicamente debe cuidar que la imposición de la sanción sea proporcional a los hechos que la motivaron.

4. Las sanciones disciplinarias de suspensión y expulsión conllevan un registro en la hoja académica del estudiante, dado que la magnitud de la falta implica que la Universidad guarde un histórico de las sanciones que revistan tal gravedad.

5. La decisión final en los procesos disciplinarios de los estudiantes conduce al envío de una copia de esta a la hoja de vida del estudiante, independientemente de si la parte resolutiva es de carácter absolutorio, sancionatorio o de archivo. Por esto último, se entiende que se trata del cierre del procedimiento disciplinario.

6. Estas dos normas, que hacen parte del régimen disciplinario de los estudiantes, previsto en el Acuerdo 44 de 2009 del Consejo Superior Universitario, tienen naturaleza y finalidad distinta, puesto que en el artículo 34 el registro en la hoja de vida hace parte de la sanción disciplinaria que se impone al estudiante correspondiente a suspensión o expulsión, mientras que el artículo 47 hace referencia al envío de una copia de la decisión final disciplinaria, independiente de su resultado, a la hoja de vida del estudiante, poniendo fin al proceso, sin que ello tenga la calidad de sanción.

Es de advertir que, de acuerdo con el artículo 9º del Acuerdo 70 de 2012 del Consejo Superior Universitario, los conceptos jurídicos emitidos por esta Dirección cumplen una función orientadora, por lo que el interesado tiene la opción de acogerlos o no.

Cordialmente,

NANCY STELLA CRUZ GALLEGO

Directora

 

NOTAS PIE DE PÁGINA

1 CORTE CONSTITUCIONAL. Sala Séptima de Revisión. Sentencia T-826 de 2003, M.P: Eduardo Montealegre Lynett.

2 CORTE CONSTITUCIONAL. Sala Segunda de Revisión. Sentencia T-756 de 2007, M.P: Manuel José Cepeda Espinosa.

3 CORTE CONSTITUCIONAL. Sala Tercera de Revisión. Sentencia T-301de 1996, M.P: Eduardo Cifuentes Muñoz.

 

 

Fecha de impresión: 17 de agosto de 2016

Preparó: Ernesto Ibáñez

Adaptación a concepto: Angy Gallo - Asesora

Revisó: Doctoras Damaris Lagos - Jefe Grupo y Nancy Stella Cruz Gallego - Directora

Archivo: Reparto de la Dirección 20 de 2015